Mensaje del Secretario General 2019

Durante el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo nos manifestamos contra la discriminación, celebramos la diversidad de la comunidad mundial y reforzamos nuestro compromiso con la plena inclusión y participación de las personas con autismo. Ayudar a estas personas a alcanzar su pleno potencial es un componente esencial de los esfuerzos que realizamos para cumplir la promesa central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: no dejar a nadie atrás.

La celebración de este año pone de relieve la importancia de que las personas con autismo puedan acceder a tecnologías de apoyo asequibles para llevar una vida independiente y ejercer efectivamente sus derechos humanos básicos. El acceso a esas tecnologías sigue viéndose dificultado en todo el mundo por grandes obstáculos, como su elevado costo, su escasa disponibilidad y el desconocimiento del potencial que atesoran.

Nuestro trabajo en favor de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres debe alcanzar a todas las mujeres y niñas del mundo. Igualmente, nuestros esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible deben dar cumplimiento a la promesa de no dejar a nadie atrás formulada en la Agenda 2030.

El año pasado puse en marcha una estrategia sobre nuevas tecnologías para lograr que las tecnologías nuevas y emergentes estén en consonancia con los valores consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, el derecho internacional y las convenciones de derechos humanos, incluida la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Durante el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo debemos reafirmar nuestro compromiso con esos valores, que incluyen la igualdad, la equidad y la inclusión, y nuestra determinación de promover la plena participación de todas las personas con autismo, asegurándonos de que dispongan de las herramientas necesarias para ejercer sus derechos y libertades fundamentales.

António Guterres