Noticias

Hacia un cambio en positivo para los migrantes

A fecha de hoy, son cerca de 244 millones las personas que han cruzado alguna frontera internacional en búsqueda de una vida mejor. Con el objetivo de garantizar la seguridad y dignidad de todos aquellos que se desplazan, se celebró en Nueva York la Quinceava Reunión de Coordinación sobre Migración Internacional que reunió a todos los actores clave para poner en marcha la implementación de la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, adoptada por los Estados Miembros en la Cumbre de Naciones Unidas para los Refugiados y los Migrantes el 19 de septiembre de 2016.

“Hace cinco meses, la Asamblea General se reunió para abordar los asuntos relacionados con los grandes desplazamientos de refugiados y migrantes”, señaló Wu Hongbo –Secretario General Adjunto del DAES de la ONU– en su discurso inaugural de la reunión celebrada durante los días 16 y 17 de febrero.

“Como resultado de aquella reunión se firmó la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes (…) la cual marca el rumbo para la elaboración de un pacto mundial sobre una migración segura, ordenada y regular que se adoptará en una conferencia intergubernamental sobre migración internacional que tendrá lugar en el 2018”, apuntó Wu Hongbo.

New_York_Declaration_card_copy-357x203El evento, que tuvo lugar durante el transcurso de dos días en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, abordó una amplia variedad de asuntos de vital importancia para poder abordar los retos que plantean en la actualidad los movimientos migratorios así como para minimizar las dificultades a las que se enfrentan millones de personas en sus desplazamientos. Los debates giraron en torno a los pasos a dar para implementar la Declaración de Nueva York, los preparativos del pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular, la esfera de los Derechos Humanos e inclusión social así como la implementación de los compromisos asumidos en la Agenda 2030 en materia de migración.

“Os encontráis reunidos en un momento decisivo en el que millones de personas se hallan afectadas por las cuestiones planteadas. No podemos fallarles, debemos trabajar más estrechamente que nunca”, apostilló António Guterres, Secretario General, en el mensaje difundido por Wu Hongbo.

“La migración es una cuestión que requiere, a nivel mundial, de una respuesta urgente y que no debe apreciarse solo como un problema sino más bien como una posible solución a muchos de los problemas a los que nos enfrentamos. En el clima actual que vivimos de una creciente xenofobia es vital contar con un claro entendimiento de los hechos”, apuntó António Guterres.

Asimismo, António Guterres resaltó que en primer lugar, su labor debía basarse en el respeto de los Derechos Humanos; en segundo lugar, debe abordarse las causas que originariamente provocan los desplazamientos y finalmente, que la implementación de la Agenda 2030 para un Desarrollo Sostenible debe establecerse como una absoluta prioridad.

“Debemos mostrar un rechazo firme de la discriminación (…). Es importante responder con la verdad a las tergiversaciones y es igualmente importante que la esperanza se anteponga al miedo. Este es el objetivo de nuestra campaña denominada “JUNTOS” que se merece todo el apoyo” apuntó António Guterres.

MigrationCoordinationMtg-304x203En su discurso, el Secretario General también subrayó la importancia de las aportaciones realizadas por los migrantes al desarrollo. “Los migrantes realizan con frecuencia trabajos de gran importancia y con las remesas que envían a sus familias realizan una importante contribución al desarrollo”, añadió.

De igual modo, Bela Hovy, Director de la Sección de Migración de la División de Población del DAES de la ONU, subrayó las repercusiones positivas de la migración en una entrevista en directo a través de Facebook en el trascurso del evento.

“En la actualidad, las remesas enviadas por los migrantes a sus países de origen supera los 400 mil millones de dólares anuales”, apuntó Bella Hovy, quien añadió que este dinero era posteriormente utilizado para escolarizar a los menores, mejorar las viviendas, conseguir un mejor acceso al agua, a la atención sanitaria, etc.”.

“Todo lo anterior se comprende dentro de los objetivos de desarrollo, por ello se observa que la migración y las remesas que origina suponen una contribución a los objetivos de desarrollo acordados por los Estados Miembros”.

Síguenos