Noticias

La cooperación Sur-Sur es clave para alcanzar la Agenda 2030 y el Acuerdo de París

António Guterres ha llegado a Buenos Aires, Argentina, para participar de la apertura de la Conferencia de la ONU sobre Cooperación Sur-Sur, a la que asisten varios presidentes latinoamericanos y más de 1500 invitados. El Secretario General afirmó que esta forma de colaboración es fundamental para luchar contra el cambio climático y lograr un desarrollo sostenible.

“La cooperación Sur-Sur puede ofrecer soluciones a todas las cuestiones que serán fundamentales para implementar el Acuerdo de París sobre el cambio climático y lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, aseguró el Secretario General durante la ceremonia de apertura de la segunda Conferencia de Alto Nivel de la ONU sobre este tipo de colaboración (PABA+40).

António Guterres declaró que la conferencia es una oportunidad de desarrollar y fortalecer los marcos de la cooperación Sur-Sur, de perfeccionar sistemas e instrumentos y de aumentar la transparencia y fomentar la rendición de cuentas. La cita se lleva a cabo 40 años después de la adopción del Plan de Acción de Buenos Aires para Promover e Implementar la Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo (PABA),

“El PABA transformó la dinámica de la cooperación internacional”, sostuvo Guterres. “Asimismo, puso de manifiesto el valor de una forma diferente de cooperación, basada en el intercambio de conocimientos y tecnologías apropiadas entre naciones que hacen frente a retos de desarrollo similares”, dijo, y agregó que la cooperación puede permitir a los países en desarrollo “aprender unos de otros y crecer más rápidamente”

Cinco cuestiones, una solución

Guterres subrayó que hay cinco temas principales que son cruciales para alcanzar la Agenda 2030 y cumplir los objetivos del Acuerdo de París.

El primero es la creciente desigualdad entre y dentro de los países, que está erosionando la confianza y profundizando el sentimiento de injusticia; el segundo, la carrera contra el cambio climático.

“El 2018 fue el cuarto año más cálido registrado y los desastres naturales están afectando a casi todas las regiones”, dijo, explicando a los Estados miembros que deben aumentar sus contribuciones para 2020, y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 45% durante la próxima década.

“La cooperación Sur-Sur será vital para garantizar el apoyo mutuo y el intercambio de mejores prácticas para aumentar la resistencia de los países en desarrollo y las comunidades que enfrentan los efectos devastadores del cambio climático. La Cooperación Sur-Sur también puede apoyar la transformación de las economías que dependen de los combustibles fósiles, con estrategias que refuercen tanto el desarrollo sostenible como la protección del medio ambiente “, dijo Guterres.

La tercera cuestión, según el titular de la ONU, es la necesidad de mejorar las  infraestructuras y la creciente demanda de energía debido al aumento de la población y la urbanización en el Sur Global. “Un 60% del área que se espera que se vuelva urbana para el 2030 aún no se ha construido. Si nos equivocamos, nos quedaremos atrapados en un futuro con altas emisiones con consecuencias potencialmente catastróficas; pero si lo hacemos bien, esto significará una oportunidad para la cooperación al desarrollo, el crecimiento industrial, el comercio y la inversión transfronterizos, la mitigación y adaptación al cambio climático y el desarrollo sostenible”, dijo.

El género es otro de los temas más importantes de la Agenda 2030 aseguró el Secretario General, recalcando que aunque ha habido un progreso significativo a lo largo de los años, también se está viendo un retroceso y, en algunos casos, la brecha de igualdad se está ampliando. “Esto nos afecta a todos, porque cuando las mujeres están mejor representadas en la política, vemos una mejor protección social y un mayor gasto en desarrollo. Cuando las mujeres tienen acceso a la tierra y al crédito, las cosechas aumentan. Cuando las niñas son educadas, contribuyen más a sus comunidades y rompen los ciclos de pobreza. Y no olvidemos que los países con el mayor número de mujeres en el parlamento, en las instituciones de seguridad nacional y como agricultores están en el Sur Global “, subrayó Guterres.

También, el desarrollo multilateral debe estar mejor posicionado para apoyar la cooperación Sur-Sur e implementar la Agenda 2030.

“La cooperación Sur-Sur ha evolucionado significativamente en las últimas décadas, pero las instituciones multilaterales, incluidas las Naciones Unidas, no se han mantenido a la par”, reconoció. Guterres agradeció a los Estados miembros que, en la declaración final de la Conferencia, hayan reconocido el papel de la ONU. El documento, que se adoptará el viernes, representa el compromiso de las naciones participantes con la Cooperación Sur-Sur.

El Secretario General advirtió, sin embargo, que la Sur-Sur nunca puede sustituir la asistencia oficial para el desarrollo o reemplazar las responsabilidades de los países del norte, y esta cooperación debe involucrar a los jóvenes, la sociedad civil, el sector privado y la academia para construir asociaciones innovadoras y ampliar el alcance de las iniciativas. “La cooperación Sur-Sur es un ejercicio global de todos los países del Sur para beneficiar a todos, incluidos los países menos desarrollados. Cada país, cada socio, tiene algo que compartir o enseñar, independientemente de sus circunstancias “, agregó Guterres, que considera que ahora es el momento de actuar.

“Juntos, podemos lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, superar el cambio climático y transformar las vidas de las personas en todo el mundo”, concluyó Guterres

Los líderes se reúnen en BAPA + 40

Antes de dirigirse a la sesión plenaria de la Conferencia BAPA + 40, el Secretario General se reunió con Mauricio Macri,presidente de Argentina, y juntos inauguraron la Exposición de Cooperación Sur-Sur, un pabellón al margen del evento en el que se presentarán experiencias exitosas de cooperación Sur-Sur de docenas de países, incluyendo China, Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile, y diferentes organizaciones.

Los presidentes de Uruguay, Tabaré Vásquez; de Paraguay; Mario Abdo Benítez; y de Chile, Sebastían Piñera, también estuvieron presentes en el recorrido por la exposición del Secretario General y Macri.

“Nos encontramos ante una gran oportunidad para fortalecer un sistema que nos permite intercambiar conocimientos. Una oportunidad para demostrar que la cooperación puede conducirnos a un futuro to mejor”, dijo Macri, quien también fue elegido para presidir la Conferencia.

El mandatario aseguró a los Estados miembros que vivimos en un mundo cada vez más interdependiente con desafíos complejos que requieren que se redoblen los esfuerzos para impulsar un diálogo sincero y productivo y proyectarse como socios para el desarrollo. “Estoy convencido que en la búsqueda de intereses compartidos encontraremos el camino para alcanzar el bienestar y la prosperidad de nuestra gente”, dijo.

La presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, también estuvo presente en la apertura, en la que destacó que Plan de Acción de Buenos Aires es un símbolo de la determinación de los países del Sur Global para avanzar en el desarrollo y hacer del mundo un lugar más equitativo.

“En Nueva York o Nueva Delhi, en París o Pretoria, en Quito o en Helsinki, todos comparten el mismo sueño: un empleo decente, salud y educación, un ambiente sano y seguro, un gobierno que escuche y responda, un sistema internacional eficiente y con resultados tangibles.Pero estos sueños, que parecen tan elementales están cada vez más distantes. “, dijo Espinosa, agregando que está comprobado que la cooperación Sur-Sur y la cooperación triangular han generado las soluciones que transforman positivamente las vidas de millones de personas y comunidades.

“Es claro que estamos contribuyendo a restaurar la confianza y la efectividad de la cooperación internacional y de la acción multilateral[…] La Cooperación Sur-Sur representa lo mejor de nuestros pueblos. Precisamente, los principios de solidaridad y de obrar por el bien común, convierten a la cooperación sur-sur en una fuerza poderosa”, dijo.

Durante su visita a Argentina, se espera que el Secretario General se reúna personalmente con jefes de estado latinoamericanos y líderes de otros países, incluido el Presidente de Chile, Sebastián Piñera. El titular de la ONU también visitará el Parque de la Memoria, un monumento a las víctimas del régimen militar de 1976-83, un período de violencia sin precedentes en Argentina en el que muchos ciudadanos perdieron la vida.

BAPA +40 concluirá el viernes con la adopción de una Declaración formal por parte de los Estados miembros reafirmando su compromiso con una Cooperación Sur-Sur mejor y más sólida.

Fuente: Noticias ONU

Síguenos