10 de diciembre de 2021

El turismo de montaña es uno de los principales motores económicos en Nepal gracias a las características naturales únicas y la persistente cultura tradicional del país, enriquecida por una población diversa y por las comunidades étnicas de la región del Himalaya. El alcance del desarrollo del turismo de montaña se ha ampliado con la mayor implicación y la participación entusiasta de los habitantes locales en el pleno desarrollo de sus medios de vida. Sin embargo, los interesados locales de las regiones montañosas se han visto envueltos en una crisis ambiental.

Algunos de los peores problemas que aquejan a las regiones montañosas, incluidas las condiciones de hacinamiento, la contaminación acústica y por basuras, afectan directamente a las comunidades locales. El intenso tráfico de visitantes, junto con un consumo importado cada vez mayor, producen unas cantidades apabullantes de desechos y residuos. En las regiones de montaña remotas, la eliminación de residuos se ve dificultada por la falta de transporte, de instalaciones de reciclaje y de apoyo organizativo.

Para preservar nuestras montañas y seguir desarrollando un turismo sostenible, resulta igual de importante gestionar los recursos humanos y naturales, aumentar al máximo el número de visitantes y garantizar su disfrute al tiempo que se reducen al mínimo los efectos negativos en los lugares y se obtienen beneficios para las comunidades locales.

“Las montañas siempre han desempeñado un papel esencial en mi trayectoria en las carreras de montaña” explica Mira Rai, corredora de trail y skyrunning que ha sido nombrada Embajadora de Buena Voluntad de la Alianza para las Montañas de la Organización para la Alimentación y la Agricultura el 11 de diciembre de 2020 durante el Día Internacional de las Montañas. “Sin embargo, también desempeñan un papel esencial en nuestro sistema mundial. Sin estas hermosas montañas y su entorno, simplemente no habría vida”.  La señora Rai también es la fundadora de Mira Rai Initiative (MRI), una organización no gubernamental que respalda y empodera a las aspirantes a corredoras de montaña en Nepal y promueve la carrera de montaña como un deporte de aventura habitual en el país. La MRI gestiona becas, como los programas de intercambio y empoderamiento y Ek Paila Agadi, con el objetivo de mejorar las vidas de las jóvenes nepalesas de orígenes desfavorecidos y marginados a través del entrenamiento atlético, la educación y el desarrollo personal y profesional. Los programas preparan a las niñas para iniciarse en la travesía de montaña y las profesiones relacionadas con el turismo de aventura al ofrecerles capacitación como guías de travesía. 

Para los corredores de montaña, es importante preservar las montañas y los senderos; es importante el cambio climático; y son importantes las montañas, las selvas y las comunidades locales. Un corredor de montaña puede desempeñar un papel importante en la preservación de las montañas y el turismo sostenible, especialmente a través de la sensibilización y la promoción.

“La contaminación, el cambio climático y otras actividades humanas poco sensibles han puesto en peligro [a las montañas] y a todos aquellos que dependen de ellas”, afirma la señora Rai. “Debemos actuar ahora para preservar y proteger nuestras montañas y sus ecosistemas. Si la naturaleza está feliz, todos nosotros estaremos más felices y sanos”.

Reconstruir para mejorar: las regiones de montaña y sus pueblos en la era pos-COVID-19

La travesía de montaña impulsa la economía de Nepal, pero debido a la pandemia de COVID-19, la industria relacionada con este deporte ha perdido los ingresos de tres temporadas, y una cuarta está en aumento. Con la falta de visitantes y las limitaciones a los viajes impuestas en respuesta a la emergencia pandémica, la estabilidad financiera del sector del turismo y la economía del país se encuentran en estado crítico. Todos los hoteles estuvieron cerrados durante un año y medio. Las comunidades locales y el sector servicios, que incluye guías y porteadores para travesías de montaña, se han visto afectados de manera negativa. Sin embargo, el amor de la gente por viajar y el deseo de experimentar aquello a lo que no se han podido dedicar durante la pandemia han ayudado a muchos negocios a resurgir con más fuerza en las zonas en que las tasas de infección por la COVID-19 han disminuido.

Con el repunte de los viajes, la gente está empezando a reconocer el valor del turismo sostenible y ha mostrado su disposición a comprometerse con prácticas más ecológicas, respetuosas con el medio ambiente y favorables a la sociedad. La gente viaja de manera responsable mientras ayuda a sostener el bienestar de los habitantes locales al ofrecer oportunidades de subsistencia a las comunidades sin dañar el entorno natural. El turismo sostenible es el camino que se debe seguir en la era pospandémica, pero existe una urgente necesidad de desarrollar políticas sobre turismo sostenible y una puesta en práctica adecuada, así como iniciativas para promover los principios de conservación entre los turistas en Nepal y otras regiones de montaña de todo el mundo.


Crónica ONU no constituye un registro oficial. Tiene el privilegio de acoger a los altos funcionarios de las Naciones Unidas, así como a distinguidos colaboradores de fuera del sistema de las Naciones Unidas cuyas opiniones no son necesariamente las de las Naciones Unidas. Del mismo modo, las fronteras y los nombres que se muestran y las designaciones utilizadas en los mapas o en los artículos no implican necesariamente un apoyo o una aceptación por parte de las Naciones Unidas.