Noticias

5 cosas que deberías saber sobre el estado de la economía

¿Es en este año cuando superaremos la crisis económica mundial que ha provocado la pandemia? ¿Peligran nuestros trabajos? ¿Quién ha perdido más con esta crisis y qué se puede hacer para recuperarse? Mientras ONU DAES se prepara para lanzar la actualización de mitad de año del Informe sobre la situación y perspectivas económicas mundiales de 2021, aquí te presentamos cinco cosas que debes saber acerca del estado de la economía global.

1. Las perspectivas de crecimiento a nivel mundial han mejorado, pero el ritmo de recuperación varía de un país a otro

Aunque se espera que los resultados económicos en Estados Unidos y China crezcan con solidez y aumenten el crecimiento mundial, no se prevé que muchas economías en desarrollo vuelvan pronto a los niveles anteriores a la pandemia. La pandemia está lejos de estar superada para la mayoría de los países en desarrollo donde la vacunación está avanzando lentamente y la presión fiscal se ha visto intensificada.

2. La situación de los más vulnerables se está tornando cada vez más precaria

Las medidas de confinamiento y distancia social han provocado una elevada pérdida de puestos de trabajo en sectores de servicios, que dan empleo de manera predominante a las mujeres. La pandemia también ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad que causa el trabajo informal, la principal fuente de trabajo en muchos países y que ofrece una menor seguridad laboral, protección social y acceso a la sanidad.

3. El comercio mundial está experimentando una recuperación sólida aunque desigual

El comercio de mercancías ya ha superado los niveles anteriores a la pandemia, que se ha mantenido a flote gracias a la fuerte demanda de equipos eléctricos y electrónicos, equipos de protección individual (EPI) y otros productos fabricados. El intercambio de servicios sigue restringido por las limitaciones a los viajes internacionales. Aun cuando las exportaciones de las economías asiáticas han remontado el vuelo, las de África, Asia oriental y los estados independientes de la Commonwealth se han estancado.

4. La crisis del COVID-19 ha asestado un mayor golpe a las mujeres y a las niñas

La crisis ha afectado de manera desproporcionada a las mujeres, que han visto cómo sus trabajos e ingresos se han mermado, contribuyendo así a empeorar la brecha de la pobreza de género. Muchas niñas y mujeres, que sobre sus hombros han llevado el peso del cuidado del hogar, han dejado la escuela y el trabajo. Su regreso a las clases y al trabajo puede llevarles más tiempo o puede que no suceda en absoluto en el caso de muchas, lo que agrandará aún más la brecha de género en materia de educación, ingresos y riqueza.

5. Los países tienen que hacer más para abordar el impacto desequilibrado que la crisis del COVID-19 ha generado

Existe una necesidad urgente para los países de formular políticas mejor dirigidas que cuiden la perspectiva de género y que conduzcan una recuperación de la crisis más resiliente e inclusiva. A pesar de haber estado en la primera línea de la pandemia, las mujeres no han estado lo suficientemente representadas en los procesos de toma de decisiones y la respuesta que han dado las políticas económicas. El grave impacto desproporcionado que la pandemia ha tenido sobre las mujeres y las niñas reclaman una política bien dirigida y medidas para apoyar a las mujeres y las niñas, no solo para acelerar la recuperación, sino también para garantizar que la recuperación es inclusiva y resiliente.

Créditos de la fotografía: UNDP/Guinea

Síguenos