Financiación para el desarrollo

Reunión de primavera del ECOSOC con el Banco Mundial, el FMI, la OMC y la UNCTAD

El Consejo Económico y Social en la Sede de las Naciones Unidas. Fototeca de las Naciones Unidas/Eskinder Debebe

A partir de 1998, el Consejo instauró la tradición de reunirse cada año en abril con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a los que se unieron más tarde la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). Estos actos —a menudo denominados «reuniones de primavera» del Consejo— contribuyeron a allanar el camino al éxito de la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo celebrada en marzo de 2002 en Monterrey (México), en cuyo marco se aprobó el Consenso de Monterrey. Durante dicha Conferencia, se asignó al ECOSOC una función primordial en la vigilancia y evaluación del seguimiento del mencionado Consenso.

La reunión anual ha ido intensificando progresivamente la cooperación y el diálogo entre el ECOSOC y las instituciones de Bretton Woods, mediante el fortalecimiento continuo de una alianza en apoyo del logro de los ODM y la aplicación de la agenda mundial para el desarrollo.

Además del debate anual sobre la situación y las perspectivas recientes de la economía mundial, la reunión ha abordado, en los últimos años, otras cuestiones de actualidad, entre otras, las siguientes: la financiación para el desarrollo sostenible; el crecimiento económico y la creación de empleo; el apoyo a las iniciativas de desarrollo de los países menos adelantados (PMA); y la nueva alianza mundial para el desarrollo en el contexto posterior a 2015.

En 2015, la reunión de primavera tuvo lugar los días 20 y 21 de abril en Nueva York y se centró en el tema «Coherencia, coordinación y cooperación en el contexto de la financiación para el desarrollo sostenible y la agenda para el desarrollo después de 2015».