Sírvase verificar contra lectura

INTERVENCIÓN DEL EMBAJADOR CÉSAR MAYORAL,
REPRESENTANTE PERMANENTE
DE LA REPÚBLICA ARGENTINA ANTE LAS NACIONES UNIDAS,
EN LA 26 SESION DEL COMITÉ DE INFORMACION
27 DE ABRIL DE 2004

Señor Presidente,

Es muy grato para mi delegación verlo presidir esta reunión del vigésimo sexto período de sesiones del comité de información. Mi delegación desea agradecer a usted, y por su intermedio al señor Secretario General Adjunto para la Información Pública y las Comunicaciones, D. Shashi Tharoor, por la presentación realizada y por los informes presentados que sirven de base para el presente debate.

Asimismo, mi delegación se asocia plenamente a lo expresado por la delegación de Qatar, en nombre del Grupo de los 77 y China, como también a la presentación de la delegación del Brasil en nombre de los 19 países del Grupo de Río.

Señor Presidente,

Hacemos uso de la palabra en esta oportunidad para transmitir la posición de la Argentina sobre un tema de gran interés para nuestra región y nuestro país como lo es el futuro de los Centros de Información de las Naciones Unidas.

A este respecto, mi delegación recibió con beneplácito las palabras del señor Secretario General Adjunto Tharoor cuando en su discurso del 27 de octubre de 2003, ante la Cuarta Comisión de la 58° Asamblea General, dijo, al comentar las reformas que se llevaron a cabo en Europa Occidental, que el proceso de regionalización de los centros de Naciones Unidas en el mundo no podía ser, ni sería, un proceso "talle único". Volvimos a escuchar esas palabras en ocasión de la última reunión que el Secretario General Adjunto Tharoor mantuviera con las delegaciones del grupo de los 77 y china y posteriormente en su reunión con el GRULAC.

Señor Presidente,

A comienzos del presente año presentó credenciales la nueva directora del Centro de Informaciones de las Naciones Unidas -CINU- para la Argentina y el Uruguay con sede en la ciudad de Buenos Aires desde el año 1948.

El CINU de la ciudad de Buenos Aires es "la voz" en español del Departamento de Información Pública en el terreno, sensibilizando a un numeroso público y movilizando su apoyo en pro de las Naciones Unidas en el plano local y regional.

El CINU para la Argentina y el Uruguay está ubicado en el centro de la ciudad de Buenos Aires, en un predio de interés turístico y cultural, de fácil acceso y altamente transitado. Este espacio, dentro del centro cultural recoleta, fue cedido gratuitamente por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Gracias a esta generosa colaboración el CINU pudo ampliar sus actividades públicas.

Su biblioteca de consulta está abierta a toda la comunidad. Posee una colección completa de documentos oficiales de Naciones Unidas, siendo la única en Argentina, ya que las bibliotecas depositarias Argentinas y Uruguayas que reciben documentos de Naciones Unidas en Argentina y Uruguay han ido depurando estos documentos históricos por carencia de espacio y por acuerdos de préstamos ínter-bibliotecarios. En su tarea de divulgación sobre la labor y funciones del sistema, el CINU de Argentina y Uruguay coordina y brinda apoyo sustantivo para la organización de los simulacros de sesiones de los órganos de las Naciones Unidas, denominados "modelos ONU", de los cuales participan, en cada ocasión, más de 20 mil alumnos de la República Argentina. También, presta asistencia a periodistas de medios gráficos, radio y televisión para la elaboración de noticias, artículos e informes especiales sobre la labor de la organización de las Naciones Unidas y sus agencias especializadas.

Señor Presidente,

En línea con el creciente interés de nuestro país en fomentar la participación de la sociedad civil y el sector privado en iniciativas globales de las que la Argentina es parte, el CINU para la Argentina y el Uruguay colabora eficazmente en la distribución regular de información de las conferencias, eventos e informes de las Naciones Unidas y de sus agencias especializadas. Asesora a las ONGs en la presentación de oradores y expertos que expongan sobre la labor de la ONU, brinda auspicio cuando la actividad realizada promueve y difunde los principios y propósitos consagrados en la carta de la ONU. Asiduamente, el CINU organiza actos especiales con motivo de las conmemoraciones de la ONU y presta asistencia a las ONGs cuando éstas organizan sus propias actividades sobre temas medulares del quehacer de las Naciones Unidas. El CINU de buenos aires desarrolló también su propia página Web.

Señor Presidente,

Al hablar de racionalización y de costos, hay un dato adicional y muy importante que se deberá tener presente al analizar la conveniencia de mantener abiertos en nuestra región la mayor cantidad de centros de información que la circunstancias permitan. En el caso del CINU de la ciudad de buenos aires, que sirve a la Argentina y el Uruguay, la reciente devaluación de la moneda local permitirá hacer una mejor economía del presupuesto ya asignado para su funcionamiento. En términos económicos, el CINU para la Argentina y el Uruguay es para el presupuesto de las Naciones Unidas sustancialmente más barato de lo que ha sido hasta hace dos años.

Señor Presidente,

Mi delegación, al igual que el Departamento de Información Pública, entiende la importancia que tiene hablarle a la gente en su idioma. Por eso, apoya y fomenta su compromiso con el multilingüismo.

Por esa razón, el gobierno argentino promueve la vinculación de universidades y facultades de traducción con el Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas para que, de manera gratuita, realicen traducciones al español de toda la documentación publicada en las páginas Web del sistema. Si bien el sitio en español de las Naciones Unidas creció en contenido y visitas durante el último año, la cantidad de documentos disponibles en español es muy inferior a la cantidad de documentos contenidos en su análoga del idioma inglés. Creemos que el CINU para la Argentina y el Uruguay, con sede en Buenos Aires, podrá tener un rol central en la coordinación de esta iniciativa que redundará en beneficio de todo el público hispano-parlante.

En este orden queremos también encomiar la tarea de la radio de Naciones Unidas en español y su cuota de éxito en el manifiesto crecimiento de los servicios de radio y televisión de las Naciones Unidas en su conjunto.

Compartimos la idea acerca de encarar los futuros procesos de regionalización teniendo especialmente en cuenta las necesidades específicas de cada región y de cada país, con un estudio diferenciado y flexible. Pero todo ello debe ser objeto de un cuidadoso y prudente análisis que tenga por objeto aumentar la eficiencia de los CINUs existentes para hagan llegar el mensaje de paz de las Naciones Unidas hasta aquellos lugares a los que aún no ha llegado. Para llegar a esta etapa de análisis, nos parece conveniente aguardar a ver los resultados del proceso de regionalización recientemente terminado en Europa Occidental.

No se debe ignorar, señor Presidente, que nuestra región no es igual a Europa Occidental en términos de extensión territorial. Tampoco tiene el mismo nivel de acceso a las nuevas tecnologías. Cualquier cambio que se produzca en el actual esquema de composición de centros de información impactará no sólo en el país sede, sino también en los que no lo son y se benefician de ellos. Nos gustaría empezar a pensar en una futura racionalización una vez que se haya intentado todo lo que esté a nuestro alcance para hacer eficientes a los centros de información de las Naciones Unidas ya existentes.

Muchas gracias.

***