Mensaje del Secretario General para 2019

Este año se cumple el 15º aniversario del sunami del océano Índico, en el que 230.000 personas perdieron trágicamente la vida en 14 países. Desde entonces, ha habido grandes mejoras en los sistemas de alerta temprana, no solo en el océano Pacífico, sino también en el océano Índico, el Caribe, el Atlántico Nordeste y el Mediterráneo, entre otros, gracias a lo cual se han salvado muchas vidas.

Sin embargo, se desprende claramente del aumento en las pérdidas económicas durante los últimos 20 años que aún no hemos captado del todo la importancia de que las infraestructuras esenciales estén protegidas de los desastres. Esto es fundamental para evitar las interrupciones en los importantes servicios públicos durante los sunamis, los terremotos y los fenómenos meteorológicos extremos.

Los riesgos siguen siendo inmensos. Se calcula que 680 millones de personas viven en zonas costeras bajas; en 2050, podrían superar los 1.000 millones. Al mismo tiempo, el aumento del nivel del mar causado por la emergencia climática puede exacerbar aún más el poder destructivo de los sunamis.

La reducción del riesgo será crucial en nuestro empeño por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En el Día Mundial de Concienciación sobre los Sunamis, aliento a los gobiernos, las autoridades locales y el sector de la construcción a que trabajen en pro de un desarrollo en el que se tengan en cuenta los riesgos e inviertan en la resiliencia.

 

António Guterres