Noticias

Información fiable para contrarrestar la narrativa tóxica sobre la migración internacional

El Secretario General Adjunto de ONU DAES Thomas Gass lanzó hoy un llamamiento a dar mayor vigor a la información sobre las migraciones para poder entender mejor cuál es su aportación al desarrollo social y económico.

En una reunión organizada para establecer las bases para alcanzar un pacto global para que las migraciones se produzcan de manera segura, ordenada y regular, declaró que “solamente si damos máxima importancia a mejorar la información sobre las migraciones podrán los países desarrollar políticas que se basen en realidades (…) y alejarnos así de la narrativa tóxica que existe alrededor de las migraciones”.

Las extensas y variadas maneras en que los emigrantes y la diáspora contribuyen de maneras muy extensas y variadas al desarrollo sostenible se encuentran en el centro de las consultas temáticas que se están celebrando esta semana en la Asamblea General.

Según la Revisión de las previsiones de población mundial publicada por ONU DAES en 2017, hubo de media unos 3,2 millones de emigrantes hacia países de rentas mayores entre los años 2010 y 2015.

De hecho, tan solo en 2015 emigrantes procedentes de países en desarrollo enviaron a sus países de origen 432 mil millones de dólares, tres veces más que las cantidades invertidas por los países ricos en ayudas al desarrollo en el mismo periodo.

El envío de estas remesas ayuda a sus familias a poder enviar a los niños a la escuela, a que puedan pagar una atención médica, a que ahorren de cara el futuro y a que puedan ir adelante con ideas de negocios.

Y no solo eso. Los países desarrollados también se benefician de manera considerable de estos nómadas. En 2015 se estima que de los 244 millones de emigrantes internacionales, es decir, personas que residen en países distintos a su lugar de nacimiento, el 75% (177 millones) tenían edad para trabajar. Es más, los emigrantes con sus habilidades y conocimientos suplen los vacíos que hay en los mercados laborales de los países desarrollados que están envejeciendo.

Además de potenciar la economía, los emigrantes ayudan a dinamizar la sociedad de sus países de acogida y hacerlos más innovadores. En los Estados Unidos, por ejemplo, casi un cuarto de los empleados en los sectores de las ciencias, las tecnologías, la ingeniería y las matemáticas proceden de fuera de sus fronteras.

Sin embargo, los datos acerca de las aportaciones de los emigrantes a sus países de acogida son bastante insuficientes, lo que dificulta explicar con ejemplos su papel. Como resultado de la falta de concienciación, ganan terreno los discursos xenófobos y racistas.

“Debemos darle la vuelta a esto [al desconocimiento], de modo que las políticas se basen en hechos y no en percepciones. Aquellas políticas que dan respuesta a falsas percepciones refuerzan la validez de los estereotipos equivocados y resultará más complicado reconducirlas”, manifestó Louise Arbour, Representante especial de la ONU para asuntos de emigración internacional.

Una de las mejores maneras de combatir estas afirmaciones y acusaciones falsas consiste en evidenciar mejor de qué manera las aportaciones de los inmigrantes son positivas para las economías y las sociedades que les acogen.

“Para saca provecho a la oportunidad única que presenta este pacto global, el documento que resulte de estas reuniones debiera incluir un “Plan de acción global para la recopilación de información sobre las migraciones”, reiteró Thomas Gass en su intervención.

Esta consulta sobre las contribuciones de los emigrantes al desarrollo sostenible, la cuarta de una serie de seis consultas temáticas que celebra este año la Asamblea General, continuará hasta el martes. El miércoles 26 de julio el Presidente de la Asamblea General convocará la primera vista a la que asistirán múltiples partes interesadas para comentar el pacto sobre la migración con la sociedad civil, el sector privado y el sector académico.

Puedes seguir estos eventos en directo en webtv.un.org y unirte a la conversación utilizando el hashtag #ForMigration.

Síguenos