Declaración del Presidente y los Miembros Expertos del Foro Permanente sobre el Oleoducto para el Acceso a las Dakotas

Declaración sobre el Oleoducto para el Acceso a las Dakotas (Dakota del Norte, EEUU) del Sr. Álvaro Pop Ac, Presidente del Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas, la Dra. Dalee Dorough y el Jefe Edward John, Miembros Expertos del Foro Permanente sobre las Cuestiones Indígenas.

4 de noviembre 2016 – El Gran Jefe Edward John estuvo por tres días (29 al 31 de octubre 2016) en el campamento Sacred Stone Spirit y sus alrededores, por invitación del Presidente Tribal Sioux de Standing Rock, David Archambault.

Durante su visita, el Gran Jefe Edward John se reunió con algunos miembros de la nación Sioux y con funcionarios de la policía de la oficina del alguacil del condado de Morton. Dicha oficina confirmó que hubo un total de 412 arrestos, 9% de los cuales pertenecían a Standing Rock, incluyendo el Presidente Tribal Sioux de Standing Rock, Dave Archambault.

Como Miembros Expertos del Foro Permanente, reiteramos nuestra profunda preocupación expresada en la declaración del 31 de agosto de 2016 sobre la ruta propuesta para la construcción del oleoducto. También nos preocupa que unos 380 sitios culturales y sagrados hayan sido destruidos a lo largo de dicha ruta por el trabajo de desmonte. De igual forma, numerosas personas han confirmado que ha habido poca consulta por parte del gobierno federal con respecto al proyecto.

Los derechos de los Sioux han sidoreconocidos y ratificados en sus tratados, acuerdos y otros arreglos constructivos con los Estados Unidos, en diversas decisiones judiciales, en la Constitución de los Estados Unidos y en los instrumentos internacionales de derechos humanos. A pesar de tal reconocimiento, sus derechos están siendo vulnerados por las decisiones relativas al proyecto del oleoducto que atraviesa territorio Sioux no cedido.

Igualmente, a pesar del llamado del Presidente Obama hacia la empresa de detener la construcción del oleoducto, entendemos que la construcción se está llevando a cabo 24 horas al día, siete días a la semana. La decisión de la empresa de proceder con el derecho de vía de apertura y construcción ha puesto a los Sioux de Standing Rock en una situación difícil e insostenible.

La falta total de presencia y acción del gobierno de los Estados Unidos, a nivel federal, es una preocupación que debe ser abordada. Recordamos a los Estados Unidos su ratificación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como el pronunciamiento público, en el 2010, de apoyo a la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y en el 22 de septiembre de 2014 reiterando el compromiso con la Declaración de la ONU en la reunión plenaria de alto nivel de la Asamblea General conocida como la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas. Hacemos un llamado al gobierno de los Estados Unidos para que tome medidas urgentes sobre la alarmante situación en Dakota del Norte, incluyendo la criminalización de los pueblos indígenas en sus intentos pacíficos de salvaguardar sus derechos humanos y derechos fundamentales.

Entendemos que los Sioux de Standing Rock han presentado apelaciones urgentes a cuatro titulares de mandatos en materia de derechos humanos, conjuntamente con el Consejo Internacional de Tratados Indios (IITC), el 19 de agosto y el 4 de septiembre de 2016. Apoyamos plenamente esta iniciativa e instamos a los respectivos Relatores Especiales a que examinen de inmediato este asunto y que imploren a los Estados Unidos para que tome medidas concretas de manera urgente. Del mismo modo, recomendamos muy respetuosamente, que el Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial considere la posibilidad de emprender un procedimiento de Alerta Temprana y Acción Urgente sobre la base de la información reflejada en el informe y en la declaración del Jefe Edward John.

Igualmente, exhortamos al Gobierno, a que apoye a la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas en su visita a Standing Rock, de manera urgente y prioritaria, para examinar esta difícil situación de lucha de los Sioux por proteger sus tierras, aguas, sitios sagrados y territorios. Hacemos hincapié en el hecho que sus tratados, decisiones judiciales y otros acuerdos garantizan derechos significativos – derechos que aparentemente están siendo arrojados al viento por el gobierno estadounidense.

Instamos al Gobierno de los Estados Unidos a que tome medidas urgentes y proteja los territorios tradicionales y los sitios sagrados de los Sioux de Standing Rock y respete sus compromisos en materia de derechos humanos, los mismos que se hallan bajo la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Presione aquí para leer la versión en PDF de la declaración.

Presione aquí para leer la versión en PDF del informe (sólo en inglés).