Las Mujeres Indígenas y el Sistema de la ONU

Las mujeres indígenas y el Sistema de la ONU

Las mujeres indígenas han sido siempre parte de las luchas de sus pueblos, a nivel nacional o en los foros internacionales. Poseemos una herencia de mujeres extraordinarias que participaron en la ONU desde el primer año del Grupo de Trabajo sobre las Poblaciones Indígenas, en 1982 en Ginebra, Suiza. Hoy, en el Foro Permanente para las Cuestiones indígenas de la ONU, las mujeres indígenas participan en gran número y tienen una fuerte voz.

Los puntos de contacto entre el movimiento de las mujeres indígenas y el movimiento de las mujeres internacionales varían con los años. No siempre la relación es estrecha, sobretodo debido a las particularidades en la situación de las mujeres indígenas que viven en comunidades amenazadas. Sin embargo, en años recientes los dos movimientos se están acercando. Por ejemplo, las mujeres indígenas ahora están levantando sus voces demandando la implementación de la Declaración de Beijing y la Plataforma de Acción.

A pesar de la activa y enorme contribución a la sociedad, las mujeres indígenas todavía sufren de múltiple discriminación, como mujeres y como indígenas. Padecen la extrema pobreza, el tráfico, el analfabetismo, la falta de acceso a sus tierras ancestrales, cuidado médicos inexistentes o pobres, y la violencia en la esfera privada y pública. Esta violencia es exacerbada cuando las comunidades indígenas se encuentran en el medio del conflicto y las mujeres se convierten en blanco de la violencia con motivos políticos, mientras deben continuar con su trabajo diario, trayendo leña o agua para la familia.

Las mujeres indígenas y el Foro Permanente

Actualmente las mujeres indígenas participan en gran número en el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, tienen su propio grupo y una voz fuerte. Desde su primer período de sesiones, el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas (UNPFII) ha prestado especial atención a las mujeres indígenas. El tema especial para la Tercera Sesión del Foro Permanente, celebrada en 2004, fue la mujer indígena. La sesión fue enriquecida por tres reuniones preparatorias celebradas en América Latina, África y Asia. Durante el período de sesiones del Foro Permanente en mayo de 2006 en el tema especial “Los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los pueblos indígenas: redefinición de los objetivos”, se prestó especial atención a las mujeres indígenas. Un conjunto importante de recomendaciones sobre las mujeres indígenas fue aprobado por el Foro.

En el transcurso de los períodos de sesiones, el Foro Permanente ha aprobado más de 150 recomendaciones que se refieren directamente a la situación de las mujeres indígenas. Las recomendaciones del Foro Permanente sobre las mujeres indígenas han reflejado su extenso mandato temático, abordando una amplia gama de temas, incluyendo educación, cultura, salud, derechos humanos, el medio ambiente y el desarrollo, los conflictos y la participación política. Recomendaciones sobre estos y otros temas se han transmitido a los Estados, los organismos de las Naciones Unidas, los pueblos indígenas y la sociedad civil.

Se han elaborado algunos análisis referentes a la situación de las mujeres indígenas, entre ellos:

Examen al cabo de 20 años de la Declaración y Plataforma de de Acción de Beijing y el futuro: un marco para promover las cuestiones relacionadas con las mujeres indígenas (E.C.19/2015/2)

Estudio sobre la participación política de las mujeres indígenas en los niveles internacional, nacional y local (E/C.19/2013/10)

Análisis preparado por la Secretaría del Foro Permanente – la Mujer Indígena (E/C.19/2009/8)

El Foro Internacional de Mujeres Indígenas (FIMI) también preparó un documento de análisis, Análisis y Seguimiento de las Recomendaciones sobre Mujeres Indígenas del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas (CRP 15) está disponible en español.

Resumen Ejecutivo está disponible en Inglés y Español.

Recomendaciones del Foro Permanente Relativas a las Mujeres Indígenas

Tics en los Andes

En diciembre de 2005, la Asamblea General aprobó el proyecto Participación de la mujer indígena: formación de capacidad para adopción de decisiones mediante tecnologías de la información y de las comunicaciones en América Latina, con cargo a la Cuenta para el Desarrollo, cuyo principal objetivo es reforzar la capacidad de las instituciones a nivel nacional y de la comunidad en determinados países de América Latina para lograr una mayor participación de las mujeres indígenas en los procesos de adopción de decisiones utilizando nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (véase una descripción más completa en la sección W del anexo del documento A/60/6 (Sección 34).