Rompiendo los tabúes

Con la intención de acabar con los tabúes acerca de los retretes y convertir el saneamiento en una prioridad de desarrollo mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 19 de noviembre el Día Mundial del Retrete.

La resolución que declara el Día, titulada "Saneamiento para todos" (A/RES/67/291 Documento PDF) fue aprobada el 24 de julio de 2013 y pedía a los Estados Miembros y a las partes interesadas a promover cambios de conducta y la implementación de políticas que aumenten el acceso al saneamiento entre los grupos más desfavorecidos, así como un llamamiento a finalizar la práctica de la defecación al aire libre, que se considera extremamente peligrosa para la salud pública. El saneamiento es también una cuestión básica de dignidad y de seguridad para las mujeres, quienes no deberían exponerse a ser violadas o abusadas debido a la ausencia de retretes que ofrezcan privacidad.

La resolución también reconoce la función de la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales desempeñan en la concienciación sobre este tema. Asimismo, urge a los países a que aborden la cuestión del saneamiento ampliamente, de manera que incluya la promición de la higiene, la provisión de servicios básicos, alcantarillado, depuración y reutilización de las aguas residuales dentro del marco de la gestión de aguas.

El Día Mundial del Retrete ya se venía celebrando por las organizaciones civiles e internacionales por todo el mundo antes de que fuera oficialmente reconocido por las Naciones Unidas en 2013.

Tatuajes de la campaña del 2018.

Tatuajes de la Campaña 2018 del Día Mundial del Retrete (ONU Agua).