A medida que se propaga la pandemia de COVID-19, otro virus está infectando nuestras vidas: el de la desinformación.

Millones de personas están expuestas a la peligrosa afirmación de que el coronavirus no existe, o que se ha encontrado una cura milagrosa, o que el virus surgió como resultado de un complot para destruir a la humanidad o para obtener beneficios.

Se ha desatado un tsunami de odio y xenofobia. Se buscan chivos expiatorios y se crea alarmismo.

La "infodemia" prolifera y es potencialmente mortal.

No podemos ceder nuestros espacios virtuales a los que trafican con mentiras, miedo y odio.

La desinformación se propaga a través de internet y de boca en boca persona. Los que fabrican esas mentiras utilizan métodos de producción y distribución inteligentes.

Para contrarrestarla, la comunidad científica y organizaciones como las Naciones Unidas necesitan llegar a la gente con información precisa y fiable.

Por eso hemos puesto en marcha Verificado, una iniciativa para compartir información clara y accesible, consejos basados en hechos e historias que destaquen lo mejor de la humanidad.

A través de Verificado, podemos combatir las mentiras y conspiraciones, con datos científicos y consejos de salud que salven vidas. Los discursos de odio, con solidaridad. La desesperación, con la esperanza. También podemos compartir soluciones para fase de recuperación.

La buena comunicación salva vidas.