17 de mayo de 2022

Dos megatendencias están convergiendo de forma exponencial y a escala mundial: el avance tecnológico y el envejecimiento de la población. Este fenómeno presagia cambios considerables en el panorama socioeconómico y en los modelos empresariales transversales.

El envejecimiento es una parte inevitable de la vida que afecta a todo el mundo. Por tanto, resulta esencial fomentar una experiencia de envejecimiento saludable y activo para las generaciones presentes y futuras. Por suerte, estamos envejeciendo en un mundo digital. Contamos con herramientas para vivir más tiempo, mantener vidas activas y más saludables y hacer contribuciones socioeconómicas a la sociedad que nos permiten vivir nuestras vidas de la manera más plena posible.

Los avances tecnológicos han cambiado radicalmente nuestro mundo. El trabajo, la educación, el ocio, la socialización y otras muchas actividades tienen lugar en el espacio digital; por tanto, ¿no querríamos seguir accediendo a todas las ventajas de esta tecnología a medida que nos vamos haciendo mayores? Deberíamos empezar por acabar con la idea equivocada de que los más mayores no utilizan la tecnología, pues muchos están desarrollando grandes destrezas tecnológicas. Para fomentar una cultura del envejecimiento saludable, en la que las personas de edad estén plenamente integradas en la economía digital, resulta vital promover tecnologías digitalmente accesibles y habilidades digitales a medida de las necesidades del envejecimiento. Para implementar esta accesibilidad, resulta crítica la participación de personas que representen a los usuarios finales.

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), si se construyen con los requisitos de accesibilidad digital y un diseño universal en mente, pueden marcar una diferencia fundamental a la hora de crear entornos y comunidades digitales inclusivos y aptos para todas las edades. Mientras los servicios sanitarios son el recurso más desarrollado para los más mayores, muchas otras áreas están subdesarrolladas, como el ocio y el entretenimiento. Las TIC pueden ofrecer un valioso acceso a servicios públicos y privados en línea para comprar productos por Internet en lugar de ir a la tienda, pagar impuestos, realizar transacciones financieras de manera segura desde casa y aprender nuevas habilidades a través de plataformas de aprendizaje electrónico. Las aplicaciones sanitarias y de bienestar permiten a las personas de edad gestionar su salud y mantener su independencia. La tecnología resulta cada vez más esencial para la inclusión social, pues permite a las personas de edad mantener un contacto estrecho con su familia y sus amigos, y esquivar así el aislamiento social y la soledad. Durante la pandemia de COVID-19, hemos visto cómo la tecnología nos ofrecía oportunidades ilimitadas de aprendizaje e interacción a través de aplicaciones innovadoras, como realidad virtual y aumentada, y la inteligencia artificial. La clave del éxito es desarrollar tecnologías centradas en el ser humano que pueda usar la mayor cantidad de gente posible. Haga clic aquí para obtener más información sobre el trabajo de la Unión Internacional de Telecomunicaciones en materia de inclusión digital.

Unas TIC accesibles pueden ayudar a todos a superar muchas barreras relacionadas con la edad debido a limitaciones de visión, audición, destreza y cognición. Algunos ejemplos son los lectores de pantallas o los asistentes virtuales que convierten texto en voz y voz en texto. Todo el mundo utiliza diversas herramientas de accesibilidad, como mensajes de voz, conversores de texto a voz o subtitulado de vídeo, todas ellas impulsadas por tecnología inteligente. Con la mayor transformación digital que se extiende por el mundo tras la pandemia de COVID-19, es más importante que nunca que las oportunidades que ofrecen las TIC estén disponibles y sean asequibles y accesibles de manera igualitaria y equitativa para todo el mundo, independientemente de su edad, género, ubicación o habilidades. Además, las destrezas necesarias para utilizar las tecnologías son esenciales para permitir a todos los usuarios finales que se integren en el mundo digital y para asegurar la inclusión y la participación de todos en las sociedades y las economías digitales. Haga clic aquí para obtener más información sobre accesibilidad de las TIC.

Las personas de edad cada vez dominan mejor el uso de las tecnologías digitales. Congerdesign/Pixabay

Al diseñar formatos accesibles con la universalidad en mente, las TIC pueden ayudar a crear entornos inclusivos y respetuosos con gente de todas las edades que fomenten la vida saludable entre las personas de edad del hoy y del mañana.

Existen muchos desafíos para garantizar que las tecnologías empoderan verdaderamente a las personas de edad que desean estar conectadas, así como para ofrecer soluciones alternativas para aquellos que quieren permanecer desconectados o que no tienen elección. Por suerte, muchas iniciativas desencadenarán un cambio rápido. Se estima que la "economía plateada" representa 15 billones de dólares estadounidenses, y que el mercado global de las tecnologías del cuidado de la tercera edad tiene un valor que supera los 13.000 millones de dólares estadounidenses. Los sectores público y privado reconocen que el envejecimiento demográfico representa una oportunidad atractiva, en particular, para la industria de la tecnología y los servicios digitales.

La Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) estima que la creación de una fuerza de trabajo multigeneracional y unas mayores oportunidades laborales para los trabajadores más mayores podrían incrementar el producto interior bruto per cápita en un 19 % en las próximas tres décadas. Así pues, todas las partes interesadas deben aprovechar las oportunidades que ofrece la revolución digital del envejecimiento.

¿Cómo puede la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y el sistema de las Naciones Unidas respaldar dichos objetivos?

Concienciación

La UIT incluyó en la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (CMSI) la sesión especial dedicada a las personas de edad y las TIC, que se celebró del 2 al 6 de mayo de 2022 y contó con la asistencia de más de 550 participantes de todo el mundo. Este año, el tema del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (17 de mayo de 2022) es "Tecnologías digitales para un envejecimiento saludable".

Uso de plataformas para la colaboración, la defensa y el aprovechamiento de esfuerzos y el camino por seguir

Como resultado de los esfuerzos conjuntos en el marco de la Década de las Naciones Unidas del envejecimiento saludable 2021-2030, hemos aumentado el impacto desarrollando políticas temáticas y documentos de promoción como "Social isolation and loneliness among older people" ("Aislamiento social y soledad en personas de edad"), publicado en colaboración con la Organización Mundial de la Salud y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas. También hemos propiciado eficaces diálogos transversales con líderes y expertos para compartir conocimientos, retos, soluciones y formas de proceder, por ejemplo, durante el Foro del CMSI de 2022 a través de un diálogo de alto nivel entre múltiples partes interesadas.

Los dispositivos digitales pueden ofrecernos a todos, incluidas las personas de edad, las oportunidades de aprender nuevas destrezas y ampliar la interacción social. Kampus Production/Pexels

Pautas y refuerzo de capacidades

La cuestión del envejecimiento en un mundo digital se aborda dentro del trabajo sobre inclusión digital del Sector de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT. Nuestro trabajo abarca la concienciación, el desarrollo de pautas sobre políticas y estrategias, la puesta en común de buenas prácticas y el refuerzo de las capacidades de los miembros y las partes interesadas de la UIT para convertir este desafío en una gran oportunidad. Se desarrollaron dos recursos principales en apoyo de este esfuerzo mundial: el informe sobre Ageing in a Digital World—From Vulnerable to Valuable (Envejecer en un mundo digital: de vulnerables a valiosos) y la formación en línea autoguiada "Las TICs para tener un mejor envejecimiento en el entorno digital", disponible en inglés, francés español. Estos recursos se proporcionan de manera gratuita y en formatos digitalmente accesibles. La colaboración de las Naciones Unidas en la próxima serie de mesas redondas virtuales "Mainstreaming Knowledge on Ageing: Bridging Paths towards Strengthening Protection and Participation" ("Incorporando el conocimiento en el envejecimiento: construyendo puentes hacia el fortalecimiento de la protección y la participación") es otro ejemplo de cómo las Naciones Unidas pueden liderar este esfuerzo global.

El envejecimiento es un privilegio, y envejecer en un mundo digital es una oportunidad. Todo el mundo puede marcar una diferencia con su trabajo, pero solo colaborando podremos crear un cambio y lograr que las personas de edad de hoy y de mañana tengan una vida activa, saludable y feliz.

 

La Crónica ONU  no constituye un registro oficial. Tiene el privilegio de acoger a los altos funcionarios de las Naciones Unidas, así como a distinguidos colaboradores de fuera del sistema de las Naciones Unidas cuyas opiniones no son necesariamente las de las Naciones Unidas. Del mismo modo, las fronteras y los nombres que se muestran y las designaciones utilizadas en los mapas o en los artículos no implican necesariamente un apoyo o una aceptación por parte de las Naciones Unidas.