Medición de los efectos

El Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo ha hecho especial hincapié en la necesidad de supervisar y evaluar de manera efectiva sus proyectos.

Marco basado en los resultados

A fin de incrementar la transparencia, la rendición de cuentas y la eficacia, el Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo ha desarrollado un marco basado en los resultados a nivel programático. En concreto, a la labor del Centro la impulsa un objetivo central: contribuir a la plena aplicación de los cuatro pilares de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo a través del Equipo Especial sobre la Ejecución de la Lucha contra el Terrorismo.

El Centro contra el Terrorismo contribuye a este objetivo mediante varios resultados que están relacionados entre sí y se refuerzan mutuamente, como por ejemplo velando por que los Estados Miembros y las Naciones Unidas estén mejor preparados para poner en práctica la Estrategia Global (resultado 1), y garantizando que los Estados Miembros y las organizaciones internacionales y regionales mejoren su cooperación y tengan más acceso a buenas prácticas en su lucha contra el terrorismo (resultado 2). Dichos resultados se alcanzan mediante varios proyectos y actividades.

En 2014, el Centro anexó una plantilla del documento del proyecto que emplea en todos sus proyectos. Los documentos de los proyectos, además de ofrecer unas directrices claras a quien los dirige, permiten que la gestión y la rendición de cuentas se basen en los resultados. Los documentos de los proyectos contienen resultados, productos y actividades claros y mensurables, así como marcos lógicos que establecen la línea de base y las metas. Esto ha facilitado que el Centro y su Junta Consultiva supervisen mejor la ejecución de proyectos.

Criterios de evaluación

En consonancia con las buenas prácticas internacionales en materia de asistencia para el desarrollo, cuando se evalúa al programa del Centro de las Naciones Unidas contra el Terrorismo y sus proyectos se tienen en cuenta los siguientes criterios: relevancia, eficacia, eficiencia, impacto y sostenibilidad.

  1. Relevancia: hasta qué punto la asistencia es adecuada para las prioridades y políticas del grupo destinatario, el beneficiario y el donante.
  2. Eficacia: la medida en que la labor de asistencia logra sus objetivos, que incluye una evaluación de los principales factores que influyen en la consecución o el incumplimiento de los objetivos.
  3. Eficiencia: medición de los productos cualitativos y cuantitativos en relación con las aportaciones, incluso en términos de rentabilidad y puntualidad.
  4. Impacto: los cambios positivos y negativos ocasionados por una intervención de desarrollo, directa o indirectamente y de manera intencionada o accidental. Cuando se evalúe el impacto se tendrá en cuenta, entre otras cosas, lo que ha sucedido como consecuencia del programa o el proyecto, las consecuencias positivas que la asistencia ha tenido para los beneficiarios, y el modo en que muchas personas se han visto afectadas.
  5. Sostenibilidad: cálculo de la sostenibilidad de los beneficios de una actividad una vez que la financiación de los donantes se ha terminado.