El Proyecto de UNCCT

Los líderes mundiales entienden que debemos movilizar una respuesta global más firme para combatir el terrorismo; esa es la misión del Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo

Ban Ki-moon, 7 de noviembre de 2014

El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo se estableció en 2011 en el marco de la Oficina del Equipo Especial de las Naciones Unidas sobre la Ejecución de la Lucha contra el Terrorismo (CTITF, en inglés) del Departamento de Asuntos Políticos para ayudar a satisfacer las necesidades de los Estados Miembros en materia de desarrollo de la capacidad al mismo tiempo que se incrementan los conocimientos especializados de las Naciones Unidas relativos a la lucha contra el terrorismo.

Objetivos del Centro

  1. El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo aspira a apoyar la aplicación de los pilares de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo de forma general e integrada mediante la elaboración de planes nacionales y regionales de aplicación de la Estrategia contra el Terrorismo.
  2. El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo lleva a cabo iniciativas para fomentar la cooperación internacional contra el terrorismo y promover la colaboración entre los centros y organizaciones nacionales, regionales e internacionales dedicados a combatir el terrorismo.
  3. A través de su colaboración con los grupos de trabajo del CTITF, el Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo tiene una función fundamental que desempeñar en el desarrollo de la capacidad de los Estados Miembros en materia de lucha contra el terrorismo.

Proyecto de seis puntos

En la novena reunión de la Junta Consultiva del Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, celebrada el 7 de noviembre de 2014, el Secretario General presentó su proyecto relativo a la función futura del Centro. Observó que los líderes mundiales entienden que debemos movilizar una respuesta global más firme para combatir el terrorismo; esa es la misión del Centro de las Naciones Unidas contra el terrorismo. Asimismo, expresó el objetivo de convertir el Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo en un centro de enseñanza selecta que preste sus servicios al mundo.

En su declaración, el Secretario General señaló que la nueva aportación de 100 millones de dólares de los Estados Unidos realizada por el Reino de la Arabia Saudita al Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo permitiría a este ir más allá de las actividades tradicionales y formular ideas creativas que puedan repercutir profunda, significativa y positivamente en la lucha contra el terrorismo a nivel mundial, regional y nacional.

En este contexto, el Secretario General entiende que el Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo debería contribuir significativamente a seis esferas prioritarias de la labor de las Naciones Unidas contra el terrorismo que están relacionadas entre sí:

1. El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo debería convertirse en un centro de enseñanza selecta con conocimientos especializados pertinentes en cuestiones que no abarcan otros órganos de las Naciones Unidas, tales como el discurso contra el terrorismo, la lucha contra la radicalización, el fomento del diálogo y la cooperación entre el sector del desarrollo y el sector de la seguridad y la lucha contra el terrorismo, y el uso de Internet con fines terroristas.

2. El Centro facilitará iniciativas de desarrollo de la capacidad para los Estados Miembros y las organizaciones regionales, a fin de respaldar la aplicación de los cuatro pilares de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo de manera equilibrada. Esto se hará prestando especial atención a los países y regiones donde la amenaza del terrorismo es especialmente grave, como por ejemplo el Afganistán, Kenya, Nigeria, el Sahel, el Cuerno de África, Asia Meridional y el Magreb.

3. Las iniciativas de desarrollo de la capacidad deberían adoptar un enfoque estratégico en lo que se refiere al uso de los recursos, y deben cambiar la situación a corto (Efecto Rápido), mediano y largo plazo. […]

4. El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo apoyará a los equipos de las Naciones Unidas en los países, las misiones políticas especiales y las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas con sus conocimientos especializados, con vistas a velar por que el terrorismo se incorpore a las tres prioridades principales del Secretario General: la prevención de los conflictos armados, la promoción del desarrollo social y económico en el contexto de la agenda para el desarrollo después de 2015, y la iniciativa Los Derechos Humanos Primero.

5. El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo establecerá un mecanismo para incentivar la lucha contra el terrorismo mediante la financiación conjunta de proyectos de desarrollo de la capacidad. La distribución de los fondos dependerá de que otros donantes y el país beneficiario realicen aportaciones paralelas al proyecto. Esta modalidad tendrá varias ventajas, tales como un mayor impacto, el hecho de que el beneficiario se involucre más, y una mayor participación de los Estados Miembros y otros donantes.

6. El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo seguirá garantizando una gestión eficaz de programas y proyectos, por ejemplo velando por que las aportaciones y las actividades financiadas con ellas se administren de conformidad con las normas y reglas de las Naciones Unidas aplicables.

Documentos conexos

Observaciones del Secretario General ante la Junta Consultiva del Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo en su novena reunión