Foro Permanente

El Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas es un órgano asesor del Consejo Económico y Social (ECOSOC). El Foro fu establecido el 28 de julio de 2000 por la Resolución 2000/22, con el mandato de examinar las cuestiones indígenas, en el contexto de las atribuciones del ECOSOC, relativas al desarrollo económico y social, la cultura, el medio ambiente, la educación, la salud y los derechos humanos.

El Foro Permanente:

  • Presta asesoramiento especializado y formulará recomendaciones sobre las cuestiones indígenas al Consejo, así como a los programas, fondos y organismos de las Naciones Unidas, por conducto del ECOSOC;
  • Aumenta la concientización y promueve integración y coordinación de las actividades relacionadas con las cuestiones indígenas dentro del sistema de las Naciones Unidas;
  • Prepara y difunde información sobre las cuestiones indígenas;
  • Promueve el respeto y la plena aplicación de las disposiciones de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y vela por su eficacia (Art. 42 UNDRIP).

El primer período de sesiones se realizó en Mayo de 2002, con periodos de sesiones anuales desde entonces. El Foro Permanente se reúne generalmente anualmente durante diez días útiles en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. De acuerdo con la resolución del ECOSOC E/2000/22, también puede reunirse en la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra o en algún otro lugar que decida.

Además de las seis áreas del mandato (desarrollo económico y social, la cultura, el medio ambiente, la educación, la salud y derechos humanos), cada sesión se centra temáticamente en una cuestión especifica

El Foro Permanente es uno de los tres mecanismos de las Naciones Unidas dedicado a las cuestiones específicas de los pueblos indígenas. Los otros mecanismos son: El Mecanismo de Expertos sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y el Relator Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

El compromiso y el papel del Foro Permanente en la promoción de los derechos de los pueblos indígenas son posibles gracias al Fondo Fiduciario sobre las Cuestiones Indígenas, que en general facilita el seguimiento de las recomendaciones, la sensibilización y difusión sobre las cuestiones indígenas, así como también la representación y participación de los miembros del Foro Permanente en reuniones internacionales de importancia para su mandato. Además, el Fondo Fiduciario presta apoyo a la aplicación de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DESA) se encarga de la gestión general del Fondo Fiduciario, el cual está bajo la Subdivisión de Pueblos Indígenas y Desarrollo – Secretaría del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas.