La recuperación "verde" en América Latina y el Caribe es posible sin que sean imprescindibles nuevos recursos financieros, sino una mejor estrategia a la hora de invertir, según los resultados de una nueva herramienta que monitorea  las políticas de gasto fiscal relacionadas con el COVID-19 anunciadas por los 33 países de la región.

Una nueva herramienta de seguimiento del gasto de recuperación por la pandemia por COVID-19 muestra que la recuperación ecológica es posible, pero se necesita una mejor inversión.

Esta es la conclusión a la que se ha llegado tras utilizar el rastreador de la recuperación de América Latina y el Caribe, basado en la iniciativa del Observatorio de la Recuperación Global dirigido por el Proyecto de Recuperación Económica de la Universidad de Oxford, y que cuenta con el apoyo de los Programas de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y para el Medio Ambiente (PNUMA).

 

Lea el artículo completo aquí.