Noticias

ONU recuerda que miles de millones de vidas dependen de las inversiones en el desarrollo

En la actualidad, más de 2.400 millones de personas carecen de agua potable y saneamiento y 57 millones de niños no van a la escuela, además de que más de la mitad de la población mundial no tiene acceso a un sistema de seguridad social, recordaron los participantes en una reunión de alto nivel que tiene lugar hoy en la sede de la ONU en Nueva York.

El evento, coauspiciado por el Consejo Económico y Social (ECOSOC) y las instituciones de Bretton Woods, tiene el objetivo de promover la inversión en proyectos de desarrollo para mejorar las condiciones de vida de esa gente.

El Secretario General de la ONU acudió al foro, donde sostuvo que miles de millones de vidas dependen de los recursos que se asignen al desarrollo de los países y las comunidades más pobres.

Ban Ki-moon aseveró que éste es el momento de hacer inversiones en la gente y en el planeta para lograr que toda la población cuente con protección social y servicios públicos y, por otro lado, para mitigar el cambio climático.

Las inversiones en proyectos sostenibles y resilientes es vital para alcanzar los objetivos de la Agenda de Desarrollo 2030, subrayó Ban, quien pidió cumplir los compromisos asumidos el año pasado en la Cumbre de Adis Abbeba sobre Financiamiento al Desarrollo.

“Debemos mantener el ímpetu político y construir sobre la base de la colaboración sin precedentes de los últimos años. La respuesta global a la Agenda 2030 debe estar a la altura del desafío, lo que significa aprovechar el potencial de todos los actores para alcanzar la transformación a gran escala que precisamos”, dijo Ban.

Reconoció el reto de movilizar los billones de dólares anuales que hacen falta para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, especialmente en el escenario actual de incertidumbre económica; sin embargo, insistió en la importancia de dar prioridad al desarrollo, afirmando que la pobreza y la marginación son la causa de los conflictos y las grandes amenazas a la paz y la seguridad internacional.

Ban urgió a los países industrializados a ajustarse a la promesa de invertir en planes de desarrollo 100.000 millones de dólares anuales para 2020 e instó al sector privado a asignar fondos a las iniciativas de reducción de emisiones contaminantes y proyectos resilientes ante el cambio climático.

Finalmente, llamó a los participantes en el foro de hoy a impulsar una nueva era de cooperación internacional y a crear alianzas solidarias de responsabilidad compartida que beneficien y generen oportunidades para todos los habitantes del mundo.

Fuente: Centro de Noticias ONU

Síguenos