Salud

indigenous-healthNiveles alarmantes de diabetes. En todo el mundo más del 50% de los adultos indígenas de más de 35 años de edad padece diabetes tipo 2, y se prevé que estas cifras aumenten. En algunas comunidades indígenas, la dia­ betes ha alcanzado proporciones epidémicas y pone en peligro la existencia misma de la comunidad. Una esperanza de vida de 20 años menos. Los pueblos indígenas tienen una salud mucho más precaria, tienen más probabilidades de quedar discapacitados y de que su calidad de vida disminuya y, en última instancia, de morir más jóvenes que los demás pueblos. La diferencia en años en la esperanza de vida entre los pueblos indígenas y los demás pueblos es la siguiente: Guatemala, 13; Panamá, 10; México, 6; Nepal, 20; Australia, 20; Canadá, 17; Nueva Zelandia, 11.

Pobreza, tuberculosis y falta de tratamiento. La tuberculosis, enfermedad que ataca primordialmente a las per­ sonas que viven en la pobreza, afecta al menos a 2.000 millones de personas en el mundo. A causa de la pobreza, la tuberculosis sigue afectando en forma desproporcionada a los pueblos indígenas de todo el planeta. Pese a que se han elaborado programas de lucha contra la tuberculosis, éstos no suelen beneficiar a los pueblos indí­ genas debido a cuestiones relacionadas con la pobreza, la vivienda precaria, la falta de acceso a los servicios médicos y a los medicamentos, las barreras culturales, las diferencias lingüísticas y la lejanía geográfica.

Poca salud, que se hace sentir con más intensidad entre las mujeres indígenas. Los pueblos indígenas expe­ rimentan desproporcionadamente altos niveles de mortalidad materna e infantil, desnutrición, enfermedades cardiovasculares, VIH/SIDA y otras enfermedades infecciosas, como el paludismo y la tuberculosis. Las mujeres indígenas experimentan estos problemas de salud con especial intensidad, ya que se ven afectadas en forma desproporcionada por los desastres naturales y los conflictos armados, y con frecuencia se les niega el acceso a la educación, la tierra, la propiedad y otros recursos económicos. Sin embargo, su función en la supervisión de la salud y el bienestar de sus familias y sus comunidades es esencial. Además, a medida que aumenta el número de problemas de salud pública de otra índole, como el uso indebido de estupefacientes, el alcoholismo, la depresión y el suicidio, son necesarios esfuerzos urgentes y concertados para mejorar la situación de salud de los pueblos indígenas.

Pobreza y desnutrición. La mala nutrición es uno de los problemas de salud que más afectan a los pueblos in­dígenas en todo el mundo. Además de las circunstancias de extrema pobreza, los pueblos indígenas padecen de desnutrición debido a la degradación ambiental y a la contaminación de los ecosistemas en los que las co­ munidades indígenas han vivido tradicionalmente, la pérdida de sus tierras y territorios y la disminución de sus fuentes tradicionales de alimentos o de su acceso a ellas.

Libre determinación, derechos colectivos, decisivos para la salud de los pueblos indígenas. Para buscar solu­ ción a las causas fundamentales de los problemas de salud de los pueblos indígenas, los derechos colectivos de los pueblos indígenas a sus bienes comunitarios y a la libre determinación deben gozar de pleno reconocimiento (Continúa en la página siguiente) y ser ejercidos. Se ha determinado que muchos trastornos mentales, como la depresión, el uso indebido de estupefacientes y el suicidio, guardan relación con la colonización histórica y el despojo de que han sido objeto los pueblos indígenas, lo que ha dado como resultado la fragmentación de las instituciones sociales, culturales, económicas y políticas indígenas.

Sistemas de salud apropiados para el contexto indígena. Los modelos de atención de la salud deben tener en cuenta el concepto indígena de salud, y preservar y fortalecer los sistemas de salud indígenas como estrategia para aumentar el acceso y la cobertura de la atención de la salud. Esto requerirá el establecimiento de meca­ nismos claros de cooperación entre el personal correspondiente de los servicios de salud, las comunidades, los curanderos tradicionales, los encargados de formular políticas y los funcionarios públicos a fin de asegurar que los recursos humanos respondan al perfil epidemiológico y al contexto sociocultural de las comunidades indígenas.

La Organización Panamericana de la Salud con el Programa de Diversidad Cultural y Salud viene trabajando la situación de salud de los pueblos indígenas. Más información en este link >>>

Enlaces

Trasnversalización de la equidad étnica de la Salud de los Pueblos Indígenas
Derechos Humanos y Salud de los Pueblos Indígenas
Declaraciones y Resoluciones Internacionales sobre la Salud de los Pueblos Indígenas