Noticias

La ONU confirma su respaldo al Pacto Mundial de Migración en la Asamblea General

A pesar de que menos países votaron a favor del pacto que en Marrakech y hubo más de una decena de abstenciones, la gran mayoría de los Estados que pertenecen a la Asamblea General respaldó el acuerdo. El Secretario General António Guterres acogió con beneplácito la decisión.

Con una votación de 152 países a favor, 5 en contra, y 12 abstenciones, la Asamblea General aprobó el proyecto de resolución que reafirma el compromiso de la ONU con el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, que fue adoptado hace más de una semana y por más de 160 países en Marrakech, Marruecos.

Se trata del primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los migrantes indocumentados. El documento consta de 23 objetivos, entre los que se encuentran medidas contra la trata de personas y la separación de las familias.

El Secretario General de la ONU acogió con satisfacción el respaldo al acuerdo a través de un comunicado y recordó que el Pacto no es legalmente vinculante y reafirma los principios fundamentales de la comunidad global, entre ellos la soberanía nacional y los derechos humanos universales, al tiempo que señala el camino hacia acciones humanas y sensatas para beneficiar a los países de origen, tránsito y destino, así como a los propios migrantes.

“[El pacto…] exige una mayor solidaridad con los migrantes en situaciones de terrible vulnerabilidad y abuso; subraya la necesidad de anticipar las tendencias futuras, desde los mercados laborales hasta los impactos del cambio climático; y destaca el imperativo de diseñar más vías legales para la migración, lo que también ayudaría a combatir el tráfico y la explotación”, expresa el comunicado de António Guterres.

El titular de la ONU aseguró que el liderazgo será crucial para “dar vida al Pacto” y para evitar los mitos y el discurso despectivo que “se han vuelto demasiado frecuentes”.

“La recién creada Red de las Naciones Unidas para la Migración está lista para apoyar a los Estados miembros y a todos nuestros socios mientras nos esforzamos juntos, en un espíritu de respeto y propósito común, para que la migración funcione para todos”, dijo.

Guterres también espera que aquellos países que optaron por mantenerse fuera del proceso puedan ver en el futuro el valor del Pacto y se unan al proyecto de cooperación.

Los detractores

Diez países rechazaron el pacto en Marrakech: Hungría, Austria, Israel, República Checa, Eslovaquia, Polonia, Lituania, Australia, República Dominicana y Chile.

Los cinco países que votaron en contra este miércoles en la Asamblea General fueron: República Checa, Hungría, Polonia, Estados Unidos e Israel.

Por su parte Algeria, Australia, Austria, Bulgaria, Chile Italia, Latvia, Libia, Liechtenstein, Rumania, Suiza y Singapore, se abstuvieron.

Otra decena de países, entre ellos República Dominicana y Eslovaquia, no asistieron a la votación.

Uno de los mayores detractores es Hungría, cuyo ministro de Relaciones Exteriores y Comercio declaró ante la Asamblea General este miércoles que el respaldo al Pacto era un “grave error”.

“Nos parece un documento desigual, parcializado y extremadamente pro-migración. Nos preocupa que va a contribuir a que haya una nueva ola masiva de migrantes en todo el mundo, que significa un gran riesgo. El documento sugiere que la migración es un derecho humano fundamental, pero ese no es el caso definitivamente.  También sugiere que la gente se levante de la cama, escoja un país y viole todas las fronteras para llegar allá. Nos parece inaceptable”, aseguró Péter Szijjártó.

Por su parte Chile, que junto con República Dominicana fueron los únicos países latinoamericanos en rechazar el pacto, aseguró que su país cree profundamente en la importancia del multilateralismo y está comprometido con el dialogo y la cooperación especialmente en temas de migración. “Sin embargo, en este caso específico hemos decidido abstenernos de votar a favor del Pacto Mundial para la Migración dado que no resguarda completamente los intereses de nuestro país, y dificulta la protección de nuestras fronteras”, declaró el representante del país en la Asamblea.

La presidenta de la Asamblea General, Maria Fernanda Espinosa, les recordó a todos los Estados la importancia del apoyo mundial al Pacto.

“Los 23 objetivos del pacto contienen principios rectores que reafirman la soberanía de los Estados, la protección de los derechos humanos y el impacto positivo de la migración en el desarrollo sostenible, la perspectiva de género, el interés superior del niño y el enfoque multisectorial. Quién puede estar en contra, por ejemplo, de lineamientos que fortalecen la lucha contra el tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas. Tengo la convicción de que todos queremos erradicar ese flagelo que además afecta de manera más aguda a las mujeres y las niñas”, dijo.

Espinosa además aseguró que el endoso del Pacto por parte de la Asamblea General permitirá reducir las vulnerabilidades en la migración, atender las necesidades de las comunidades de origen, tránsito y destino y combatir la retórica negativa contra los migrantes, así como la discriminación.

Fuente: Noticias ONU

Síguenos