Capi'tulo I

          ASUNTOS QUE REQUIEREN LA ADOPCIo'N DE DECISIONES POR EL CONSEJO
              ECONo'MICO Y SOCIAL O QUE SE HAN SEN~ALADO A SU ATENCIo'N 

                            A.  Proyectos de resolucio'n

1.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al Consejo Econo'mico y Social que apruebe los siguientes proyectos de
resolucio'n:

                             PROYECTO DE RESOLUCIo'N I

                               La mujer palestina*

     El Consejo Econo'mico y Social,

     Habiendo examinado con reconocimiento el informe del Secretario General
sobre la situacio'n de las mujeres palestinas y asistencia que se les
presta1/,

     Recordando las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro para el
adelanto de la mujer2/, en particular el párrafo 260 relativo a las mujeres y
los nin~os palestinos, y la Plataforma de Accio'n de Beijing, adoptada en la
Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer3/;

     Recordando tambie'n su resolucio'n 1995/30, de 25 de julio de 1995, y
otras resoluciones de las Naciones Unidas sobre la cuestio'n,

     Recordando la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra
la mujer4/ en lo que se refiere a la proteccio'n de la poblacio'n civil,

     Acogiendo con beneplácito la firma por la Organizacio'n de Liberacio'n de
Palestina y el Gobierno de Israel, de la Declaracio'n de Principios sobre las
Disposiciones relacionadas con un Gobierno Auto'nomo Provisional5/, en
Washington, D.C. el 13 de septiembre de 1993, asi' como todos los acuerdos
posteriores concertados entre ambas partes, 

     Preocupado por la difi'cil situacio'n que siguen enfrentando las mujeres
palestinas en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusale'n y las
graves repercusiones de las actividades que continúa realizando Israel en
materia de asentamientos ilegales, asi' como las severas condiciones
econo'micas y otras consecuencias que tienen en la situacio'n de las mujeres
palestinas y sus familias el cierre frecuente y el aislamiento del territorio
ocupado.

     *    El examen figura en los párrafos 57 a 61 del capi'tulo II.1.Reconoce
los cambios graduales y positivos que están teniendo lugar como resultado del
cumplimiento de los acuerdos concertados entre ambas partes;


     2.   Reafirma que la ocupacio'n israeli' sigue siendo un obstáculo
importante que se opone al adelanto y la autosuficiencia de la mujer 
palestina y a su integracio'n en la planificacio'n del desarrollo de su
sociedad;

     3.   Exige que Israel, la Potencia ocupante, aplique plenamente las
disposiciones y los principios de la Declaracio'n Universal de Derechos
Humanos6/, los convenios de La Haya7/ y el Convenio de Ginebra sobre la
proteccio'n de personas civiles en tiempo de guerra, de 12 de agosto de 1949
8/, a fin de proteger los derechos de las mujeres palestinas y sus familias;

     4.   Pide a Israel que facilite el retorno de todas las mujeres y nin~os
palestinos refugiados y desplazados a sus hogares y bienes en el territorio
palestino ocupado, en cumplimiento de las resoluciones pertinentes de las
Naciones Unidas;

     5.   Insta a los Estados Miembros, las organizaciones financieras del
sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones no gubernamentales y otras
instituciones pertinentes a que intensifiquen sus esfuerzos por suministrar
asistencia financiera y te'cnica a las mujeres palestinas para la ejecucio'n
de proyectos que satisfagan sus necesidades, en particular durante el peri'odo
de transicio'n;

     6.   Pide a la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer
que siga vigilando la aplicacio'n de las Estrategias de Nairobi orientadas
hacia el futuro para el adelanto de la mujer2, en particular el párrafo 260,
relativo a las mujeres y nin~os palestinos, y la Plataforma de Accio'n de
Beijing3 y que adopte medidas al respecto;

     7.   Pide al Secretario General que siga examinando la situacio'n, que
preste asistencia a las mujeres palestinas por todos los medios posibles y que
presente a la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su
41ž peri'odo de sesiones, un informe sobre los progresos logrados en la
aplicacio'n de la presente resolucio'n.


                             PROYECTO DE RESOLUCIo'N II

           Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer*

     El Consejo Econo'mico y Social,

     Acogiendo con satisfaccio'n los resultados de la Cuarta Conferencia
Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing del 4 al 15 de septiembre de 1995,
y la aprobacio'n de la Plataforma de Accio'n3,

     Teniendo en cuenta las resoluciones del Consejo Econo'mico y Social 11
(II), de 21 de junio de 1946, y 48 (IV), de 29 de marzo de 1947, en las que el
Consejo establecio' la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
Mujer y definio' su mandato, y su resolucio'n 1987/22, de 26 de mayo de 1987,
en la que el Consejo prorrogo' el mandato de la Comisio'n,

     Teniendo presentes las conclusiones convenidas 1995/1, aprobadas por el
Consejo el 28 de julio de 19959/, y la resolucio'n 50/203 de la Asamblea
General, de 22 de diciembre de 1995, sobre el seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer y la plena aplicacio'n de la Declaracio'n y
Plataforma de Accio'n de Beijing, en la que la Asamblea invito' al Consejo
Econo'mico y Social a revisar y reforzar el mandato de la Comisio'n,

     Reconociendo la decisio'n del Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n contra la Mujer de an~adir a sus directrices de presentacio'n
de informes una invitacio'n a los Estados partes a que incluyan en su informe
al Comite' informacio'n sobre las medidas adoptadas para aplicar la Plataforma
de Accio'n, a fin de supervisar eficazmente, en el marco de su mandato, los
derechos garantizados por la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
formas de discriminacio'n contra la mujer,

     *    El examen figura en los párrafos 79 a 82 del capi`tulo II.



                    Marco para el funcionamiento de la Comisio'n

     Recordando que la Asamblea General, en su resolucio'n 50/203, decidio'
que la Asamblea General, el Consejo Econo'mico y Social y la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, de conformidad con sus respectivos
mandatos, con la resolucio'n 48/162 de la Asamblea, de 20 de diciembre de
1993, y con otras resoluciones en la materia, constituyeran un mecanismo
intergubernamental entres planos al que incumbiri'a la funcio'n primordial en
la formulacio'n de la poli'tica y el seguimiento generales y en la
coordinacio'n de la aplicacio'n y supervisio'n de la Plataforma de Accio'n,
reafirmando la necesidad del seguimiento y la aplicacio'n coordinados de los
resultados de las grandes conferencias internacionales en los ámbitos
econo'mico, social y conexos,

     Convencido de que el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer debe realizarse sobre la base de un planteamiento integrado del
adelanto de la mujer y en el marco de la aplicacio'n y el seguimiento
coordinados de los resultados de las principales conferencias internacionales
celebradas en los ámbitos econo'mico, social y otros ámbitos conexos, asi'
como de las funciones generales de la Asamblea General y el Consejo Econo'mico
y Social, 

     1.   Decide que la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
Mujer tenga una funcio'n catalizadora en la integracio'n de una perspectiva de
ge'nero en las poli'ticas y los programas;

     2.   Decide que, una vez que el Comite' Administrativo de Coordinacio'n
establezca el comite' interinstitucional sobre el seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer, e'ste deberá informar a la Comisio'n y al
Consejo Econo'mico y Social de la marcha de sus trabajos, a fin de coordinar
las tareas a nivel de todo el sistema, y que habrá que integrar plenamente una
perspectiva de ge'nero en la labor de todos los grupos de trabajo temáticos
establecidos por el Comite' Administrativo de Coordinacio'n;

     3.   Decide que la Plataforma de Accio'n se lleve a la práctica mediante
la labor de todos los o'rganos y organizaciones del sistema de las Naciones
Unidas durante el peri'odo de 1995 a 2000 y toma nota de que las instituciones
de las Naciones Unidas especialmente dedicadas al adelanto de la mujer, en
particular el Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitacio'n para
la Promocio'n de la Mujer y el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para
la Mujer, tienen en curso la revisio'n de sus programas de trabajo a la luz de
la Plataforma de Accio'n y de la aplicacio'n de e'sta;

     4.   Decide que, habida cuenta de lo importante que han sido siempre las
organizaciones no gubernamentales para el adelanto de la mujer, se aliente a
e'stas a participar en la mayor medida posible en la labor de la Comisio'n y
en el proceso de supervisio'n y aplicacio'n relacionado con la Conferencia, y
pide al Secretario General que adopte las medidas necesarias para que se
aprovechen al máximo los canales de comunicacio'n que existen con las
organizaciones no gubernamentales, a fin de facilitar una participacio'n de
base amplia y la divulgacio'n de informacio'n;

     5.   Decide que, en reconocimiento de la valiosa contribucio'n de las
organizaciones no gubernamentales a la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer, que el Consejo y su Comite' encargado de las Organizaciones no
Gubernamentales examinen lo antes posible las solicitudes presentadas por esas
organizaciones de conformidad con la resolucio'n 1296 (XLIV) del Consejo, de
23 de mayo de 1968, y decide tambie'n que, antes de que se celebre el 41ž
peri'odo de sesiones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
Mujer, el Consejo adopte una decisio'n sobre la participacio'n de las
organizaciones acreditadas en la Conferencia y que hayan solicitado ser
reconocidas como entidades consultivas, en el seguimiento de la Conferencia y
en la labor de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,
sin perjuicio de la labor del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta
encargado de examinar los arreglos establecidos para la celebracio'n de
consultas con las organizaciones no gubernamentales;

     6.   Pide al Secretario General que sen~ale con carácter de urgencia a la
atencio'n de las organizaciones no gubernamentales acreditadas en la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer las disposiciones de la presente
resolucio'n y el procedimiento establecido en virtud de la resolucio'n 1296
(XLIV) del Consejo;


                                        II

                                      Mandato

     1.   Confirma el actual mandato de la Comisio'n de la Condicio'n
Juri'dica y Social de la Mujer, según lo dispuesto en sus resoluciones 11
(II), 48 (IV), y 1987/22, teniendo en cuenta que la Plataforma de Accio'n
refuerza las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro para el 
adelanto de la mujer;

     2.   Decide que la Comisio'n ayude al Consejo Econo'mico y Social en la
supervisio'n, el examen y la evaluacio'n de los progresos alcanzados y de los
problemas que plantee la aplicacio'n de la Declaracio'n y Plataforma de
Accio'n de Beijing a todos los niveles, y asesore al Consejo en la materia;

     3.   Decide que la Comisio'n siga prestando apoyo a la integracio'n de
una perspectiva de ge'nero en las actividades de las Naciones Unidas e
intensificando su funcio'n catalizadora a ese respecto en otras esferas;

     4.   Decide además que la Comisio'n determine las cuestiones cuya
coordinacio'n a nivel de todo el sistema de las Naciones Unidas es necesario
mejorar para ayudar al Consejo a desempen~ar sus funciones de coordinacio'n;

     5.   Decide que la Comisio'n determine las nuevas cuestiones, tendencias
y criterios respecto de los problemas que afectan a la situacio'n de la mujer
o la igualdad entre el hombre y la mujer que es preciso examinar urgentemente 
y con respecto a las cuales hay que formular recomendaciones importantes;

     6.   Decide que la Comisio'n mantenga y fomente el intere's y el apoyo
del público a la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;


                                       III

                                   Documentacio'n

     1.   Pide que todos los documentos de las Naciones Unidas sean concisos,
claros, anali'ticos y oportunos, se centren en las cuestiones pertinentes y
este'n en conformidad con la resolucio'n 1987/24 del Consejo, de 26 de mayo 
de 1987, y las conclusiones convenidas 1995/1, que el Consejo aprobo' el 28 
de julio de 19959; que los informes contengan recomendaciones para la accio'n 
e indiquen las entidades participantes; que los informes se publiquen en todos
los idiomas oficiales, de conformidad con las normas de las Naciones Unidas; 
y que tambie'n se exploren otros me'todos de presentacio'n de informes, como
los informes verbales;

     2.   Pide que los informes pertinentes de las reuniones de los mecanismos
interinstitucionales establecidos por el Secretario General se transmitan para
su informacio'n a la Comisio'n a fin de asegurar la coordinacio'n, la
colaboracio'n y la coherencia en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;

     3.   Decide que las solicitudes de informes del Secretario General se
limiten al mi'nimo estrictamente necesario y que la Secretari'a utilice en la
mayor medida posible la informacio'n y los datos proporcionados por los
gobiernos, evitando la duplicacio'n de las solicitudes a los gobiernos de esa
informacio'n;

     4.   Decide tambie'n que se estimule la presentacio'n voluntaria de
informacio'n nacional, por ejemplo planes de accio'n nacionales e informes
nacionales de los gobiernos;

     5.   Pide que se elaboren los siguientes informes en relacio'n con el 
tema 3 del programa que figura en el párrafo 3 de la seccio'n IV de la
presente resolucio'n, titulado "Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial
sobre la Mujer", teniendo en cuenta la necesidad de promover la presentacio'n
integrada de informes:

     a)   Informe del Secretario General sobre las medidas adoptadas y los
progresos logrados en la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en las
organizaciones del sistema de las Naciones Unidas (anual);

     b)   Informe anali'tico del Secretario General sobre las cuestiones
temáticas que tiene ante si' la Comisio'n, de conformidad con el programa de
trabajo multianual, en que se incluyan, en la medida de lo posible, los
avances logrados en la ejecucio'n en el plano nacional, sobre la base de 
los datos y las estadi'sticas disponibles (anual);

     c)   Informe sobre las nuevas cuestiones en relacio'n con el tema 3 b)
del programa que figura en el párrafo 3 de la seccio'n IV de la presente
resolucio'n, cuando corresponda, a solicitud de la Comisio'n o de su Mesa;

     d)   Informe sinte'tico sobre los planes de ejecucio'n de los gobiernos y
del sistema de las Naciones Unidas, basado, entre otras cosas, en los planes
de accio'n nacionales y en otras fuentes de informacio'n de que se disponga en
el sistema de las Naciones Unidas (en 1998);

     e)   Examen de mitad de peri'odo del plan de mediano plazo para todo el
sistema para el adelanto de la mujer, 1996-2001 (en 1998);

     f)   Informe sobre la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n, sobre la
base de los informes nacionales, teniendo en cuenta las Estrategias de Nairobi
orientadas hacia el futuro para el adelanto de la mujer (en el an~o 2000);


                                        IV

            Programa de trabajo de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica
                               y Social de la Mujer

     1.   Adopta un programa de trabajo multianual con un criterio centrado y
temático, que culminará en un examen y evaluacio'n quinquenales de la
Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer; el
programa de trabajo, entre otras cosas, proporcionará un marco para evaluar
los progresos logrados en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n y será
coherente con el seguimiento coordinado de las conferencias;

     2.   Decide que la labor de la Comisio'n en relacio'n con el programa de
trabajo estará estrechamente relacionada con las disposiciones pertinentes de
la Plataforma de Accio'n, con miras a asegurar la aplicacio'n eficaz de la
Plataforma de Accio'n;

     3.   Decide que el programa de la Comisio'n sea el siguiente:

     1.   Eleccio'n de la Mesa.

     2.   Aprobacio'n del programa y otras cuestiones de organizacio'n.

     3.   Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer:

          a)   Examen de la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en
               las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas;

          b)   Nuevas cuestiones, tendencias y criterios respecto de los
               problemas que afectan la situacio'n de la mujer o la igualdad
               entre el hombre y la mujer;

          c)   Puesta en práctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las
               esferas de especial preocupacio'n.

     4.   Comunicaciones relativas a la condicio'n juri'dica y social de la
mujer.

     5.   Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer, inclusive la elaboracio'n de un proyecto 
de protocolo facultativo de la Convencio'n.

     6.   Programa provisional del 42ž peri'odo de sesiones de la Comisio'n.

     7.   Aprobacio'n del informe de la Comisio'n sobre su 41ž peri'odo de
          sesiones.

     4.   Aprueba, habida cuenta de la necesidad de un programa de trabajo
multianual centrado y temático respecto de los sectores de principal
preocupacio'n y teniendo en cuenta que esos sectores de principal
preocupacio'n están interrelacionados y son interdependientes, el siguiente
calendario:

     1997    Educacio'n y capacitacio'n de la mujer (Plataforma de Accio'n,
             capi'tulo IV.B)

             La mujer y la economi'a (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.F)

             La mujer en el ejercicio del poder y la adopcio'n de decisiones
             (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.G)

             La mujer y el medio ambiente (Plataforma de Accio'n, capi'tulo
             IV.K)

     1998    La violencia contra la mujer (Plataforma de Accio'n, capi'tulo 
             IV.D)

             La mujer y los conflictos armados (Plataforma de Accio'n,
             capi'tulo IV.E)

             Los derechos humanos de la mujer (Plataforma de Accio'n,
             capi'tulo IV.I)

             La nin~a (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.L)

     1999    La mujer y la salud (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.C)

             Mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer
             (Plataforma de Accio'n, capi'tulo IV.H)

             Iniciacio'n del examen y la evaluacio'n amplios de la aplicacio'n
             de la Plataforma de Accio'n

     2000    Examen y evaluacio'n quinquenales amplios de la aplicacio'n de la
             Plataforma de Accio'n

             Nuevas cuestiones


                                         V

                                Dimensio'n regional

     Recordando el papel importante desempen~ado por las conferencias
preparatorias regionales en los preparativos de la Cuarta Conferencia Mundial
sobre la Mujer y que en ellas se aprobaron planes y programas que fueron
fundamentales para elaborar la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de
Beijing,

     1.   Recomienda que el seguimiento y la supervisio'n en el plano regional
de las plataformas y programas de accio'n regionales deben ser utilizados en
el
examen y evaluacio'n de la Declaracio'n y la Plataforma de Accio'n de Beijing;

     2.   Recomienda tambie'n que el Consejo considere el modo mejor de
integrar los trabajos de las comisiones regionales en la supervisio'n y el
seguimiento generales de la Plataforma de Accio'n.


                             B.  Proyectos de decisio'n

2.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al Consejo Econo'mico y Social la aprobacio'n de los siguientes proyectos de
decisio'n:

                              PROYECTO DE DECISIo'N I

Renovacio'n del mandato del Grupo de Trabajo de composicio'n
abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo    
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas
las formas de discriminacio'n contra la mujer*

     El Consejo Econo'mico y Social decide:

     a)   Renovar el mandato del Grupo de Trabajo de composicio'n abierta
encargado de elaborar un proyecto de protocolo facultativo de la Convencio'n
sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n contra la mujer,
a fin de que pueda continuar su labor, teniendo en cuenta los informes que se
presenten en cumplimiento de la resolucio'n 40/8 de la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, de conformidad con lo dispuesto en
la resolucio'n 1995/29 del Consejo, de 24 de julio de 1995;

     b)   Autorizar al Grupo de Trabajo a que, dentro del li'mite de los
recursos con que cuentan las Naciones Unidas, celebre reuniones paralelas 
a las de la Comisio'n, en su 41ž peri'odo de sesiones;

     c)   Invitar a un representante del Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n Contra la Mujer a que participe en dichas reuniones en calidad
de especialista.


                              PROYECTO DE DECISIo'N II

          Informe de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la
          Mujer sobre su 40ž peri'odo de sesiones y programa provisional y
          documentacio'n para el 41ž peri'odo de sesiones de la Comisio'n

     El Consejo Econo'mico y Social toma nota del informe de la Comisio'n de
la condicio'n Juri'dica y social de la Mujer sobre su 40ž peri'odo de sesiones
y aprueba el programa provisional y la documentacio'n para el 41ž peri'odo de
sesiones de la Comisio'n que figuran a continuacio'n:

     1.   Eleccio'n de la Mesa.

     2.   Aprobacio'n del programa y otras cuestiones de organizacio'n.

     3.   Seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer:

          a)   Examen de la incorporacio'n de una perspectiva de ge'nero en   

               las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas;

               Documentacio'n

               Informe del Secretario General sobre las medidas adoptadas y
               los progresos alcanzados en la incorporacio'n de una 
               perspectiva de ge'nero dentro del sistema de las Naciones
               Unidas

     *    El examen figura en el capi'tulo IV.


          b)   Nuevas cuestiones, tendencia y nuevos enfoques de los problemas
               que afectan a la situacio'n de la mujer o a la igualdad entre
               hombres y mujeres;

               Documentacio'n

               Informe del Secretario General sobre las nuevas cuestiones,
               según sea del caso, a peticio'n de la Comisio'n o de su Mesa

          c)   Puesta en práctica de objetivos estrate'gicos y medidas en las
               esferas de especial preocupacio'n;

               Documentacio'n

               Informe anali'tico del Secretario General sobre las cuestiones
               temáticas que la Comisio'n tiene ante si', de conformidad con
el
               programa de trabajo multianual, incluido, en la medida de lo
               posible, el progreso realizado en la aplicacio'n nacional,
               sobre la base de datos y estadi'sticas disponibles

     4.   Comunicaciones relativas a la condicio'n juri'dica y social de la
mujer.

               Documentacio'n

               Lista confidencial y lista no confidencial de comunicaciones
               relativas a la condicio'n juri'dica y social de la mujer

     5.   La Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer, incluida la elaboracio'n de un proyecto
de protocolo facultativo de la Convencio'n.

          Documentacio'n

          Informe del Secretario General en el que figuren opiniones
          adicionales de gobiernos, organizaciones intergubernamentales 
          y organizaciones no gubernamentales respecto de un protocolo
          facultativo de la Convencio'n, asi' como un resumen comparativo 
          de comunicaciones y proyectos y prácticas de investigacio'n
          existentes en virtud de instrumentos internacionales de derechos
          humanos y de la Carta de las Naciones Unidas

     6.   Programa provisional para el 42ž peri'odo de sesiones de la
Comisio'n.

     7.   Aprobacio'n del informe de la Comisio'n sobre su 41ž peri'odo de
     sesiones.


              C.  Cuestiones que se sen~alan a la atencio'n del Consejo

                            1.  Conclusiones convenidas

3.   Se sen~alan a la atencio'n del Consejo las siguientes conclusiones
convenidas adoptadas por la Comisio'n:


Conclusiones convenidas 1996/1.  Me'todos de trabajo para la 
                                 aplicacio'n de la Plataforma
                                 de Accio'n aprobada por la  
                                 Cuarta Conferencia Mundial 
                                 sobre la Mujer*            

1.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer aprobo' las
conclusiones en relacio'n con sus me'todos de trabajo que se exponen
seguidamente.

2.   La Comisio'n considera que podri'a mejorar su eficiencia y su eficacia
aplicando me'todos de trabajo innovadores, que incluyeran el invitar a
expertos para que participaran en el debate sustantivo de determinadas
cuestiones, como parte de la labor ordinaria de la Comisio'n.

3.   La utilizacio'n de estos me'todos innovadores debe entenderse como un
proceso que abarca no so'lo los peri'odos de sesiones de la Comisio'n sino
tambie'n la organizacio'n de sus trabajos.  Es preciso alentar una amplia
participacio'n en el proceso preparatorio de cada peri'odo de sesiones de 
a Comisio'n.  Asimismo, deberi'a alentarse y consolidarse la práctica de
convocar perio'dicamente a reuniones de la Mesa de la Comisio'n en las 
que pudieran participar todos los Estados interesados.

4.   La documentacio'n relativa a cada tema deberi'a estar disponible en todos
los idiomas oficiales con suficiente antelacio'n como para asegurar una
participacio'n amplia y activa en las deliberaciones.

5.   Se espera que la práctica de invitar a expertos permita ocuparse
efectivamente de las esferas de especial preocupacio'n definidas en la
Plataforma de Accio'n de Beijing y que contribuya al seguimiento eficaz 
de la Conferencia. Deberi'an seleccionarse expertos en las disciplinas
correspondientes a las esferas de especial preocupacio'n, teniendo en 
cuenta una distribucio'n geográfica equitativa y la participacio'n de las
organizaciones no gubernamentales.

6.   Deberi'an constituirse grupos de expertos que incluyeran a expertos
nombrados por el Secretario General, expertos que trabajaran dentro del
sistema de las Naciones Unidas y a expertos de los gobiernos y de la sociedad
civil.

7.   Entre peri'odos de sesiones la Mesa de la Comisio'n deberi'a seleccionar
a los expertos y decidir acerca de la composicio'n de los grupos y del tiempo 
que se reservará para los diálogos teniendo en cuenta las propuestas de la
Secretari'a de las Naciones Unidas.  La Secretari'a deberi'a elaborar una
lista de candidatos para los grupos sobre la base de las recomendaciones
hechas por los Estados y la sociedad civil.  La Mesa deberi'a convocar a
reuniones en las que pudieran tomar parte todos los Estados interesados,
asegurando asi' una participacio'n amplia.

8.   Deberi'an reservarse reuniones para dialogar con las organizaciones del
sistema de las Naciones Unidas y la sociedad civil y con las delegaciones de
los gobiernos; y deberi'a dedicarse tiempo suficiente al diálogo
intergubernamental.

9.   Los resultados del diálogo deberi'an reflejarse normalmente en
conclusiones convenidas, concisas y orientadas hacia la práctica que se
transmitiri'an al Consejo Econo'mico y Social mediante una decisio'n de la
Comisio'n.  Tambie'n deberi'an incluir recomendaciones de poli'tica y
determinar las cuestiones de coordinacio'n de las que tendri'a que ocuparse 
el Consejo.

10.  A fin de fortalecer su capacidad para actuar como catalizador en apoyo de
la incorporacio'n de una perspectiva basada en el ge'nero en la labor del
sistema de las Naciones Unidas, determinar las nuevas cuestiones, tendencias y
enfoques que afectan a la situacio'n de la mujer o a la igualdad entre el
hombre y la mujer, y examinar y evaluar los progresos alcanzados y los
problemas planteados en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n, en las
esferas de especial preocupacio'n, la Comisio'n:

     *    El examen figura en el capi'tulo II, párrs. 70 a 78.


    a)    Deberi'a fortalecer su cooperacio'n con otros o'rganos competentes
del sistema de las Naciones Unidas, entre ellos otras comisiones orgánicas y
sus respectivas secretari'as;

     b)   Deberi'a vigilar la marcha del plan de mediano plazo a nivel de todo
el sistema para el adelanto de la mujer;

     c)   Deberi'a poner a disposicio'n de otras comisiones orgánicas,
o'rganos integrados por expertos y mecanismos pertinentes de las Naciones
Unidas, por conducto del Consejo Econo'mico y Social, los documentos que
procediera, a fin de coadyuvar a la incorporacio'n de una perspectiva basada
en el ge'nero en su labor;

     d)   Toma nota, teniendo en cuenta el papel que desempen~a el Consejo
Econo'mico y Social en la coordinacio'n global, de que el diálogo cada vez más
frecuente entre la Mesa de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de
la Mujer y el Consejo Econo'mico y Social, los presidentes y las secretari'as,
según sea el caso, de las demás comisiones orgánicas, otros o'rganos
subsidiarios y o'rganos conexos, en particular las juntas ejecutivas
interesadas, ayudari'a a precisar las cuestiones que podri'an examinarse en
relacio'n con el tema del programa que se refiere a las nuevas cuestiones y
tendencias;

     e)   Alienta a que se presente voluntariamente informacio'n nacional y
sugiere que e'sta verse sobre las cuestiones prioritarias que haya
seleccionado la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer para
su programa de trabajo, teniendo en cuenta que los gobiernos han de elaborar
estrategias amplias de ejecucio'n o planes de accio'n nacionales, que abarquen
objetivos a cumplir en plazos determinados y puntos de referencia respecto de
la vigilancia, a fin de aplicar plenamente las medidas enunciadas en la
Plataforma de Accio'n;

     f)   Alienta a los Estados a que presenten antes del an~o 2000 informes
nacionales para el examen y la evaluacio'n amplios y quinquenales de la
aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n en el an~o 2000.


Conclusiones convenidas 1996/2.  La mujer y los medios 
                                 de informacio'n*       

1.   En la Plataforma de Accio'n de Beijing se determino' que el tema de la
mujer y los medios de informacio'n era una de las 12 esferas de especial
preocupacio'n.  Como se declaro' en la Plataforma de Accio'n de Beijing, los
estereotipos del ge'nero que se presentan en la publicidad y en los medios de
difusio'n constituyen uno de los factores de desigualdad que influyen en la
actitud con respecto a la igualdad entre hombres y mujeres.  Mediante una
serie de diálogos sobre el tema celebrados durante su 40ž peri'odo de
sesiones, la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer
examino' las medidas que se han de utilizar para aumentar la participacio'n y
el acceso de la mujer a la expresio'n y adopcio'n de decisiones en los medios
de difusio'n y las nuevas tecnologi'as de comunicacio'n asi' como por
intermedio de e'stos.  Existe la posibilidad de que los medios de difusio'n
aporten una contribucio'n notable al adelanto de la mujer en todos los
frentes.  Las conclusiones surgidas del diálogo de la Comisio'n contienen
propuestas para la aplicacio'n provechosa de los objetivos estrate'gicos y
medidas de la Plataforma de Accio'n y tienen en
cuenta la importancia de aplicar todos los elementos de la Plataforma.


     *    El examen figura en el capi'tulo II, párrs. 89 a 91.

A.  Respeto de los derechos humanos de la mujer, incluida 
la libertad de expresio'n, y los medios de difusio'n

2.   La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer reconfirmo'
la importancia que asigna a los principios de la libertad de expresio'n y de
la libertad de prensa y otros medios de comunicacio'n.  La Comisio'n delibero'
sobre la libertad de expresio'n desde una perspectiva del ge'nero, en
particular en lo concerniente al pleno goce de la libertad de expresio'n y de
la igualdad de acceso a los medios de difusio'n por parte de la mujer y de las
presentaciones equilibradas y diversas de la mujer y de sus múltiples
funciones por parte de los medios asi' como sobre la informacio'n de los
medios destinada a eliminar todas las formas de violencia contra la mujer.  El
respeto de los derechos humanos de la mujer, incluida la libertad de
expresio'n, es un principio fundamental de la comunidad internacional.  En tal
sentido, tambie'n se expreso' preocupacio'n por la discriminacio'n, las
amenazas y los actos de violencia contra las mujeres profesionales en la
esfera de la informacio'n, incluidas las mujeres periodistas.  A fin de lograr
el objetivo de la plena realizacio'n de los derechos humanos de la mujer,
incluida la libertad de expresio'n, se han de aplicar los instrumentos de
derechos humanos de manera tal que tomen más claramente en cuenta la
naturaleza sistemática y siste'mica de la discriminacio'n contra la mujer,
como lo indica claramente el análisis de ge'nero.

3.   Los organismos pertinentes de las Naciones Unidas, incluida la Comisio'n
de Derechos Humanos y sus mecanismos y procedimientos, el Comite' para la
Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer y o'rganos de expertos
independientes, deberi'an, dentro de sus mandatos, seguir examinando las
violaciones de los derechos humanos de la mujer, incluida la libertad de
opinio'n y la libertad de expresio'n, desde una perspectiva del ge'nero, en
cooperacio'n con la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,
tambie'n dentro de su mandato.


B.  Autorregulacio'n, directrices voluntarias y capacidades
    de respuesta de la sociedad civil                     

4.   En la Plataforma de Accio'n se dice que habri'a que fomentar la
elaboracio'n de mecanismos de autorregulacio'n por parte de los medios de
difusio'n y, en la medida en que ello no atente contra la libertad de
expresio'n, e'stos deberi'an incluir la elaboracio'n de directrices
profesionales y co'digos de conducta y otras formas de autorregulacio'n para
eliminar la programacio'n con sesgo de ge'nero y promover la presentacio'n de
ima'genes no estereotipadas de la mujer y la representacio'n diversa y
equilibrada de las mujeres y los hombres.

5.   En el contexto de la capacidad de respuesta de la sociedad civil, habri'a
que crear mecanismos de autorregulacio'n para las industrias del sector
público y del sector privado dentro de un marco de vigilancia, de toma de
conciencia y de educacio'n y establecer medios aptos y eficaces para la
presentacio'n de denuncias.  Esas medidas de autorregulacio'n y directrices
voluntarias se deberi'an establecer mediante un proceso de diálogo con los
profesionales de los medios de difusio'n y no mediante la coercio'n.

6.   Con respecto a la presentacio'n de la violencia en los medios de
difusio'n, los gobiernos y otros elementos pertinentes deberi'an tomar
medidas, según conviniera, para destacar la importancia del papel que
desempen~an los medios de difusio'n en la promocio'n de ima'genes no
estereotipadas de las mujeres y los hombres, y para eliminar las modalidades
de presentacio'n de los medios de difusio'n que generan violencia; para
alentar a los responsables del contenido de los medios de difusio'n a
establecer directrices profesionales voluntarias y co'digos de conducta, y
tambie'n para destacar la influencia de los medios de difusio'n en lo que
respecta a informar y educar a la poblacio'n sobre las causas y los efectos de
la violencia contra la mujer.

7.   Las siguientes iniciativas son algunas de las que se podri'an adoptar,
según proceda, en la medida en que ello no atente contra la libertad de
expresio'n:

     a)   Alentar a los medios de difusio'n a participar en debates
internacionales, incluido el intercambio de informacio'n y de las mejores
prácticas relativas a las directrices voluntarias sobre una representacio'n
equilibrada del ge'nero de las mujeres y los hombres.  Habri'a que prestar
especial atencio'n a la proliferacio'n de las comunicaciones transfronterizas
y mundiales;

     b)   Apoyar y alentar la igualdad de participacio'n de la mujer en la
gestio'n, programacio'n, educacio'n, capacitacio'n e investigaciones,
inclusive mediante medidas positivas y poli'ticas de igualdad de
oportunidades, con el objeto de lograr un equilibrio de los ge'neros en todas
las esferas y en todos los niveles de la labor de los medios de difusio'n,
asi' como en los o'rganos de los medios de difusio'n encargados de
asesoramiento, reglamentacio'n y vigilancia.


C.  El importante papel de los medios de informacio'n educativos

8.   La educacio'n a trave's de los medios de informacio'n mediante, por
ejemplo, cursos prácticos y sesiones de capacitacio'n, es un modo eficaz de
crear una percepcio'n más clara de la presentacio'n de estereotipos de los
ge'neros y de cuestiones de igualdad en el público en general, el gobierno,
las industrias y los profesionales de los medios de comunicacio'n.

9.   En los pai'ses en que sectores importantes de la poblacio'n, incluidas
muchas mujeres, son analfabetos o lo son con respecto a los medios de
informacio'n, los gobiernos deberi'an apoyar el objetivo de dar la educacio'n
y capacitacio'n apropiadas.

10.  La sociedad civil en general tiene un importante papel que desempen~ar ya
que puede ejercer su influencia sobre el contenido de los medios de
informacio'n y la presentacio'n de estereotipos mediante medidas del
consumidor y de defensa de sus intereses asi' como mediante diferentes tipos
de vigilancia de los medios de informacio'n.

11.  En el plano internacional, el intercambio de experiencias nacionales
sobre la educacio'n de los medios de informacio'n y otras medidas pueden
beneficiar a legisladores, autoridades nacionales de radiodifusio'n y
profesionales de los medios de comunicacio'n.


                    D.  Creacio'n de un medio ambiente propicio

12.  La creacio'n de un medio ambiente positivo es una condicio'n para
promover medidas destinadas a lograr una representacio'n equilibrada de las
mujeres y las nin~as.  Habri'a que promover cambios que creen un ambiente
propicio a tal fin y no tratar de lograr ese objetivo mediante la simple
aplicacio'n de recetas.  Las investigaciones constantes, incluida la creacio'n
de indicadores y de mecanismos de vigilancia, son un elemento importante para
evaluar los adelantos.

13.  Tambie'n habri'a que crear un clima propicio para los medios de difusio'n
de la mujer, inclusive en el plano internacional, como el "Womenwatch", una
pa'gina de la red mundial informática que enlaza a las Naciones Unidas y a sus
actividades en la esfera de la mujer con organizaciones no gubernamentales,
medios acade'micos y otros usuarios de Internet.  Habri'a que reconocer y
destacar el papel esencial de las organizaciones no gubernamentales en la
educacio'n, la investigacio'n, la defensa de los intereses del consumidor y la
vigilancia en los medios de difusio'n.

14.  Convendri'a alentar a las redes de los medios de difusio'n a que se
comprometieran o a que fortalecieran su compromiso de respetar la igualdad de
los ge'neros.  Se deberi'a alentar a los medios de difusio'n públicos, cuando
existen, a dar el ejemplo a los medios de difusio'n privados mediante su
adhesio'n y contribucio'n al adelanto de la mujer.

15.  Los gobiernos deberi'an apoyar las investigaciones sobre todos los
aspectos del tema de la mujer y los medios de difusio'n a fin de definir las
esferas que necesitan atencio'n y nuevas medidas, y deberi'an revisar las
poli'ticas vigentes de los medios de difusio'n con miras a integrar una
perspectiva del ge'nero.

16.  En la medida en que ello no atente contra la libertad de expresio'n, los
gobiernos deberi'an adoptar medidas eficaces o establecer dichas medidas,
incluida la legislacio'n apropiada, contra la pornografi'a y la proyeccio'n de
violencia contra la mujer y los nin~os en los medios de difusio'n.


                    E.  La mujer y las comunicaciones mundiales

17.  Los adelantos en la tecnologi'a de la informacio'n han abierto las
fronteras.  Es necesario fortalecer el papel de la mujer en las redes
mundiales de comunicacio'n.  Habri'a que reducir los obstáculos que dificultan
la utilizacio'n de dicha tecnologi'a y la participacio'n de la mujer en todos
los niveles de su desarrollo.


     Conclusiones convenidas 1996/3.  El cuidado del nin~o y otras personas
     a cargo, incluida la distribucio'n de
     las obligaciones familiares*

1.   Las cuestiones relativas al cuidado de los nin~os y otras personas a
cargo, las tareas y obligaciones familiares y el trabajo no remunerado deben
tenerse plenamente en cuenta en la integracio'n de los aspectos relativos al
ge'nero, en los análisis de ge'nero y en las demás metodologi'as pertinentes
utilizadas para promover la igualdad entre la mujer y el hombre.

2.   Seguidamente, se exponen las principales medidas propuestas para aligerar
la carga de las obligaciones familiares de las mujeres y para que esas
obligaciones se compartan.


     *    El examen figura en los párrafos 92 a 95 del capi'tulo II.
                             A.  Reconocer los cambios

3.   Las transformaciones econo'micas, sociales y demográficas - en
particular, la participacio'n cada vez mayor de la mujer en la vida econo'mica
y social, la evolucio'n de las estructuras familiares, la feminizacio'n de la
pobreza y su vinculacio'n con el trabajo no remunerado - y su efecto sobre la
capacidad de las familias para asegurar el sustento de los nin~os y otras
personas a cargo, asi' como sobre la distribucio'n de las obligaciones
familiares, incluidas las tareas dome'sticas, constituyen una cuestio'n que
afecta no so'lo a las mujeres sino a la sociedad en su conjunto.

4.   Como se ha sen~alado en los primeros planes y estrategias establecidos en
el plano nacional para la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n de Beijing,
la distribucio'n de las obligaciones familiares y su compatibilizacio'n con la
vida profesional deben constituir un objetivo prioritario.


          B.  Ampliar el papel del hombre en las obligaciones familiares

5.   Las obligaciones familiares incumben tanto al hombre como a la mujer.  Si
el hombre asumiera un mayor número de obligaciones familiares, incluidas las
tareas dome'sticas y el cuidado de los hijos y otras personas a cargo,
aumentari'a el bienestar de los nin~os, de las mujeres y de los propios
hombres. Aunque sea lento y difi'cil, ese cambio de actitud es indispensable.

6.   El cambio de actitud, que exige una evolucio'n de la mentalidad, puede
ser propiciado por los gobiernos, en particular mediante la educacio'n y la
promocio'n de un acceso más amplio del hombre a actividades tradicionalmente
consideradas femeninas.


                   C.  Cambiar las actitudes y los estereotipos

7.   Es importante cambiar las actitudes respecto de la situacio'n del trabajo
no remunerado y de los papeles que corresponden a la mujer y el hombre en la
familia, la comunidad, el lugar de trabajo y la sociedad en general.  Las
medidas que se adopten con ese fin deberán estar dirigidas tanto a la mujer
como al hombre, y a las distintas generaciones, haciendo particular hincapie'
en los adolescentes.

8.   Esas medidas deberi'an incluir el reconocimiento de la importancia social
y econo'mica del trabajo no remunerado y tener por objetivo la eliminacio'n de
la discriminacio'n en el mercado laboral mediante, en particular, la
promulgacio'n y aplicacio'n de leyes en las cuales se consagre el principio de
la igualdad de remuneracio'n de mujeres y hombres por un trabajo igual o de
igual valor.

9.   Es preciso reconocer la funcio'n indispensable del sistema educativo para
cambiar la forma en que se perciben los papeles respectivos de las nin~as y
los nin~os, en particular en la escuela primaria.  Para promover el cambio, es
importante la funcio'n de los mecanismos nacionales y de las organizaciones no
gubernamentales.


                          D.  Adaptar el sistema juri'dico

10.  Es necesario establecer un nuevo equilibrio en la distribucio'n de las
obligaciones familiares entre hombres y mujeres e informarles acerca de las
normas vigentes, por medio de la legislacio'n u otras medidas adecuadas.

11.  La compatibilizacio'n de las obligaciones laborales y familiares y la
formulacio'n de un marco juri'dico que garantice el cuidado de los nin~os y de
las personas a cargo (en particular las personas de edad y con discapacidad)
debe ser favorecida por la sociedad en su conjunto, incluidos los distintos
agentes sociales y los gobiernos.  Ellos deben ser los principales agentes del
cambio.

12.  Es necesario:

     a)   Promulgar y aplicar leyes y otras normas para prohibir todas las
formas de discriminacio'n directa o indirecta fundadas en el sexo o en la
situacio'n matrimonial, incluso mediante referencias a las obligaciones
familiares;

     b)   Promulgar leyes relativas a la licencia de maternidad;

     c)   Promover medidas legislativas, incentivos y/o medidas que permitan a
los hombres y a las mujeres tomar licencias de maternidad o paternidad y
beneficiarse de las prestaciones sociales.  Esas medidas deberi'an proteger a
los trabajadores y las trabajadoras contra los despidos y garantizarles el
derecho a reintegrarse al empleo en un puesto equivalente;

     d)   Propiciar condiciones y una organizacio'n del trabajo que permitan a
las mujeres y los hombres compatibilizar su vida familiar y profesional, en
particular, mediante la flexibilizacio'n del horario de trabajo para las
mujeres y para los hombres;

     e)   Eliminar las diferencias de remuneracio'n entre mujeres y hombres
por un trabajo igual o de igual valor.  Favorecer el desarrollo de me'todos no
discriminatorios de evaluacio'n del trabajo y su inclusio'n en las
negociaciones salariales;

     f)   Promover activamente la ratificacio'n de tratados internacionales y
regionales de derechos humanos, su aplicacio'n y la adhesio'n de los Estados a
esos instrumentos;

     g)   Ratificar la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas
de
discriminacio'n contra la mujer, adherirse a ella y velar por su aplicacio'n a
fin de alcanzar su ratificacio'n universal para el an~o 2000;

     h)   Velar por la aplicacio'n de leyes y directrices y fomentar la
aprobacio'n de co'digos de conducta voluntarios que permitan garantizar que
las
normas internacionales de trabajo, como la Convencio'n No. 100 de la
Organizacio'n Internacional del Trabajo relativa a la igualdad de
remuneracio'n
entre hombres y mujeres por trabajo igual de valor igual, se apliquen tanto a
las trabajadoras como a los trabajadores;

     i)   Alentar la participacio'n de las mujeres en las instancias en que se
negocian las condiciones de trabajo.  A ese respecto cabe sen~alar la
relacio'n
que existe entre el porcentaje de mujeres que participa en las negociaciones
sobre las condiciones de trabajo y la importancia que se asigna a ese
problema;

     j)   Alentar a que se tengan en cuenta en los regi'menes de seguridad
social los peri'odos dedicados por los trabajadores y las trabajadoras al
cuidado de los nin~os y otras personas a cargo.


E.  Adoptar y promover una poli'tica de apoyo a la familia y alentar
a las mujeres y los hombres a que concilien la vida familiar y 
profesional                                              

13.  Es esencial definir, en los planos nacional, regional y local, una
poli'tica de apoyo a la familia fundada en los principios de la distribucio'n
igualitaria de las obligaciones familiares y coherente con las poli'ticas de
promocio'n de la igualdad en el mercado de trabajo y de defensa de los
derechos
del nin~o.  Las familias cuyo jefe es un progenitor sin pareja deberán ser
objeto de atencio'n particular.  En algunos casos será necesario revisar las
leyes para que no se siga definiendo a la mujer como "menor" o persona a cargo
y para velar por que ella tenga acceso a los recursos en condiciones de
igualdad con el hombre.

14.  El Estado y la sociedad en general son responsables del cuidado y la
atencio'n de los nin~os y de otras personas a cargo.  Esa responsabilidad se
traduce en la adopcio'n de un enfoque integrado en los planos local y nacional
para velar por que los nin~os y las personas a cargo (especialmente las
personas de edad y los discapacitados), las mujeres y los hombres que
trabajan, reciben capacitacio'n, estudian o buscan trabajo tengan acceso a
servicios econo'micos y confiables.  Esa responsabilidad se puede expresar
igualmente mediante incentivos para los padres y los empleadores, mediante una
asociacio'n entre las autoridades locales, los empleadores y los trabajadores,
las organizaciones no gubernamentales y el sector privado y mediante
asistencia te'cnica y acceso a la formacio'n profesional.

15.  Con el propo'sito de complementar los esfuerzos que en este sentido
realizan los gobiernos, se deberi'a alentar a las instituciones financieras
internacionales a que tengan en cuenta la creciente necesidad de financiacio'n
para la creacio'n de guarderi'as infantiles, en particular en las zonas de
mayor
concentracio'n de pobreza, a fin de facilitar la capacitacio'n o
incorporacio'n
de las madres al trabajo remunerado.

16.  El cuidado de los menores y otras personas a cargo puede constituir una
fuente importante de nuevos empleos para las mujeres y los hombres.

17.  Es necesario aliviar las tareas dome'sticas mediante la utilizacio'n de
tecnologi'as adecuadas para suministrar agua potable y energi'a ele'ctrica.


           F.  Fomentar la investigacio'n y el intercambio de informacio'n

18.  Se podri'an realizar investigaciones empleando los conocimientos de las
distintas organizaciones de las Naciones Unidas, especialmente en las esferas
siguientes, compatibles con el plan de mediano plazo a nivel de todo el
sistema para el adelanto de la mujer, 1996-2001:

     a)   Los cambios de la situacio'n y de las actitudes de los hombres y de
las mujeres en relacio'n con la conciliacio'n de la vida familiar y
profesional
y la forma en que se distribuyen las responsabilidades familiares - se
deberi'a
realizar un estudio especialmente en el contexto del ■frica subsahariana;

     b)   La reunio'n de datos sobre el trabajo no remunerado, que ya se toma
en consideracio'n en el Sistema de Cuentas Nacionales de las Naciones
Unidas10/, por ejemplo en la agricultura y en otros tipos de actividad
productiva no comercial;

     c)   La reunio'n y el intercambio de informacio'n sobre los distintos
sistemas existentes para el pago de la pensio'n alimenticia;

     d)   El trabajo no remunerado, teniendo en cuenta la medida y el valor de
ese trabajo, en el marco de la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;

     e)   Encuestas sobre el uso del tiempo en el trabajo no remunerado de las
mujeres y los hombres, a fin de medir sus efectos en el uso y la supervisio'n
de las poli'ticas econo'micas y sociales.


          G.  Promover el cambio a trave's de la cooperacio'n internacional

19.  La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al
Consejo Econo'mico y Social que en todas las estrategias y poli'ticas de las
Naciones Unidas y de los Estados Miembros encaminadas a promover la igualdad
entre los sexos se tengan plenamente en cuenta las necesidades de los nin~os y
de las personas a cargo, la distribucio'n de las obligaciones familiares entre
las mujeres y los hombres y el trabajo no remunerado como parte integral del
concepto de la igualdad entre las mujeres y los hombres.

20.  La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer recomienda
al Consejo Econo'mico y Social que tome en consideracio'n las sugerencias
antes formuladas para definir las poli'ticas del sistema de las Naciones
Unidas y las de los Estados Miembros.


                            2.  Resoluciones y decisio'n

4.   Se sen~alan a la atencio'n del Consejo las resoluciones y la decisio'n
aprobadas por la Comisio'n que se exponen seguidamente:


          Resolucio'n 40/1.  Liberacio'n de las mujeres y los nin~os tomados
como rehenes o encarcelados en conflictos armados*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando su resolucio'n 39/2 de 31 de marzo de 1995,

     Recordando las disposiciones pertinentes de los instrumentos de derecho
internacional humanitario relativos a la proteccio'n de las mujeres y los
nin~os en las zonas de conflicto armado,

     Acogiendo con beneplácito la aprobacio'n de la Declaracio'n y Plataforma
de Accio'n de Beijing por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer11/, en
particular sus disposiciones en relacio'n con la violencia ejercida contra
mujeres y nin~os, 

     Expresando profunda preocupacio'n por la continuacio'n de los conflictos
armados en muchas regiones del mundo y por los sufrimientos humanos y las
situaciones de emergencia humanitaria a que han dado lugar,

     Poniendo de relieve que todas las formas de violencia ejercidas contra
mujeres y nin~os en zonas de conflicto armado, entre ellas el hecho de
tomarlos como rehenes, violan gravemente el derecho internacional humanitario,

     Expresando su firme conviccio'n de que la liberacio'n rápida y sin
condiciones de las mujeres y los nin~os tomados como rehenes en zonas de
conflicto armado promoverá el logro de las elevadas metas consagradas en la
Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing,

     1.   Condena los actos de violencia en contravencio'n del derecho
internacional humanitario perpetrados contra mujeres y nin~os en zonas de
conflicto armado y pide que se de' efectiva respuesta a esos actos, en
particular mediante la liberacio'n inmediata de las mujeres y los nin~os 
tomados como rehenes en zonas de conflicto armado;

     2.   Insta ene'rgicamente a todas las partes en conflictos armados a que
respeten en su totalidad las normas del derecho internacional humanitario
aplicable a los conflictos armados y a que tomen todas las medidas necesarias
para la proteccio'n de las mujeres y los nin~os tomados como rehenes en zonas
de conflicto armado;

     *    El examen figura en los párrafos 32 a 35 del capi'tulo II.


     3.   Insta a todas las partes en los conflictos a que faciliten la
informacio'n necesaria y un acceso irrestricto para que la asistencia
especializada llegue a las mujeres y los nin~os tomados como rehenes en las
zonas de conflicto armado;

     4.   Pide al Secretario General y a todas las organizaciones
internacionales competentes que hagan uso de toda su capacidad y desplieguen
los mayores esfuerzos para facilitar la liberacio'n de todas las mujeres y los
nin~os tomados como rehenes en zonas de conflicto armado;

     5.   Pide tambie'n al Secretario General que presente a la Comisio'n
sobre la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer en su 41ž peri'odo de
sesiones un informe acerca de la aplicacio'n de la presente resolucio'n.


        Resolucio'n 40/2.  Integracio'n de la mujer en el proceso de paz del
                                 Oriente Medio*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 50/21 de la Asamblea General, de 12 de
diciembre de 1995; la resolucio'n 1995/52 del Consejo Econo'mico y Social, de
28 de julio de 1995, y la resolucio'n 39/3 de la Comisio'n de la Condicio'n
Juri'dica y Social de la Mujer, de 31 de marzo de 1995,

     Recordando tambie'n la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing,
aprobadas en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer11,

     Subrayando que el logro de una solucio'n amplia, justa y duradera del
conflicto del Oriente Medio constituirá un aporte significativo al
fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales,

     Recordando la convocacio'n de la Conferencia de Paz sobre el Oriente
Medio en Madrid, el 30 de octubre de 1991, sobre la base de las resoluciones
242 (1967) y 338 (1973) del Consejo de Seguridad, de 22 de noviembre de 1967 y
22 de octubre de 1973 respectivamente; y las negociaciones bilaterales
posteriores, asi' como las reuniones de los grupos de trabajo multilaterales, 
y tomando nota con satisfaccio'n del amplio apoyo internacional que ha 
recibido el proceso de paz,

     Observando la participacio'n plena, continua y constructiva de las
Naciones Unidas, en su carácter de entidad extrarregional, en la labor de 
los grupos de trabajo multilaterales,

     Teniendo presentes la Declaracio'n de Principios sobre los Acuerdos
relacionados con un Gobierno Auto'nomo Provisional12/ y acuerdos ulteriores
concertados en el contexto del proceso de paz del Oriente Medio,

     Teniendo en cuenta la seccio'n E del capi'tulo IV de la Plataforma de
Accio'n de Beijing, relativa a las mujeres y los conflictos armados,

     *    El examen figura en los párrafos 36 a 41 del capi'tulo II.


     1.   Acoge con beneplácito el proceso de paz iniciado en Madrid, y apoya
las negociaciones bilaterales subsiguientes;

     2.   Destaca la importancia de alcanzar una paz amplia, justa y duradera
en el Oriente Medio, expresa su pleno apoyo a los logros del proceso de paz
hasta el momento e insta a todas las partes a que apliquen los acuerdos
alcanzados;

     3.   Insta a los gobiernos, o'rganos intergubernamentales y
organizaciones no gubernamentales a que incluyan a las mujeres en el proceso
de paz;

     4.   Insta además a los gobiernos, o'rganos intergubernamentales y
organizaciones no gubernamentales a que apoyen la aplicacio'n de la
Declaracio'n de Principios y a que presten asistencia al pueblo palestino para
velar por la formacio'n poli'tica de la mujer palestina y su participacio'n en
la vida poli'tica;

     5.   Celebra los resultados de la Conferencia de apoyo a la paz en el
Oriente Medio, convocada en Washington el 1ž de octubre de 1993, entre ellos
el establecimiento del Comite' Especial de Enlace y la labor del Grupo
Consultivo del Banco Mundial; celebra asimismo el nombramiento del
"Coordinador Especial de las Naciones Unidas en los territorios ocupados" por
parte del Secretario General, y exhorta a los Estados Miembros a que agilicen
la prestacio'n de asistencia econo'mica, financiera y te'cnica al pueblo
palestino, en particular a las mujeres y a los nin~os palestinos, durante el
peri'odo provisional;

     6.   Respalda la declaracio'n formulada en la Cumbre de los promotores de
la paz, celebrada en Sharm el-Sheikh el 13 de marzo de 1996, cuyos objetivos
son realzar el proceso de paz, fomentar la seguridad y combatir el terrorismo,
y condena los ataques terroristas en el Oriente Medio que tratan de socavar el
proceso de paz y que han ocasionado la pe'rdida de vidas y provocado lesiones
a las mujeres y a sus familias;

     7.    Exhorta a todos los Estados Miembros a que presten asistencia
econo'mica, financiera y te'cnica a las partes en la regio'n y a que apoyen el
proceso de paz, especialmente en lo que tiene que ver con las mujeres;

     8.   Insta a los Estados Miembros a que velen por que toda la asistencia
econo'mica, financiera y te'cnica que se preste a las partes en la regio'n
tome en cuenta el papel de la mujer como participante y beneficiaria de pleno
derecho;

        Considera que un papel activo de las Naciones Unidas en el proceso de
paz del Oriente Medio y en la prestacio'n de asistencia para aplicar la
Declaracio'n de Principios puede contribuir de manera positiva al mejoramiento
de la condicio'n de la mujer.


       Resolucio'n 40/3.  Integracio'n de los derechos humanos de la mujer*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando todas las resoluciones pertinentes, en particular la
resolucio'n 50/203 de la Asamblea General, de 22 de diciembre de 1995, 
en la que, entre otras cosas, la Asamblea hizo suyas la Declaracio'n y
Plataforma de Accio'n de Beijing adoptada en la Cuarta Conferencia 
Mundial sobre la Mujer13/,

     *    El examen figura en los párrafos 42 a 44 del capi'tulo II.a, 


     Acogiendo con beneplácito la Declaracio'n y Programa de Accio'n de Viena
aprobados por la Conferencia Mundial de Derechos Humanos14/, en que se
subrayo' que los derechos humanos de la mujer y de la nin~a eran parte
inalienable, integrante e indivisible de los derechos humanos universales y se
recalco' que esos derechos debi'an integrarse en las principales actividades
de todo el sistema de las Naciones Unidas, y observando que, con arreglo a la
Declaracio'n y Programa de Accio'n de Viena, es preciso adoptar medidas para
aumentar la cooperacio'n y fomentar una mayor integracio'n de objetivos y
metas entre la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, la
Comisio'n de Derechos Humanos, el Comite' para la Eliminacio'n de la
Discriminacio'n contra la Mujer, el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas
para la Mujer, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y otros
o'rganos de las Naciones Unidas,

     Recordando que la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas
de discriminacio'n contra la mujer15/ es un instrumento internacional clave de
derechos humanos para la promocio'n y proteccio'n de los derechos humanos de
la mujer, y reconociendo sus funciones codificadoras e innovadoras,

     Tomando nota de las importantes funciones que la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer y el Comite' para la Eliminacio'n de
la Discriminacio'n contra la Mujer han de desempen~ar para lograr que en la
labor general de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos se tenga
más en cuenta la desigualdad entre los sexos y para promover la aplicacio'n
universal e indivisible de los derechos humanos de la mujer,

     Reafirmando la importancia de la aprobacio'n por la Asamblea General de
la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer16/, y
recordando la resolucio'n 1994/45 de la Comisio'n de Derechos Humanos, de 4 de
marzo de 199417/, en que la Comisio'n de Derechos Humanos resolvio' nombrar,
por un peri'odo de tres an~os, un Relator Especial sobre la violencia contra
la mujer, sus causas y consecuencias, asi' como la resolucio'n 1995/85 de la
Comisio'n de Derechos Humanos, de 8 de marzo de 1995, sobre la eliminacio'n de
la violencia contra la mujer18/,

     1.   Subraya la necesidad de intensificar los esfuerzos de cooperacio'n y
coordinacio'n para integrar la igualdad de derechos y los derechos humanos de
todas las mujeres y las nin~as en las actividades de todo el sistema de las
Naciones Unidas y de abordar esas cuestiones regular y sistemáticamente por
intermedio de los o'rganos y mecanismos competentes;

     2.   Acoge con satisfaccio'n el informe del Secretario General sobre la
medida en que los mecanismos de derechos humanos se han ocupado de las
violaciones de los derechos humanos de la mujer19/, y hace suyas las
recomendaciones que contiene;

     3.   Acoge con satisfaccio'n el informe del Secretario General sobre el
plan de trabajo conjunto de la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer y el
Centro de Derechos Humanos20/ para mejorar la cooperacio'n entre la Divisio'n
y el Centro como elemento de la integracio'n de los derechos humanos de la
mujer;

     4.   Toma nota de la peticio'n formulada por la Comisio'n de Derechos
Humanos en su resolucio'n 1995/86, de 8 de marzo de 199518, de que los
relatores especiales, los representantes, los expertos y los presidentes 
de los grupos de trabajo de la Comisio'n de Derechos Humanos, en las reuniones
que celebren en el futuro sobre la mejora de la cooperacio'n y el 
intercambio de informacio'n, aborden la cuestio'n de las violaciones de los
derechos humanos de la mujer;

     5.   Recuerda que la Comisio'n de Derechos Humanos, en su resolucio'n
1994/45 rogo' al Secretario General que garantizara que los informes del
Relator Especial sobre la violencia contra la mujer, con inclusio'n de sus
causas y consecuencias, se sen~alaran a la atencio'n de la Comisio'n sobre la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer para contribuir a los trabajos de la
Comisio'n en el sector de la violencia contra la mujer;

     6.   Toma nota de la resolucio'n 50/170 de la Asamblea General, de 22 de
diciembre de 1995, en la que la Asamblea observa con agrado que los
presidentes de los o'rganos creados en virtud de tratados sobre derechos
humanos insisten en que esos o'rganos vigilen de cerca el disfrute de los
derechos humanos por la mujer, en el ámbito de competencia de cada uno;

     7.   Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer a que transmita,
por conducto del Centro de Derechos Humanos, cualquier material pertinente que
reciba o prepare para informacio'n de los o'rganos creados en virtud de
tratados en el desempen~o de su cometido;

     8.   Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer a que continúe
preparando metodologi'as para analizar las perspectivas de ge'nero en los
informes de los Estados Partes que examinen los o'rganos creados en virtud de
tratados;

     9.   Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer a que coopere
con el Relator Especial sobre la violencia contra la mujer, con inclusio'n de
sus causas y consecuencias y le preste asistencia, intercambiando informacio'n
de forma automática y perio'dica y remitiendo rápidamente cualquier material
pertinente que reciba o prepare sobre la violencia contra la mujer;

     10.  Subraya la necesidad de desarrollar y fortalecer el papel de los
núcleos coordinadores de los derechos humanos de la mujer, tanto en el Centro
de Derechos Humanos como en la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer, y de
velar por la cooperacio'n y coordinacio'n entre los dos o'rganos sobre una
base continua;

     11.  Alienta a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer y al Centro de
Derechos Humanos a que exploren las posibilidades de proporcionar
capacitacio'n en materia de derechos humanos de la mujer y de que el personal
de la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer reciba formacio'n en cuestiones
relativas a los derechos humanos en general;

     12.  Alienta los esfuerzos realizados por el Alto Comisionado para los
Derechos Humanos en el marco del mandato establecido por la Asamblea General
en su resolucio'n 48/141, de 20 de diciembre de 1993, para promocionar y
proteger los derechos humanos de la mujer, en particular, sus esfuerzos para
coordinar las actividades de los o'rganos, organismos y mecanismos pertinentes
de las Naciones Unidas que se ocupan de los derechos humanos, al considerar
las violaciones de los derechos humanos de la mujer;

     13.  Subraya la necesidad de que todos los organismos, o'rganos e
instituciones pertinentes de las Naciones Unidas incluyan en sus actividades
informacio'n sobre las violaciones de los derechos humanos relacionadas con el
ge'nero e integren las conclusiones en todos sus programas y actividades;

     14.  Insta a los Estados a que tengan presente la composicio'n por sexos 
de los o'rganos creados en virtud de tratados a la hora de nombrar y elegir
candidatos para tales o'rganos;

     15.  Hace hincapie' en la necesidad de que se incorpore una perspectiva
de ge'nero en todas las actividades del Decenio de las Naciones Unidas para la
educacio'n en la esfera de los derechos humanos y en la importancia de que se
integren en el informe de mediados del decenio y en el informe final los
derechos humanos de la mujer, y de que el Alto Comisionado de las Naciones
Unidas para los Derechos Humanos determine en su evaluacio'n de esos informes
si los derechos humanos de la mujer son una cuestio'n principal;

     16.  Pide al Secretario General que informe a la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 41ž peri'odo de sesiones de 
1997, sobre la aplicacio'n de la presente resolucio'n;

     17.  Decide seguir ocupándose de esta cuestio'n y, en particular,
examinar en su 41ž peri'odo de sesiones el progreso alcanzado y los planes
elaborados.


                   Resolucio'n 40/4.  Trata de mujeres y nin~as*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Reafirmando su fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y
el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y
mujeres, consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, y en los principios
establecidos en la Declaracio'n Universal de Derechos Humanos21/, la
Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de discriminacio'n
contra la mujer22/, los Pactos internacionales de derechos humanos23/, la
Convencio'n contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o
Degradantes24/, la Convencio'n sobre los Derechos del Nin~o25/, y la
Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer26/,

     Recordando las resoluciones 49/166, de 23 de diciembre de 1994, y 50/167,
de 22 de diciembre de 1995, de la Asamblea General, la resolucio'n 39/6,
de 29 de marzo de 199527/, de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social
de la Mujer y las resoluciones 1994/45, de 4 de marzo de 1994 28/, y 1995/25,
de 3 de marzo de 1995 29/, de la Comisio'n de Derechos Humanos, relativas al
tráfico de mujeres y nin~as,

     *    El examen figura en los párrafos 45 a 47 del capi'tulo II.


     Haciendo suyas las conclusiones y recomendaciones formuladas en recientes
conferencias internacionales, inclusive la Conferencia Mundial de Derechos
Humanos celebrada en Viena, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social
celebrada en Copenhague, la Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el
Desarrollo celebrada en El Cairo, y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer celebrada en Beijing, relativas a los derechos humanos de la mujer y la
nin~a,

     Teniendo en cuenta la necesidad de reforzar la aplicacio'n de todos los
instrumentos pertinentes de derechos humanos para combatir y eliminar,
inclusive mediante la cooperacio'n internacional, la trata organizada de
mujeres y nin~os, incluida la trata con fines de explotacio'n sexual,
pornografi'a, prostitucio'n y turismo sexual, y para prestar servicios
juri'dicos y sociales a las vi'ctimas, sin excluir las disposiciones sobre
cooperacio'n internacional para enjuiciar y castigar a los responsables de la
explotacio'n organizada de mujeres y nin~os, 

     Reconociendo que el problema del tráfico victimiza tambie'n a nin~os y
adolescentes varones,

     Acogiendo con beneplácito la decisio'n adoptada por la Comisio'n de
Prevencio'n del Delito y Justicia Penal en su resolucio'n 3/2, de 6 de mayo
de 199430/, de examinar la trata internacional de menores en su cuarto
peri'odo de sesiones, en el contexto de su debate sobre la cuestio'n de la
delincuencia transnacional organizada,

     Preocupada por el número cada vez mayor de mujeres y nin~as de pai'ses en
desarrollo y de algunos pai'ses de economi'a en transicio'n que son vi'ctimas
de los traficantes,

     Tomando nota de la necesidad de despertar una mayor conciencia de la
funcio'n importante que cumplen los medios de comunicacio'n, incluidas las
nuevas formas de tecnologi'a informática, para informar y educar al público
sobre las causas y los efectos de la violencia contra la mujer y estimular el
debate público del tema,

     Consciente de la necesidad urgente de que se adopten medidas eficaces en
los planos nacional, regional e internacional con el objeto de proteger a las
mujeres y a las nin~as de esta trata infame, 

     Acogiendo con beneplácito la celebracio'n de reuniones nacionales,
regionales e internacionales sobre la trata de personas, con miras a proponer
medidas para erradicar la trata de mujeres y nin~as,

     1.   Pide a los gobiernos de los pai'ses de origen, tránsito o destino y
a las organizaciones regionales e internacionales, según corresponda, que
apliquen la Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer31/:

     a)   Considerando la posibilidad de ratificar y aplicar las convenciones
internacionales sobre trata de personas y esclavitud;

     b)   Adoptando medidas adecuadas para afrontar los factores
fundamentales, incluso los externos, que alientan la trata de mujeres y nin~as
con fines de prostitucio'n y otras formas de sexo comercial, matrimonios
forzados y trabajo forzado, con miras a eliminar el tráfico de mujeres,
inclusive mediante el fortalecimiento de la legislacio'n existente a fin de
proteger mejor los derechos de la mujer y la nin~a y de sancionar a los
autores con medidas penales y civiles;

     c)   Reforzando la cooperacio'n y la accio'n concertada de todas las
autoridades e instituciones pertinentes encargadas del cumplimiento de la ley
a fin de desmantelar las redes nacionales, regionales e internacionales de
trata de personas;

     d)   Asignando recursos a fin de establecer programas amplios destinados
a curar y rehabilitar a las vi'ctimas de la trata de personas para que puedan
reintegrarse a la sociedad, inclusive mediante capacitacio'n en el empleo, y
la prestacio'n de asistencia juri'dica y atencio'n confidencial de la salud,
adoptando medidas a fin de cooperar con las organizaciones no gubernamentales
para prestar atencio'n social, me'dica y psicolo'gica a esas vi'ctimas;

     e)   Elaborando programas y poli'ticas de educacio'n y capacitacio'n y
considerando la posibilidad de promulgar leyes encaminadas a impedir el
turismo sexual y la trata de personas, con especial hincapie' en la
proteccio'n de las nin~as y nin~os;

     2.   Alienta a los gobiernos, los o'rganos y organismos pertinentes del
sistema de las Naciones Unidas, las organizaciones intergubernamentales y no
gubernamentales a reunir y compartir informacio'n acerca de todos los aspectos
de la trata de mujeres y nin~as con el objeto de facilitar la elaboracio'n de
medidas dirigidas contra la trata de personas y a adoptar medidas adecuadas
para crear una mayor conciencia pública sobre el problema;

     3.   Exhorta a todos los gobiernos a adoptar medidas adecuadas para
impedir que los traficantes usen y exploten indebidamente actividades
econo'micas como el desarrollo del turismo y la exportacio'n del trabajo;

     4.   Acoge con beneplácito la resolucio'n 50/167 de la Asamblea General,
de 22 de diciembre de 1995, en que la Asamblea invitaba al Alto Comisionado de
las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a que, al ocuparse de los
obstáculos que impiden la realizacio'n de los derechos humanos de las mujeres,
en particular en sus entrevistas con la Relatora Especial de la Comisio'n de
Derechos Humanos sobre la violencia contra la mujer y con el Relator Especial
de la Comisio'n de Derechos Humanos sobre la prevencio'n de la venta de
nin~os, la prostitucio'n infantil y la utilizacio'n de nin~os en la
pornografi'a, incluyera la trata de mujeres y nin~as entre sus asuntos
prioritarios;

     5.   Acoge tambie'n con beneplácito la solicitud de la Asamblea General a
la Comisio'n de Derechos Humanos para que aliente al Grupo de Trabajo sobre
las Formas Contemporáneas de la Esclavitud (Subcomisio'n de Prevencio'n de
Discriminacio'n y Proteccio'n a las Minori'as) a que continúe ocupándose de la
cuestio'n de la trata de mujeres y nin~as en el contexto de la preparacio'n
del proyecto de programa de accio'n sobre la trata de personas y la
explotacio'n de la prostitucio'n ajena32/;

     6.   Acoge con beneplácito la decisio'n de la Asamblea General de dedicar
el Di'a Internacional para la Abolicio'n de la Esclavitud, el 2 de diciembre
de 1996, al problema de la trata de personas, especialmente mujeres y nin~os,
y destinar una sesio'n del quincuage'simo primer peri'odo de sesiones de la
Asamblea General al examen de ese problema33/;

     7.   Decide seguir ocupándose de la cuestio'n y examinar, en su 42ž
peri'odo de sesiones, los informes de los relatores especiales y de las
organizaciones y organismos pertinentes a fin de formular las recomendaciones
apropiadas a la Asamblea General en su quincuage'simo tercer peri'odo de
sesiones, por conducto del Consejo Econo'mico y Social.


Resolucio'n 40/5.  Instituto Internacional de Investigaciones y
                   Capacitacio'n para la Promocio'n de la Mujer* 

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 50/163 de la Asamblea General, de 22 de
diciembre de 1995, en que la Asamblea reafirmo' el mandato original y la
capacidad propia del Instituto Internacional de Investigaciones y
Capacitacio'n para la Promocio'n de la Mujer para llevar a cabo
investigaciones y actividades de capacitacio'n para el adelanto de la mujer,
de conformidad con lo estipulado en la resolucio'n 3520 (XXX) de la Asamblea
General, de 15 de diciembre de 1975,

     Subrayando la necesidad de una investigacio'n independiente que permita
orientar la formulacio'n de poli'ticas y la ejecucio'n de proyectos hacia los
problemas y las nuevas cuestiones de intere's para la mujer, asi' como el
papel de las actividades del Instituto en este contexto, 

     1.   Destaca la singular funcio'n que cabe al Instituto como única
entidad dentro del sistema de la Naciones Unidas dedicada exclusivamente a la
investigacio'n y la capacitacio'n para el adelanto de la mujer y su
integracio'n en el desarrollo y subraya la importancia de ofrecer los
resultados de su investigacio'n para fines de poli'tica, como base para
actividades operacionales y para la ejecucio'n de la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Mujer34/;

     2.   Reafirma el párrafo 360 de la Plataforma de Accio'n en el sentido de
que, en reconocimiento de las funciones de los fondos, programas y organismos
especializados de las Naciones Unidas, en particular las funciones del Fondo
de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer y del Instituto en la
potenciacio'n del papel de la mujer y, por lo tanto en la aplicacio'n de la
Plataforma de Accio'n dentro de sus respectivos mandatos, entre otras cosas,
mediante sus actividades de investigacio'n, capacitacio'n e informacio'n para
el adelanto de la mujer, asi' como la prestacio'n de asistencia te'cnica y
financiera para incluir una perspectiva basada en el ge'nero en las
actividades dedesarrollo, los recursos proporcionados por la comunidad
internacional deben ser suficientes y mantenerse en un nivel adecuado;

     3.   Subraya la necesidad de que el Instituto siga desarrollando una
cooperacio'n activa y estrecha con los organismos especializados y
organizaciones afines del sistema de las Naciones Unidas y con otras
Instituciones;

     4.   Reconoce el papel especial que debe desempen~ar el Instituto en la
ejecucio'n de la Plataforma de Accio'n;

     5.   Encomia la labor que realiza el Instituto en relacio'n con la
pobreza en todos sus grados que entraba de manera tan dramática el adelanto de
la mujer, mediante la coordinacio'n de actividades de investigacio'n y
capacitacio'n en temas tales como el poder econo'mico y poli'tico de la mujer;
estadi'sticas e indicadores en cuestiones relativas al ge'nero; las
comunicaciones; la mujer, los recursos naturales y el desarrollo sostenible;
el agua, el saneamiento y el manejo de desechos; las fuentes renovables de
energi'a y cuestiones relativas a diferentes grupos de la poblacio'n como las
nin~as, las ancianas, las mujeres desplazadas, las refugiadas y las mujeres
migrantes y las mujeres de las zonas rurales; 

     6.   Exhorta al Secretario General a cumplir los mandatos enunciados en
la resolucio'n 49/163 de la Asamblea General, de 20 de diciembre de 1994.


        Resolucio'n 40/6.  Violencia contra las trabajadoras migratorias*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Teniendo presente que en la Carta de las Naciones Unidas se reafirma la
fe en los derechos humanos y las libertades fundamentales, en la dignidad y el
valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres,

     Reafirmando los principios enunciados en la Declaracio'n Universal de
Derechos Humanos35/ y en la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
formas de discriminacio'n contra la mujer36/,

     Recordando las resoluciones de la Asamblea General 47/96, de 16 de
diciembre de 1992, 48/110, de 20 de diciembre de 1993, 49/165, de 23 de
diciembre de 1994, y 50/168, de 22 de diciembre de 1995, y las resoluciones de
la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer 38/7, de 18 de
marzo de 199437/, y 39/7, de 31 de marzo de 199538/, asi' como la Declaracio'n
sobre la eliminacio'n de la violencia contra la mujer, aprobada por la
Asamblea General en su cuadrage'simo octavo peri'odo de sesiones39/, y la
recomendacio'n general 19 sobre la violencia contra la mujer del Comite' para
la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer,

     *    El examen figura en los párrafos 51 a 53 del capi'tulo II.


     Acogiendo con beneplácito las conclusiones y recomendaciones de las
conferencias internacionales recientes, incluida la Conferencia Mundial de
Derechos Humanos, celebrada en Viena en junio de 1993, la Conferencia
Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo, celebrada en El Cairo en
septiembre de 1994, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, celebrada en
Copenhague en marzo de 1995, y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer,
celebrada en Beijing en septiembre de 1995, en relacio'n con la promocio'n y
proteccio'n de los derechos y las libertades fundamentales de las mujeres,
incluidas las trabajadoras migratorias,

     Tomando nota del gran número de mujeres procedentes de los pai'ses en
desarrollo y de algunos pai'ses con economi'as en transicio'n que siguen
emigrando a pai'ses más pro'speros en busca de medios de vida para si' mismas
y para sus familias, como consecuencia de la pobreza, el desempleo y otras
condiciones socioecono'micas,

     Reconociendo que es obligacio'n de los pai'ses de origen proteger y
promover los intereses de sus ciudadanos que buscan u obtienen empleo en otros
pai'ses, proporcionarles capacitacio'n y educacio'n apropiadas e informarles
acerca de sus derechos y obligaciones en los pai'ses de empleo,

     Consciente de la obligacio'n moral de los pai'ses receptores o de acogida
de garantizar los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las
personas que se encuentren en su territorio, con inclusio'n de las
trabajadoras migratorias, que son doblemente vulnerables por ser mujeres y por
ser extranjeras,

     Tomando nota de las medidas adoptadas por algunos pai'ses receptores para
aliviar la difi'cil situacio'n de las trabajadoras migratorias que residen en
zonas bajo su jurisdiccio'n,

     Observando con preocupacio'n, no obstante, que se sigue informando de
abusos graves y actos de violencia cometidos contra las trabajadoras
migratorias por ciertos empleadores en algunos pai'ses de acogida, 

     Haciendo hincapie' en que los actos de violencia dirigidos contra las
mujeres menoscaban o anulan la posibilidad de que las mujeres disfruten sus
derechos humanos y sus libertades fundamentales,

     1.   Exhorta a los Estados Miembros de las Naciones Unidas a que adopten
medidas para la aplicacio'n efectiva de la Declaracio'n sobre la eliminacio'n
de la violencia contra la mujer, y las apliquen tambie'n en el caso de las
trabajadoras migratorias, asi' como todas las medidas pertinentes emanadas de
conferencias mundiales recientes;

     2.   Invita a los Estados interesados, especialmente a los Estados de
origen y de acogida de las trabajadoras migratorias, a que celebren consultas
perio'dicas con objeto de identificar las esferas en que se plantean problemas
en lo que respecta a promover y proteger los derechos de las trabajadoras
migratorias y asegurarles el acceso a servicios de salud, juri'dicos y
sociales, adoptando medidas concretas para resolver esos problemas,
estableciendo, de ser necesario, servicios y mecanismos accesibles desde el
punto de vista lingüi'stico y cultural para dar aplicacio'n a esas medidas y,
en general, creando condiciones que promuevan una mayor armoni'a y tolerancia
entre las trabajadoras migratorias y el resto de la sociedad en que residen;

     3.   Alienta a los Estados Miembros de las Naciones Unidas, en particular
los pai'ses de origen de las trabajadoras migratorias y aquellos que las
acogen, a que aseguren la proteccio'n de los derechos y las libertades
fundamentales de las trabajadoras migratorias definidos en los convenios y
acuerdos internacionales, teniendo en cuenta las conclusiones de las
conferencias internacionales recientes;

     4.   Insta a los gobiernos a que aprueben o apliquen y perio'dicamente
revisen y analicen las leyes pertinentes a fin de asegurar su eficacia en la
tarea de eliminar la violencia contra la mujer, haciendo hincapie' en la
prevencio'n de la violencia y el enjuiciamiento de los responsables, y a que
tomen medidas para garantizar la proteccio'n de las mujeres vi'ctimas de la
violencia, el acceso a recursos justos y eficaces, incluida la reparacio'n e
indemnizacio'n y la curacio'n de las vi'ctimas y la rehabilitacio'n de los
agresores; 

     5.   Reconoce la vulnerabilidad a la violencia y otras formas de malos
tratos de las inmigrantes, incluidas las trabajadoras migratorias cuya
condicio'n juri'dica en el pai's de acogida depende de los empleadores, que
pueden explotar su situacio'n;

     6.   Alienta a los Estados Miembros a que consideren la posibilidad de
firmar y ratificar la Convencio'n internacional sobre la proteccio'n de los
derechos de los trabajadores migratorios y de sus familiares, o de adherirse a
ella40/;

     7.   Insta a todos los Estados a que estudien la posibilidad de adoptar
medidas para impedir que las trabajadoras migratorias sean vi'ctimas de la
trata de mujeres y que castiguen a los tratantes, entre otras cosas,
ratificando el Convenio para la represio'n de la trata de personas y de la
explotacio'n de la prostitucio'n ajena41/;

     8.   Recomienda al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los
Derechos Humanos y a la Relatora Especial de la Comisio'n de Derechos Humanos
sobre la violencia contra la mujer, asi' como a todos los o'rganos y programas
pertinentes del sistema de las Naciones Unidas, que al abordar el problema de
la violencia contra la mujer, presten atencio'n especial a la violencia
perpetrada contra las trabajadores migratorias, y suministren informacio'n al
Secretario General para que la incluya en su informe a la Asamblea General;

     9.   Acoge con beneplácito la celebracio'n, prevista para los di'as 27 a
31 de mayo de 1996, de una reunio'n de un grupo de expertos de las Naciones
Unidas sobre la cuestio'n de la violencia contra las trabajadoras migratorias,
con la participacio'n de la Relatora Especial de la Comisio'n de Derechos
Humanos sobre la violencia contra la mujer, en cumplimiento de la resolucio'n
50/168, cuyo cometido será formular recomendaciones para mejorar la
coordinacio'n de las diversas actividades de las organizaciones de las
Naciones Unidas en relacio'n con el problema de la violencia contra las
trabajadoras migratorias y elaborar indicadores concretos que sirvan de base
para determinar la situacio'n de las trabajadoras migratorias, a fin de 
presentarlos por los conductos ordinarios a la Asamblea General en su
quincuage'simo primer peri'odo de sesiones.


Resolucio'n 40/7.  Logro de los objetivos estrate'gicos y medidas    
                   que han de adoptarse en la esfera de especial    
                   preocupacio'n:  la mujer y los medios de difusio'n*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la Declaracio'n sobre la eliminacio'n de la violencia contra
la mujer aprobada en 199342/,

     Refirie'ndose a la Plataforma de Accio'n de Toronto43/ relativa al acceso
de las periodistas a la expresio'n y la adopcio'n de decisiones, 

     1.   Reafirma las disposiciones del Programa de Accio'n aprobado por la
Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer44/, en particular los párrafos 131
y 135, relativos a las violaciones de los derechos humanos de la mujer y a la
intolerancia religiosa, la violencia extremista y el terrorismo que afectan
particularmente a las mujeres a causa de su condicio'n en la sociedad y de su
sexo;

     2.   Reafirma asimismo el párrafo 145 f) de la Plataforma de Accio'n, en
que se insta a la comunidad internacional a que condene todas las formas y
manifestaciones del terrorismo y adopte medidas contra e'l;

     3.   Reconoce que los periodistas, en particular las periodistas, debido
a su profesio'n y a su ge'nero, son un blanco fácil y privilegiado de los
actos de violencia e intolerancia y de los atentados terroristas; 

     4.   Condena los asesinatos y los actos de violencia y de terrorismo
perpetrados contra periodistas en razo'n de su sexo y profesio'n, en
particular en Argelia;

     5.   Encomia a todas las mujeres que, con valor, abnegacio'n y
determinacio'n, siguen contribuyendo a trave's de los medios de difusio'n al
mejoramiento de la condicio'n de la mujer;

     6.   Insta a las Naciones Unidas, la Organizacio'n de las Naciones Unidas
para la Educacio'n, la Ciencia y la Cultura y la comunidad internacional a que
aúnen sus esfuerzos a fin de intensificar, de conformidad con el Programa de
Accio'n, la lucha contra el terrorismo, todas las formas de intolerancia y
violencia y todas las violaciones de los derechos humanos de la mujer, que
constituyen un grave obstáculo para el logro de los objetivos de igualdad,
desarrollo y paz proclamados en las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el
futuro para el adelanto de la mujer45/.

     *    El examen figura en los párrafos 54 a 56 del capi'tulo II.


Resolucio'n 40/8.  Elaboracio'n de un proyecto de protocolo facultativo
                   de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las 
                   formas de discriminacio'n contra la mujer*          

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando que en la Declaracio'n y Programa de Accio'n de Viena46/ y en
la Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing47/ se exhorto' a los
gobiernos a que apoyaran el proceso de elaboracio'n de un proyecto de
protocolo facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las
formas de discriminacio'n contra la mujer,

     Acogiendo con beneplácito el proceso iniciado por el Grupo de Trabajo de
composicio'n abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer, 

     1.   Pide al Secretario General que invite a los gobiernos y a las
organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales a que aporten nuevas
opiniones sobre un protocolo facultativo de la Convencio'n, teniendo presentes
los elementos que figuran en la sugerencia No. 7, aprobada por el Comite' para
la Eliminacio'n de la Discriminacio'n contra la Mujer en su 41ž peri'odo de
sesiones48/, asi' como las deliberaciones del Grupo de Trabajo; 

     2.   Pide al Secretario General que presente a la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 41ž peri'odo de sesiones, un
informe amplio que incluya una si'ntesis de las opiniones solicitadas en el
párrafo 1 supra;

     3.   Pide tambie'n al Secretario General que presente a la Comisio'n
sobre la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 41ž peri'odo de
sesiones, una resen~a comparada de los procedimientos y prácticas establecidos
con arreglo a los instrumentos internacionales de derechos humanos y a la
Carta de las Naciones Unidas en relacio'n con las comunicaciones y las
investigaciones consiguientes;

     4.   Recomienda al Consejo Econo'mico y Social que apruebe el proyecto de
decisio'n titulado "Renovacio'n del mandato del Grupo de Trabajo de
composicio'n abierta encargado de elaborar un proyecto de protocolo
facultativo de la Convencio'n sobre la eliminacio'n de todas las formas de
discriminacio'n contra la mujer"49/.

     *    El examen figura en el capi'tulo IV.


Resolucio'n 40/9.  Logro de los objetivos estrate'gicos y medidas
                   que han de adoptarse en la esfera de especial
                   preocupacio'n:  la pobreza*                   

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 50/203 de la Asamblea General, de 22 de
diciembre de 1995, sobre el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre
la Mujer,

     Recordando tambie'n la resolucio'n 49/110 de la Asamblea General, de 19
de diciembre de 1994, y otras resoluciones pertinentes de la Asamblea
relativas a la cooperacio'n internacional para la erradicacio'n de la pobreza
en los pai'ses en desarrollo,

     Recordando además la resolucio'n 50/107 de la Asamblea General, de 20 de
diciembre de 1995, relativa a la observancia del An~o Internacional para la
Erradicacio'n de la Pobreza y a la proclamacio'n del Primer Decenio de las
Naciones Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza,

     Reafirmando la importancia de los resultados de la Cuarta Conferencia
Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing del 4 al 15 de septiembre de
1995, asi' como las principales conferencias y cumbres organizadas por las
Naciones Unidas desde 1990, en particular, la Cumbre Mundial sobre Desarrollo
Social, celebrada en Copenhague en marzo de 1995, 

     Reconociendo que la erradicacio'n de la pobreza exigirá la aplicacio'n y
la integracio'n de estrategias en los planos nacional e internacional en todas
las esferas de especial preocupacio'n que figuran en la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer50/,

     Tomando nota del informe del Secretario General sobre la pobreza51/ en el
seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer y de los debates
celebrados sobre esa cuestio'n en el 40ž peri'odo de sesiones de la Comisio'n
de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Reafirmando las resoluciones de la Asamblea General 50/173, de 22 de
diciembre de 1995, sobre el Decenio de las Naciones Unidas para la educacio'n
en la esfera de los derechos humanos, 1995-2004, y 49/184, de 23 de diciembre
de 1994, en que la Asamblea expreso' su conviccio'n de que cada mujer, hombre
y nin~o, para materializar su pleno potencial humano debe ser consciente de
todos sus derechos humanos y libertades fundamentales, incluido el derecho al
desarrollo,

     Reconociendo que es crucial la integracio'n de una perspectiva de ge'nero
en todas las poli'ticas y programas encaminados a luchar contra la pobreza,
porque las mujeres constituyen la mayor parte de la poblacio'n que vive en la
pobreza,


     *    El examen figura en los párrafos 62 a 69 del capi'tulo II.


     Reconociendo tambie'n que la plena aplicacio'n de los derechos humanos de
la mujer y de la nin~a, como parte inalienable, integral e indivisible de los
derechos humanos y las libertades fundamentales, es esencial para el adelanto
de la mujer,

     Reconociendo además que es fundamental el compromiso de los gobiernos es
para luchar contra la pobreza y mejorar las condiciones de vida de mujeres y
hombres,

     Reconociendo que los esfuerzos nacionales e internacionales para
erradicar la pobreza exigen la participacio'n plena e igualitaria de la mujer
en la formulacio'n y aplicacio'n de poli'ticas que tengan plenamente en cuenta
la perspectiva de ge'nero y que habiliten a la mujer para convertirse en una
aute'ntica asociada para el desarrollo,

     Poniendo de relieve que la habilitacio'n de la mujer es un factor
decisivo en la erradicacio'n de la pobreza, pues la mayori'a de las personas
que viven en la pobreza son mujeres y las mujeres contribuyen a la economi'a y
a la lucha contra la pobreza con el trabajo no remunerado y remunerado que
realizan en el hogar, en la comunidad y en el lugar de trabajo,

     Reconociendo que la pobreza es un problema mundial que afecta a todos los
pai'ses y que la complejidad de la pobreza, inclusive el aumento de la
proporcio'n de mujeres que viven en la pobreza, exige la adopcio'n de una
amplia gama de medidas en los planos nacional y regional, dando prioridad en
particular a la situacio'n de las mujeres que viven en la pobreza y
reconociendo la necesidad de mejorar su acceso a los ingresos, la educacio'n,
los servicios de salud y otros recursos,

     Reconociendo tambie'n que hay más mujeres que hombres que viven en la
pobreza absoluta y que ese desequilibrio está aumentando, lo que limita el
acceso de las mujeres a los ingresos, los recursos, la educacio'n, la
atencio'n de la salud, la nutricio'n, la vivienda y el agua potable en todos
los pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses
menos adelantados,

     Reconociendo además que un gran número de mujeres de los pai'ses con
economi'as en transicio'n tambie'n se ven afectadas por la pobreza, 

     Teniendo presente que el número cada vez mayor de mujeres que viven en la
pobreza en los pai'ses en desarrollo, tanto en las zonas rurales como urbanas,
exige que la comunidad internacional participe en apoyo de las medidas
adoptadas en los planos nacional y regional para la erradicacio'n de la 
pobreza en el marco de la Declaracio'n de Beijing y la Plataforma de Accio'n,
aprobadas por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la mujer52/,

     Haciendo hincapie' en la necesidad de promover y aplicar poli'ticas que
creen un entorno econo'mico externo propicio mediante, entre otras cosas, la
cooperacio'n en la formulacio'n y la aplicacio'n de poli'ticas
macroecono'micas, la liberalizacio'n del comercio, la movilizacio'n o el
suministro de recursos financieros nuevos y adicionales suficientes,
predecibles y que se hayan movilizado de manera de aprovechar al máximo la
disponibilidad de esos recursos  para el desarrollo sostenible, utilizando
todas las fuentes y mecanismos de financiacio'n disponibles, una mayor
estabilidad financiera, y asegurando un mayor acceso de los pai'ses en
desarrollo a los mercados mundiales, a inversiones y tecnologi'as productivas
y a conocimientos apropiados, 

     1.   Reconoce la funcio'n fundamental que cumplen las mujeres en la
erradicacio'n de la pobreza y hace hincapie' en su participacio'n plena e
igualitaria en la formulacio'n y aplicacio'n de poli'ticas que tengan
plenamente en cuenta la perspectiva de ge'nero y que habiliten a las mujeres
para que puedan convertirse en aute'nticas asociadas para el desarrollo;

     2.   Destaca que la habilitacio'n y la autonomi'a de la mujer y el
mejoramiento de su condicio'n social, econo'mica y juri'dica son esenciales
para la erradicacio'n de la pobreza y que la participacio'n plena e
igualitaria de la mujer en el proceso de adopcio'n de decisiones en todos los
niveles es parte integrante del proceso;

     3.   Reconoce que la erradicacio'n de la pobreza es una cuestio'n
compleja y multidimensional y que es fundamental para promover la igualdad
entre el hombre y la mujer y para fortalecer la paz y lograr el desarrollo
sostenible;

     4.   Reafirma que la promocio'n, la proteccio'n y el respeto de los
derechos humanos y las libertades fundamentales de la mujer, incluido el
derecho al desarrollo, que son universales, indivisibles, interdependientes e
interrelacionados, deben integrarse en todas las poli'ticas y programas
encaminados a la erradicacio'n de la pobreza y reafirma tambie'n la necesidad
de tomar medidas para velar por que todos este'n facultados para participar en
el desarrollo econo'mico, social, cultural y poli'tico, contribuir a e'l y
disfrutarlo;

     5.   Destaca que la integracio'n de los aspectos relativos al ge'nero
implica un examen de las formas en que la pobreza afecta a mujeres y hombres,
los distintos instrumentos a su alcance para afrontar el problema y sus
contribuciones y potencial respectivos;

     6.   Destaca además que tanto esa integracio'n como otras medidas
positivas deberi'an considerarse estrategias complementarias encaminadas a
alcanzar la plena realizacio'n del potencial de desarrollo de mujeres y
hombres y a erradicar la pobreza;

     7.   Insta a todos los gobiernos a cumplir sus compromisos asumidos en
virtud de la Plataforma de Accio'n de formular, de preferencia para fines
de 1996, estrategias de aplicacio'n o planes de accio'n nacionales que
tambie'n deberi'an centrarse en la reduccio'n de la pobreza en general y en la
erradicacio'n de la pobreza absoluta e incluir objetivos, puntos de referencia
para el seguimiento y propuestas de distribucio'n o redistribucio'n de los
recursos para la ejecucio'n de esos planes o estrategias, incluidos los
recursos para llevar a cabo análisis de las repercusiones de ge'nero; en caso
necesario, podri'a obtenerse el apoyo de la comunidad internacional, e incluso
recursos;

     8.   Insta a todos los gobiernos, al sistema de las Naciones Unidas,
incluidas las instituciones de Bretton Woods, y a la sociedad civil a aplicar
la Plataforma de Accio'n en su totalidad; 

     9.   Destaca que, además de los compromisos y las recomendaciones
relativas a la erradicacio'n de la pobreza incluidos en el Programa de Accio'n
de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social53/ y en la Plataforma de Accio'n
aprobada por la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, habri'a que
emprender medidas concretas en la Plataforma de Accio'n para abordar el
problema de la feminizacio'n de la pobreza y para integrar los aspectos
relativos al ge'nero en todas las poli'ticas y programas de erradicacio'n de
la pobreza, incluidas, entre otras cosas, las siguientes actividades: 

     a)   Formular y poner en práctica poli'ticas de educacio'n, capacitacio'n
y readiestramiento para mujeres y nin~as;

     b)   Emprender reformas legislativas y administrativas para dar a la
mujer acceso pleno e igualitario a los recursos econo'micos, incluido el
derecho a la herencia y a la propiedad de tierras y otros bienes, al cre'dito,
a los recursos naturales y las tecnologi'as adecuadas;

     c)   Promover la participacio'n de la mujer en todos los niveles de
adopcio'n de decisiones;

     d)   Formular estrategias nacionales de promocio'n del empleo por cuenta
ajena y propia, incluida la creacio'n de aptitudes empresariales y de
organizacio'n para que las mujeres puedan generar ingresos;

     e)   Adoptar poli'ticas que garanticen que todas las mujeres gocen de una
proteccio'n econo'mica y social suficiente durante el desempleo, la
enfermedad, la maternidad, la procreacio'n, la viudez, la discapacidad y la
vejez, y que las mujeres, los hombres y la sociedad compartan las
responsabilidades en el cuidado de los nin~os y de otras personas a cargo;

     f)   Reestructurar y dirigir la asignacio'n del gasto público con miras a
aumentar las oportunidades econo'micas para la mujer y promover el acceso
igualitario de la mujer a los recursos productivos, y atender las necesidades
sociales, educacionales y de salud básicas de la mujer, incluido el acceso al
agua potable, en particular de las que viven en la pobreza;

     g)   Formular metodologi'as basadas en el ge'nero y llevar a cabo
investigaciones a fin de formular poli'ticas más eficaces que permitan
reconocer y valorar cabalmente la contribucio'n de la mujer a la economi'a por
medio de su trabajo remunerado y no remunerado y para abordar el problema de
la feminizacio'n de la pobreza, en particular la relacio'n entre el trabajo no
remunerado y la vulnerabilidad de la mujer ante la pobreza;

     h)   Elaborar metodologi'as basadas en el ge'nero y llevar a cabo
investigaciones para estudiar las cuestiones de la contribucio'n de la mujer a
la economi'a, la feminizacio'n de la pobreza y las repercusiones econo'micas y
sociales de la deuda y los programas de ajuste estructural en todos los
pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses menos
adelantados;

     i)  Analizar, desde una perspectiva de ge'nero, las poli'ticas
macroecono'micas y microecono'micas, y la distribucio'n del gasto público, los
cuales deberi'an formularse y aplicarse con la participacio'n plena y
equitativa de la mujer para evitar que incidan de forma negativa en las
mujeres que viven en la pobreza;

     j)   Reducir, según proceda, los gastos militares excesivos y las
inversiones destinadas a la produccio'n y adquisicio'n de armas, de
conformidad con las necesidades en materia de seguridad nacional, a fin de
incrementar los recursos disponibles para el desarrollo social y econo'mico;

     10.  Insta a que se apliquen los resultados de todas las demás
conferencias y cumbres de las Naciones Unidas relativas a la erradicacio'n de
la pobreza;

     11.  Insta a los Estados a aceptar todos los compromisos de la
Declaracio'n de Copenhague sobre Desarrollo Social54/, teniendo en cuenta los
compromisos segundo y quinto y sus interrelaciones, en el marco de sus
actividades encaminadas a erradicar la pobreza e insta a todas las entidades
internacionales pertinentes a poner en práctica con urgencia las medidas de
erradicacio'n de la pobreza que figuran en el Programa de Accio'n de la Cumbre
Mundial sobre Desarrollo Social55/;

     12.  Destaca la necesidad de integrar plenamente los aspectos relativos
al ge'nero en la labor de todos los grupos de trabajo temáticos relativos a la
erradicacio'n de la pobreza establecidos por el Comite' Administrativo de
Coordinacio'n, asi' como la importancia de establecer el comite' entre
organismos propuesto para el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial
sobre la Mujer;

     13.  Recomienda que se emprendan actividades a nivel de todo el sistema
de las Naciones Unidas respecto del examen de los indicadores existentes, el
mejoramiento de los análisis de las repercusiones de ge'nero de la
formulacio'n y aplicacio'n de los programas de reforma econo'mica, la
formulacio'n de evaluaciones cualitativas complementarias, la uniformacio'n de
medidas y la promocio'n de su aplicacio'n, y destaca que esas actividades
deberán coordinarse de forma eficaz;

     14.  Recomienda asimismo que las secretari'as del sistema de las Naciones
Unidas, incluidas las instituciones de Bretton Woods, adopten un me'todo
coherente para realizar la integracio'n de los aspectos relativos al ge'nero y
ejecutar programas concretos encaminados a promover la igualdad entre la mujer
y el hombre en las actividades operacionales, la contratacio'n de personal y
la adopcio'n de decisiones en el sistema;

     15.  Destaca que el sistema de las Naciones Unidas, incluidas las
instituciones de Bretton Woods, deberi'a desempen~ar una funcio'n central en
el aumento del apoyo y la asistencia de carácter financiero y te'cnico para
los pai'ses en desarrollo, en particular los pai'ses africanos y los pai'ses
menos adelantados, en el marco de sus esfuerzos por alcanzar los objetivos de
erradicacio'n de la pobreza y la plena integracio'n de los aspectos relativos
al ge'nero en todas sus poli'ticas y programas, según lo expresado en la
Declaracio'n y Plataforma de Accio'n de Beijing, en particular el objetivo de
la erradicacio'n de la pobreza;

     16.  Reconoce que la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n en los
pai'ses con economi'a en transicio'n tambie'n exigirá la cooperacio'n y la
asistencia continuas de la comunidad internacional en apoyo de las actividades
nacionales;

     17.  Destaca la importancia de que se utilicen todas las fuentes y los
mecanismos de financiacio'n disponibles con vistas a contribuir al logro del
objetivo de la erradicacio'n de la pobreza y a su orientacio'n hacia las
mujeres que viven en la pobreza;

     18.  Insta a los Estados que apoyan la iniciativa de asignar el 20% de la
asistencia oficial para el desarrollo y el 20% del presupuesto nacional a
programas sociales básicos a que integren plenamente los aspectos relativos al
ge'nero en la ejecucio'n de esa iniciativa, conforme a lo dispuesto en el
párrafo 16 de la resolucio'n 50/203 de la Asamblea General;

     19.  Invita a todos los pai'ses, al sistema de las Naciones Unidas,
incluidas las instituciones de Bretton Woods, a las organizaciones
internacionales pertinentes, a las organizaciones no gubernamentales, al
sector privado y a todos los demás sectores a que contribuyan a poner en
práctica los programas encaminados a erradicar la pobreza;

     20.  Destaca la necesidad de que los asociados para el desarrollo adopten
un criterio coherente y coordinado para la ejecucio'n de planes o programas
nacionales de erradicacio'n de la pobreza en que se tenga plenamente en cuenta
los aspectos relativos al ge'nero;

     21.  Destaca tambie'n la necesidad de impartir a los responsables de
formular y ejecutar poli'ticas y programas de desarrollo, con la asistencia de
las organizaciones de las Naciones Unidas, una capacitacio'n en la cual se
tengan en cuenta los aspectos relativos al ge'nero;

     22.  Destaca asimismo la importancia de las organizaciones no
gubernamentales como entidades que participan en el plano comunitario en el
diálogo de poli'tica encaminado a beneficiar a la mujer mediante programas de
erradicacio'n de la pobreza e insta a que se siga tratando de encontrar formas
de que esas organizaciones no gubernamentales contribuyan a la ejecucio'n de
esos programas;

     23.  Recomienda que el Consejo Econo'mico y Social, cuando examine el
tema "Coordinacio'n de las actividades del sistema de las Naciones Unidas para
la erradicacio'n de la pobreza" en su peri'odo de sesiones sustantivo de 1996,
se asegure de que los o'rganos pertinentes del sistema de las Naciones Unidas
tengan plenamente en cuenta los aspectos relativos al ge'nero en sus
actividades de erradicacio'n de la pobreza y, asimismo, pide al Consejo que
recomiende a la Asamblea General que se incorporen los aspectos relacionados
con el ge'nero en la pobreza en todas las actividades y documentos relativos
al primer Decenio de las Naciones Unidas para la Erradicacio'n de la Pobreza;

     24.  Destaca la necesidad de integrar plenamente los aspectos relativos
al ge'nero en el seguimiento coordinado de las principales conferencias y
cumbres de las Naciones Unidas y recomienda que el Consejo Econo'mico y Social
examine perio'dicamente la medida en que ya se han tenido en cuenta los
aspectos relativos al ge'nero en las recomendaciones de las comisiones
orgánicas correspondientes;

     25.  Pide al Secretario General que tenga presente la naturaleza
multidimensional de la pobreza al preparar y examinar informes sobre todas las
demás esferas de especial preocupacio'n, teniendo en cuenta los múltiples
vi'nculos entre la erradicacio'n de la pobreza y esas esferas;

     26.  Pide asimismo al Secretario General que presente un informe sobre la
aplicacio'n de la presente resolucio'n en el marco de su informe sobre los
preparativos del primer Decenio de las Naciones Unidas para la Erradicacio'n
de la Pobreza.

Resolucio'n 40/10.  Observaciones sobre el plan de mediano plazo
a nivel de todo el sistema para el adelanto
de la mujer para el peri'odo 1996-2001*

     La Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer,

     Recordando la resolucio'n 1985/46 del Consejo Econo'mico y Social, de 31
de mayo de 1985, en la que el Consejo pidio' que se formulara un plan de
mediano plazo a nivel de todo el sistema para la mujer y el desarrollo, y el
Plan resultante56/, aprobado por el Consejo Econo'mico y Social en su
resolucio'n 1987/86, de 8 de julio de 1987,

     Recordando asimismo la resolucio'n 1988/59 del Consejo Econo'mico y
Social, de 27 de julio de 1988, en que el Consejo pidio' al Secretario General
que comenzara a formular un plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001,

     Tomando nota de que la Comisio'n tuvo ante si', en su 37ž peri'odo de
sesiones, un proyecto de plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para
el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-200157/ y que en su resolucio'n
1993/16, de 27 de julio de 1993, el Consejo Econo'mico y Social aprobo' la
propuesta de la Comisio'n de que se invitara al Secretario General a revisar
el proyecto de Plan una vez formulados y aprobados por la Cuarta Conferencia
Mundial sobre la Mujer, la Plataforma de Accio'n y el segundo examen y
evaluacio'n de las Estrategias de Nairobi orientadas hacia el futuro para el
adelanto de la mujer58/,

     Reconociendo la funcio'n del Consejo Econo'mico y Social de supervisar la
coordinacio'n en todo el sistema de la aplicacio'n de la Plataforma de
Accio'n59/,

     Recordando que los gobiernos tienen la responsabilidad primordial de
aplicar la Plataforma de Accio'n,

     Recordando asimismo que la Plataforma de Accio'n debe aplicarse por medio
de la labor de todas las organizaciones y o'rganos del sistema de las Naciones
Unidas como parte integrante de la programacio'n a nivel de todo el sistema,

     Reconociendo que en la Plataforma de Accio'n se insta a los organismos
especializados y a otras organizaciones del sistema de las Naciones Unidas a
reforzar su apoyo a la accio'n en el plano nacional y aumentar su
contribucio'n a las actividades complementarias coordinadas que realicen las
Naciones Unidas, y que cada organizacio'n deberi'a determinar las medidas
concretas que habrá de adoptar, inclusive los objetivos y las metas para
efectuar un ajuste de las prioridades y reorientar los recursos a fin de
atender las prioridades mundiales enunciadas en la Plataforma de Accio'n con
un deslinde claro de responsabilidad y rendicio'n de cuentas, todo lo cual ha
de reflejarse a su vez en el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001; y subrayando en este
sentido la necesidad de que se establezcan mecanismos apropiados de
coordinacio'n y cooperacio'n,

     *    El examen figura en los párrafos 83 a 88 del capi'tulo II.


     Consciente de que en la Plataforma de Accio'n se hace hincapie' en que el
sistema de las Naciones Unidas debe asignar al nivel más alto posible la
responsabilidad de garantizar que en todos los programas y poli'ticas se
aplique la Plataforma y se integre una perspectiva de ge'nero,

     Consciente tambie'n de que en la Plataforma de Accio'n se recomienda que
el Consejo examine la posibilidad de dedicar antes del an~o 2000 por lo menos
una serie de sesiones de coordinacio'n a coordinar las actividades de
promocio'n del adelanto de la mujer, basándose en el plan revisado de mediano
plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer, 

     Consciente asimismo de que en la Plataforma de Accio'n se recomienda que
el Consejo dedique antes del an~o 2000 por lo menos una serie de sesiones
sobre actividades operacionales a examinar las actividades de desarrollo
relacionadas con el ge'nero, basándose en el plan revisado de mediano plazo 
a nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer, con miras a adoptar
directrices y procedimientos para la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n
por los fondos y los programas del sistema de las Naciones Unidas,

     Teniendo presente que en la Plataforma de Accio'n se pide al Secretario
General que se encargue de la coordinacio'n de las poli'ticas en las Naciones
Unidas respecto de la aplicacio'n de la Plataforma y la incorporacio'n de una
perspectiva de ge'nero en todas las actividades del sistema de las Naciones
Unidas, y tomando nota del nombramiento de una asesora poli'tica especial en
cuestiones de ge'nero,

     1.   Destaca que el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para
el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001 deberi'a ser un instrumento
eficaz para promover la aplicacio'n coordinada de la Plataforma de Accio'n de
Beijing;

     2.   Toma nota del proyecto de plan revisado preparado por la Reunio'n
ad hoc entre organismos dedicada a la mujer60/;

     3.   Recomienda la aprobacio'n por el Consejo Econo'mico y Social del
proyecto de plan revisado, teniendo en cuenta la presente resolucio'n y las
observaciones de la Comisio'n que figuran en el anexo de la presente
resolucio'n;

     4.   Hace hincapie' en la importancia de que el sistema de las Naciones
Unidas adopte un enfoque coherente y establezca una orientacio'n estrate'gica
en relacio'n con cada esfera de especial preocupacio'n;

     5.   Destaca la importancia de la integracio'n de una perspectiva de
ge'nero, inclusive en las actividades institucionales de seguimiento y de
fomento de la capacidad;

     6.   Recomienda que el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
para el adelanto de la mujer para el peri'odo 1996-2001 se utilice como
herramienta de supervisio'n y coordinacio'n del progreso a nivel de todo el
sistema en cuanto a la aplicacio'n de medidas relativas a cada una de las
esferas de especial preocupacio'n que se plantean en la Plataforma de Accio'n;

     7.   Subraya la importancia de que todos los elementos del sistema de las
Naciones Unidas, incluidas las instancias de adopcio'n de decisiones,
participen en la aplicacio'n de la Plataforma de Accio'n;

     8.   Invita a todos los o'rganos de las Naciones Unidas que sesionan bajo
los auspicios del Comite' Administrativo de Coordinacio'n a que celebren
debates perio'dicamente sobre el progreso logrado en el cumplimiento de las
tareas dentro de cada esfera de especial preocupacio'n, teniendo en cuenta el
programa de trabajo a largo plazo de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y
Social de la Mujer y del Consejo Econo'mico y Social, y a que proporcionen
informacio'n actualizada sobre dichas esferas al Consejo por conducto de la
Comisio'n, teniendo en cuenta las observaciones que han hecho la Comisio'n y
otros o'rganos competentes sobre el plan;

     9.   Recomienda que el Consejo Econo'mico y Social, por medio de la
Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, vigile la
aplicacio'n del plan y emprenda un examen amplio de mediano plazo de dicha
aplicacio'n, con el fin de sentar las bases de la programacio'n y
coordinacio'n en el futuro de las actividades del sistema de las Naciones
Unidas en pro del adelanto y de la habilitacio'n de la mujer, y que examine
tambie'n el progreso logrado en la integracio'n de la perspectiva de ge'nero
en todas las actividades del sistema de las Naciones Unidas;

     10.  Invita al Secretario General a que presente al Consejo, en el
contexto del examen del proyecto de plan revisado, las observaciones del
Comite' del Programa y de la Coordinacio'n y del Comite' Administrativo de
Coordinacio'n, además de las observaciones de la Comisio'n;

     11.  Recomienda que el Comite' Administrativo de Coordinacio'n y el
Comite' interinstitucional propuesto para el seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer utilicen el plan y las observaciones como
base para la supervisio'n del aumento de la colaboracio'n y de la búsqueda de
criterios eficaces en funcio'n de los costos en relacio'n con las actividades
del sistema de las Naciones Unidas en pro del adelanto y de la habilitacio'n
de la mujer, incluida la evaluacio'n de los me'todos de integracio'n de la
perspectiva de ge'nero en todas las actividades de las Naciones Unidas, de
manera que se garantice la rendicio'n de cuentas y que se realicen análisis de
la eficacia de los programas y poli'ticas de sensibilizacio'n a las cuestiones
de ge'nero;

     12.  Recomienda que el Consejo pida al Secretario General que le
presente, por conducto de la Comisio'n en su 42ž peri'odo de sesiones un
informe sobre los progresos realizados en cuanto a la aplicacio'n del plan;

     13.   Pide al Secretario General que garantice la integracio'n de la
perspectiva de ge'nero a nivel de todo el sistema en todas las actividades de
las Naciones Unidas, incluida la adopcio'n de decisiones, como parte de la
rendicio'n de cuentas de los administradores de categori'a superior;

     14.  Insta al Secretario General a que aplique la decisio'n adoptada por
la Asamblea General en su quincuage'simo peri'odo de sesiones de fortalecer la
capacidad de la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer, y hace hincapie' en la
necesidad de que se aporten los recursos necesarios para el seguimiento amplio
de la Plataforma de Accio'n, en el contexto de la revisio'n que se lleva a
cabo actualmente del presupuesto por programas para el bienio; tal vez resulte
necesario reformular las poli'ticas y reasignar recursos dentro de los
programas y entre ellos, sin perjuicio para los programas de desarrollo,
aunque es probable que haya modificaciones de poli'tica que no tengan
necesariamente consecuencias financieras; tambie'n podrá ser necesario
movilizar recursos adicionales, tanto públicos como privados, incluso recursos
provenientes de fuentes innovadoras de financiacio'n;

     15.  Pide al Secretario General que, en la aplicacio'n de la Plataforma
de Accio'n, integre una perspectiva de ge'nero en las decisiones
presupuestarias sobre las poli'ticas y los programas y que consigne fondos
suficientes para programas concretos destinados a lograr la igualdad entre la
mujer y el hombre;

     16.  Recomienda que el Consejo pida que se formule un nuevo plan a
mediano plazo a nivel de todo el sistema para el peri'odo 2002-2005, y que el
Secretario General, en su calidad de Presidente del Comite' Administrativo de
Coordinacio'n, presente el nuevo proyecto de plan al Consejo en su peri'odo de
sesiones sustantivo del an~o 2000, con el fin de dar orientacio'n para los
planes de mediano plazo de las distintas organizaciones del sistema de las
Naciones Unidas, y que el proyecto de propuesta se presente a la Comisio'n de
la Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer, en su 44ž peri'odo de sesiones,
para que formule observaciones al respecto.


                                       ANEXO

Observaciones de la Comisio'n de la Condicio'n Juri'dica y 
Social de la Mujer sobre la propuesta de plan de mediano
plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de la 
                         mujer en el peri'odo 1996-2001*

                            I.  OBSERVACIONES GENERALES

1.   El plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema para el adelanto de
la mujer para el peri'odo 1996-2001 ha de ser algo más que una mera
compilacio'n de las actividades de las organizaciones del sistema de las
Naciones Unidas.

2.   Se deberi'a hacer más hincapie' en la coordinacio'n y la colaboracio'n
entre diferentes organizaciones y agentes.

3.   El concepto de integracio'n visible deberi'a estar mejor reflejado en la
planificacio'n indicativa del sistema.

4.   En muchos casos, aunque numerosos agentes se determinan en el contexto de
las medidas que han de adoptarse, la lista de agentes de las distintas esferas
de especial preocupacio'n no deberi'a ser exclusiva.  Deberi'a estudiarse la
posibilidad de indicar los organismos principales.

5.   Es preciso hacer más hincapie' en la coordinacio'n de poli'ticas y la
aplicacio'n de poli'ticas y directrices, mediante el establecimiento de un
enlace real entre las actividades de investigacio'n y análisis y las
actividades funcionales y operacionales.

6.   La Secretari'a de las Naciones Unidas en su conjunto deberi'a llevar a
cabo actividades relacionadas con las principales esferas de preocupacio'n, y
no so'lo las instituciones que tienen un mandato concreto sobre el adelanto de
la mujer o los organismos operacionales.  Algunas entidades de la Secretari'a,
como la Oficina Ejecutiva del Secretario General, el Departamento de Asuntos
Poli'ticos, el Departamento de Coordinacio'n de Poli'ticas y de Desarrollo
Sostenible, la Oficina de Asuntos Juri'dicos y el Departamento de Asuntos
Humanitarios no participan en esas actividades.  Asimismo, es necesario que la
labor del Programa conjunto y de copatrocinio de las Naciones Unidas sobre el
virus de inmunodeficiencia humana y el si'ndrome de inmunodeficiencia
adquirida quede más patente en el plan.

     *    La Comisio'n tuvo ante si' la propuesta de plan de mediano plazo a
nivel de todo el sistema para el adelanto de la mujer para el peri'odo
1996-2001, que figuraban en el documento E/CN.6/1996/CRP.2.


7.   Es preciso dar una orientacio'n más estrate'gica a la integracio'n de una
perspectiva de ge'nero en la labor de las Naciones Unidas.

8.   El plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema deberi'a estar más
centrado en los objetivos y resultados que han de lograrse.


                          II.  OBSERVACIONES ESPEC■FICAS

                             A.  La mujer y la pobreza

9.   Hay que subrayar aún más la necesidad de que el sistema de las Naciones
Unidas aúne sus esfuerzos en cuanto a la utilizacio'n de datos desglosados por
sexos y la elaboracio'n de indicadores para observar las tendencias de la
pobreza desde una perspectiva de ge'nero.

  No se presta suficiente atencio'n a la comprensio'n de las causas que
originan la pobreza.  El plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema
deberi'a reforzar el principio de que los recursos que se asignan a las
poli'ticas y los programas de desarrollo destinados a erradicar la pobreza no
deben desviarse hacia actividades de asistencia y socorro de emergencia. 

11.  La idea de que la habilitacio'n de la mujer y la promocio'n y la
proteccio'n de sus derechos humanos son fundamentales para lograr el
desarrollo deberi'a reflejarse más claramente en el plan. 

12.  La integracio'n de un componente de ge'nero en la concepcio'n y la
aplicacio'n de poli'ticas macroecono'micas y microecono'micas, en particular
en los programas de ajuste estructural, es fundamental.  En el plan de mediano
plazo a nivel de todo el sistema se subraya esta idea tanto con respecto a las
actividades de investigacio'n y análisis como a las actividades operacionales.

Sin embargo, resulta sorprendente que en el párrafo 29 no se haga referencia
alguna a la funcio'n del Banco Mundial ni a los fondos y programas de las
Naciones Unidas (por ejemplo, el Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o el Fondo de
Poblacio'n de las Naciones Unidas).

13.  Todos los o'rganos de las Naciones Unidas deben participar en las
actividades de cooperacio'n para el desarrollo destinadas a integrar
una perspectiva de ge'nero en todas sus poli'ticas y programas.  Con ello se
integrari'a el análisis de ge'nero y se adquiriri'an conocimientos en materia
de ge'nero tanto en la Sede como en las oficinas sobre el terreno.


                     B.  Educacio'n y capacitacio'n de la mujer

14.  La Secretari'a de las Naciones Unidas deberi'a encargar a diversos
departamentos de la Organizacio'n la realizacio'n de tareas como el análisis y
la supervisio'n de datos, la formulacio'n de poli'ticas y la coordinacio'n de
actividades.  Por el momento, los organismos de las Naciones Unidas son
prácticamente los únicos que realizan actividades.  Apenas se hace referencia
a la Divisio'n para el Adelanto de la Mujer, al Departamento de Coordinacio'n
de Poli'ticas y de Desarrollo Sostenible o al Departamento de Informacio'n
Pública.

15.  El sistema de las Naciones Unidas deberi'a estudiar la manera de integrar
la educacio'n y la capacitacio'n permanentes en todas las actividades del
sistema y de promover medidas similares a nivel nacional.  Habri'a que
establecer los mecanismos de apoyo adecuados para hacer posible la ensen~anza
en las situaciones difi'ciles, especialmente las violentas.

16.  El Departamento de Informacio'n Econo'mica y Social y Análisis de
Poli'ticas deberi'a participar en mayor medida en las actividades de acopio de
datos e investigacio'n.

17.  Las actividades de acopio de datos deberi'an centrarse en los datos de
que no se dispone actualmente.  Quizás sea necesario presentar los datos
actuales en un formato distinto que resulte útil a los comite's pertinentes, y
evitar al mismo tiempo la duplicacio'n del acopio de datos.

18.  Habri'a que incluir medidas que alentaran a las nin~as y a las mujeres a
participar en disciplinas cienti'ficas y tecnolo'gicas en la ensen~anza
primaria, secundaria y en niveles superiores.


                              C.  La mujer y la salud

19.  Todos los arti'culos de esta seccio'n deberi'an actualizarse para que
reflejaran fielmente el lenguaje utilizado en el Programa de Accio'n de la
Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo61/ y en la
Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer59.

20.  Hay que aplicar todos los componentes pertinentes de la Plataforma de
Accio'n a todos los niveles.

21.  Es preciso que en dicha aplicacio'n participen todos los agentes
pertinentes del sistema de las Naciones Unidas, en particular el Departamento
de Informacio'n Econo'mica y Social y Análisis de Poli'ticas, el Fondo de
Poblacio'n de las Naciones Unidas y el Centro de Derechos Humanos.

22.  Se deberi'an integrar en las actividades de las Naciones Unidas los
aspectos del SIDA relacionados con el ge'nero.  Habri'a que estudiar la
cuestio'n de la pesada carga que representa la atencio'n de los enfermos de
SIDA para quienes la dispensan, que son sobre todo mujeres.

23.  En las observaciones generales conviene destacar que es preciso evitar la
duplicacio'n de las actividades, pero tambie'n hay que reconocer que cada
esfera puede interesar a más de un agente.

24.  Es necesario examinar más a fondo la participacio'n de los hombres, asi'
como las actividades encaminadas a alentar al hombre y a la mujer a asumir la
responsabilidad de su comportamiento sexual y reproductivo.

25.  Hay que hacer hincapie' en la necesidad de integrar la educacio'n en
materia de salud reproductiva y sexual, incluida la planificacio'n de la
familia, en todos los programas de poblacio'n y desarrollo.

26.  No se ha prestado suficiente atencio'n a la cuestio'n de la mujer y la
salud ni a las actividades propuestas para combatir los problemas más graves
relativos a la salud de las mujeres y las nin~as. Se deberi'a asignar gran
prioridad a la eliminacio'n de las principales causas del fallecimiento de
mujeres y nin~as.

27.  Debe entenderse que las referencias a la igualdad en la utilizacio'n de
los servicios de atencio'n de la salud significan la prestacio'n de esos
servicios en funcio'n de las necesidades, ya que las mujeres suelen utilizar
más los servicios de atencio'n de la salud.  Deberi'a reafirmarse la necesidad
de asegurar la igualdad de acceso a los servicios de atencio'n de la salud.

                         D.  La violencia contra la mujer

28.  El número de actividades que contiene el plan de mediano plazo a nivel de
todo el sistema en relacio'n con el objetivo estrate'gico D.3 de la Plataforma
de Accio'n (Eliminar la trata de mujeres y prestar asistencia a las vi'ctimas
de la violencia derivada de la prostitucio'n y la trata de mujeres) es muy
reducido, al igual que la lista de organizaciones interesadas.


                     E.  Las mujeres y los conflictos armados

29.  En esta esfera de especial preocupacio'n habri'a de centrarse en las
medidas que deberi'a adoptar el sistema de las Naciones Unidas, en consonancia
con la Carta de las Naciones Unidas, para proteger a las mujeres que son
vi'ctimas de conflictos armados o que corren el peligro de serlo y a las que
padecen actos de violencia y abusos.

30.  Habri'a que ampliar y aplicar las medidas destinadas a hacer tomar
conciencia de los derechos de la mujer en las situaciones de conflictos
armados, en las actividades de capacitacio'n de oficiales de polici'a y de
personal militar, de agentes de salud, maestros y directores de campamentos de
refugiados y personas desplazadas, entre otros.

31.  Hay que estudiar medidas que fomenten una participacio'n más activa de la
mujer en la solucio'n de los conflictos, ya que la igualdad de acceso de la
mujer a las estructuras de poder y su plena participacio'n en e'stas, asi'
como en todos los esfuerzos destinados a prevenir y resolver los conflictos,
son esenciales para mantener y promover la paz y la seguridad.  Sin embargo,
en el plan de mediano plazo a nivel de todo el sistema no se debe dar por
sentado, como se hace ahora en el texto, que existe una gran diferencia entre
la actitud del hombre y la de la mujer con respecto a la paz, la seguridad y
la solucio'n de conflictos.


                            F.  La mujer y la economi'a

32.  En relacio'n con el cuidado de los nin~os y de las personas a cargo y la
distribucio'n de las responsabilidades, es preciso proporcionar atencio'n a
los nin~os y a las personas a cargo como parte integrante de los conceptos de
igualdad entre los sexos y de análisis de ge'nero y promover el Convenio No.
156 de la Organizacio'n Internacional del Trabajo.

33.  En las actividades operacionales, deberi'a prestarse mayor atencio'n al
cuidado de los nin~os y de las personas a cargo.

34.  Deberi'a coordinarse mejor la labor sobre los indicadores.  Tambie'n
deberi'a asociarse al Banco Mundial con el análisis de los datos sobre la
globalizacio'n y el cambio en las modalidades internacionales del trabajo.

35.  En la esfera de las actividades operacionales, deberi'a hacerse una
referencia más clara a la asistencia del sistema de las Naciones Unidas a los
gobiernos en la ejecucio'n de poli'ticas encaminadas a asegurar la igualdad de
derechos entre la mujer y el hombre respecto de los recursos econo'micos; ello
deberi'a incluir el acceso a la propiedad y al control de la tierra y otras
formas de bienes, al cre'dito, a la herencia, a los recursos naturales y a las
nuevas tecnologi'as.

36.  En relacio'n con el trabajo y el empleo, deberi'a adoptarse un enfoque
más amplio de los me'todos para medir y difundir informacio'n sobre los tipos,
el alcance y la distribucio'n del trabajo no remunerado, en consonancia con
los párrafos pertinentes de la Plataforma de Accio'n, en particular el inciso
g) del párrafo 165.

37.  En lo que se refiere a la mujer de las zonas rurales, según se indica en
los párrafos 137 y 138 del plan de mediano plazo para todo el sistema, se
deberi'a hacer mayor hincapie' en los conceptos enunciados en la Plataforma de
Accio'n y, en particular, en el inciso c) del párrafo 166.

38.  Se deberi'a utilizar plenamente la capacidad colectiva del sistema de las
Naciones Unidas para promover el análisis basado en el ge'nero y el
asesoramiento en cuestiones normativas relacionadas con las consecuencias que
los problemas econo'micos mundiales tienen para la mujer, en particular las
consecuencias de los programas de reestructuracio'n econo'mica y otras
poli'ticas macroecono'micas.



               G.  La mujer en el poder y la adopcio'n de decisiones

39.  En la Plataforma de Accio'n no se utiliza el te'rmino "paridad" y no
deberi'a utilizarse en el plan de mediano plazo para todo el sistema.

40.  La cuestio'n de la adopcio'n de decisiones deberi'a considerarse a todos
los niveles.

41.  Deberi'an intensificarse las actividades de la Secretari'a de las
Naciones Unidas en esta esfera de preocupacio'n.

42.  La Divisio'n de Estadi'stica de las Naciones Unidas deberi'a reunir y
publicar estadi'sticas (en una publicacio'n anual) sobre el número de mujeres
y de hombres empleados en todo el sistema de las Naciones Unidas y a todos los
niveles, inclusive su distribucio'n regional y subregional por sexo.

43.  Deberi'an incluirse investigaciones sobre la representacio'n de los
hombres en las esferas en que están insuficientemente representados.

44.  En las actividades de desarrollo es preciso fortalecer el diálogo con las
comunidades locales y la sociedad civil y fomentar su participacio'n. 


            H.  Mecanismos institucionales para el adelanto de la mujer

45.  El sistema de las Naciones Unidas deberi'a tener en cuenta que la tarea
principal de los mecanismos nacionales para el adelanto de la mujer consiste
en apoyar la integracio'n, en todas las esferas de gobierno, de una
perspectiva de ge'nero en todos los sectores normativos, y que los gobiernos
deberi'an crear mecanismos nacionales y otros o'rganos gubernamentales, o
fortalecer los ya existentes, para el adelanto de la mujer.

46.  El suministro de apoyo y asistencia te'cnica a los gobiernos sobre la
forma de fortalecer la capacidad institucional para el adelanto de la mujer
exige considerar una gama de medidas más amplia que las reflejadas en el plan
de mediano plazo a nivel de todo el sistema, que centra la atencio'n
especialmente en la reunio'n, uso y difusio'n de datos.  Deberi'a considerarse
asimismo la inclusio'n de elementos de fomento de la capacidad en funcio'n del
ge'nero en los planes y estrategias de desarrollo nacionales, asi' como en los
esfuerzos de apoyo de los organismos de cooperacio'n internacional.


                         I.  Derechos humanos de la mujer

47.  Deberi'a subrayarse que los derechos de la mujer son derechos humanos. 

48.  Tambie'n deberi'a subrayarse que los derechos humanos de las mujeres y
las nin~as son parte inalienable, integrante e indivisible de todos los
derechos humanos y las libertades fundamentales.

49.  Deberi'a hacerse hincapie' en que este es uno de los objetivos
prioritarios de las Naciones Unidas.

50.  Las Naciones Unidas deberi'an formular un amplio programa normativo para
la integracio'n de los derechos humanos de la mujer en todo el sistema de las
Naciones Unidas, insistiendo en el fortalecimiento de la cooperacio'n y la
coordinacio'n entre las diferentes entidades de las Naciones Unidas en la
promocio'n y proteccio'n de los derechos humanos de la mujer.

51.  El Centro de Derechos Humanos deberi'a tener en cuenta el Programa de
Accio'n de la Conferencia Internacional sobre la Poblacio'n y el Desarrollo y
la Plataforma de Accio'n de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer en
todos los aspectos de los derechos humanos de la mujer.

52.  Deberi'a hacerse hincapie' en la integracio'n de los derechos humanos de
la mujer en todas las actividades de las Naciones Unidas.


                     J.  La mujer y los medios de comunicacio'n

53.  Esta seccio'n deberi'a actualizarse teniendo en cuenta la Plataforma de
Accio'n y el Programa de Accio'n de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social.

54.  Deberi'an reflejarse las actividades de todos los sectores de la
Secretari'a de las Naciones Unidas y no solamente las de la Divisio'n para el
Adelanto de la Mujer y del Departamento de Informacio'n Pública.  Hace falta
incluir en todos los programas un componente de ge'nero.

55.  Deberi'a insistirse en la capacidad de comunicacio'n a fin de hacer
llegar el mensaje de integracio'n.

56.  Las actividades de informacio'n pública y divulgacio'n deberi'an
emprenderse en todos los ámbitos del sistema de las Naciones Unidas.  Es
esencial la integracio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las
publicaciones.  Es asimismo importante el papel de la mujer no so'lo en las
actividades sociales y econo'micas, sino tambie'n en las poli'ticas. 
Deberi'an emprender esfuerzos en esta esfera de especial preocupacio'n no
so'lo los organismos que tradicionalmente se han ocupado de la materia, sino
tambie'n otros nuevos, que deberi'an participar más en el futuro.


                         K.  La mujer y el medio ambiente

57.  Al indicarse las esferas de investigacio'n, deberi'a hacerse mayor
hincapie' en las cuestiones sen~aladas en el inciso b) del párrafo 258 de la
Plataforma de Accio'n.

58.  La labor relativa a los indicadores deberi'a integrarse en la labor
iniciada bajo la e'gida de la Comisio'n sobre el Desarrollo Sostenible.


                                    L.  La nin~a

59.  Deberi'a darse mayor importancia a educar a la nin~a sobre los derechos
que le garantizan los instrumentos internacionales de derechos humanos. 

60.  Deberi'a hacerse hincapie' en la salud, incluida la salud sexual y
reproductiva, y en la informacio'n sobre el virus de inmunodeficiencia humana
y el si'ndrome de inmunodeficiencia adquirida.

                         M.  Disposiciones institucionales

61.  Deberi'a prestarse mayor atencio'n a las medidas encaminadas a promover
la integracio'n de una perspectiva de ge'nero en todas las poli'ticas y
programas de las Naciones Unidas.

62.  Debe procurarse obtener un cuadro claro de los progresos realizados en
cuanto a la movilizacio'n innovadora de los recursos.

63.  Deberi'an tenerse en cuenta las experiencias de cooperacio'n bilateral y
regional indicándose las mejores prácticas y la importancia del diálogo sobre
cuestiones normativas y las estrategias de los distintos pai'ses.

64.  Deberi'a ponerse más de relieve el papel del Consejo Econo'mico y Social
y la importancia del seguimiento coordinado de todas las principales
conferencias de las Naciones Unidas.


         Decisio'n 40/101.  Informes relativos al seguimiento de la Cuarta
Conferencia Mundial sobre la Mujer            

     En su 16Ž. sesio'n, celebrada el 22 de marzo de 1996, la Comisio'n de la
Condicio'n Juri'dica y Social de la Mujer tomo' nota de los siguientes
informes relativos al seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la
Mujer:

     a)   Informe del Secretario General sobre el mandato, los me'todos de
trabajo y el programa de trabajo multianual de la Comisio'n de la Condicio'n
Juri'dica y Social de la Mujer62/;

     b)   Informe del Secretario General sobre medios para aumentar la
capacidad de la Organizacio'n y del sistema de las Naciones Unidas para
prestar apoyo al seguimiento en curso de la Conferencia63/;

     c)   Informe del Secretario General sobre la eliminacio'n de los
estereotipos en los medios de comunicacio'n de masas64/;

     d)   Informe del Secretario General sobre el cuidado del nin~o y de
personas a cargo, con inclusio'n de la cuestio'n de compartir el trabajo y las
obligaciones familiares65/;

     e)   Informe del Secretario General sobre la educacio'n para la paz66/;

     f)   Informe del Secretario General sobre el mejoramiento de la
condicio'n de la mujer en la Secretari'a67/;

     g)   Informe del Secretario General sobre la aplicacio'n de la
resolucio'n 50/166 de la Asamblea General sobre el papel del Fondo de
Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer en la eliminacio'n de la
violencia contra la mujer68/;


    	

 


This document has been posted online by the United Nations Department of Economic and Social Affairs (DESA). Reproduction and dissemination of the document - in electronic and/or printed format - is encouraged, provided acknowledgement is made of the role of the United Nations in making it available.

Date last updated: 06 December 1999 by DESA/DAW
Copyright ę 1999 United Nations