ONU Bienvenidos a las Naciones Unidas. Son su mundo.

Día Internacional para la Reducción de los Desastres
13 de octubre

Antecedentes

Los desastres magnifican la difícil situación de las personas con discapacidad

Las personas que viven con discapacidades son a menudo doblemente vulnerables a los desastres, a causa de su discapacidad y porque son más propensos a ser pobres, tienen acceso limitado a la educación, la salud, la vivienda, la alimentación y el trabajo, antes de que ocurra una crisis.

Aunque las personas con discapacidad representan una quinta parte de la población mundial, todavía no tienen una representación significativa en los procesos de planificación para reducir los riesgos de los desastres, ni en la prevención de los desastres o en la construcción de sociedades y comunidades resilientes.

La falta de inclusión y participación en los procesos de reducción del riesgo de los desastres significa que la única contribución de las personas con discapacidad en ayudar a las comunidades a prepararse y responder a los desastres es también a menudo pasada por alto por los planificadores.

Las personas que son ciegas o tienen baja visión pueden ser más eficaces en la búsqueda y rescate en condiciones, en las que es difícil ver. También, de acuerdo a «Handicap International», las personas con discapacidad tienen menos probabilidades de sentir pánico y lesionarse que los que no tienen una discapacidad durante un terremoto (por ejemplo), ya que están acostumbrados a tratar con entornos difíciles todos los días.

Sin embargo, muy poco se está haciendo para cambiar la situación de las personas con discapacidad, la incertidumbre con la que viven y las nuevas amenazas que enfrentan en las situaciones de desastre.

Según los informes de prensa, cuando el terremoto de California en 1994, un hombre fue rechazado de un refugio porque el personal no podía entender el lenguaje de señas.

Las personas con parálisis cerebral fueron ignoradas por los voluntarios del refugio pensaron que estaban drogados, de acuerdo a «Handicap International».

También se informó que, tras el tsunami del Océano Índico de 2004, hubo muchos ejemplos de personas con discapacidad que no pudieron escapar y se ahogaron.

En la residencia «Sambodhi» en Galle, Sri Lanka, sólo 41 de sus 102 habitantes sobrevivieron, muchos de los que murieron eran incapaces de levantarse de la cama o no comprendieron a tiempo sobre la necesidad de escapar.

Actualmente no se hace referencia a la discapacidad en el Marco de Acción de Hyogo

Una conversación mundial sobre la reducción del riesgo de los desastres tiene lugar actualmente. Se sigue el ejemplo del Marco de Acción de Hyogo, el plan de reducción del riesgo de los desastres a nivel mundial, que fue adoptado en 2005 por 10 años (hasta 2015) para aumentar la resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres. El Marco de Acción de Hyogo es el primer plan para explicar, describir y detallar un enfoque de toda la sociedad para reducir las pérdidas y mitigar los efectos de los desastres. Sin embargo, no hace una referencia directa a las personas con discapacidad, a pesar de que explica la necesidad de tener en cuenta la diversidad cultural, la edad y otras causas de la vulnerabilidad en la planificación para la reducción del riesgo de los desastres. También hay muy poca información sobre la discapacidad en la gestión de desastres a nivel local y nacional y en muchos planes de reducción de riesgos en todo el mundo.

Una encuesta realizada el año pasado en Fiji sobre la inclusión de la discapacidad en la preparación para los desastres y la reducción del riesgo encontró que las personas con discapacidad no son consideradas en los procesos de la evacuación por desastres.

El Gerente del Programa del Foro del Pacífico sobre la Discapacidad, Katabwena Tawaka, fue aún más lejos al afirmar que el resumen de los resultados encontró que las personas con discapacidad no eran parte en ninguno de los procesos, antes, durante y después de los desastres.

En 2011, un juez federal dictaminó que la ciudad de Los Ángeles no estaba preparada para satisfacer las necesidades de los discapacitados en el caso de un desastre y son discriminados al no incluirlos en sus planes de preparación para las emergencias. Dándole la razón a los grupos a favor de los derechos de los discapacitados, que demandaron a la ciudad en nombre de unos 800 000 residentes de Los Ángeles que viven con discapacidad, la Magistrada del Tribunal del Distrito de EE.UU., Consuelo B. Marshall, encontró que Los Ángeles no tenía un plan para informar y evacuar a las personas con discapacidad o de proporcionarles el transporte y la vivienda en caso de desastre.

La próxima generación del Marco de Acción de Hyogo

El Día Internacional para la Reducción de Desastres de 2013 es una oportunidad para que las personas con discapacidad sean incluidas y puedan expresarse en las consultas sobre el Marco de Acción de Hyogo posterior a 2015, que comenzó en marzo de 2012. El objetivo es el sucesor del Marco de Acción de Hyogo, que es el producto de las consultas más amplia posible. Todo aquel que se une a la conversación puede ayudar a cambiar la situación actual e influir en el próximo Marco de Acción de Hyogo, que tendría en cuenta las necesidades de las personas que viven con discapacidad en las situaciones de los desastres potenciales.

Sección de Servicios de Internet, Departamento de Información Pública de las Naciones Unidas