CHILE
 

DISCURSO

DE

SU EXCELENCIA  DON RICARDO LAGOS ESCOBAR

EL PRESIDENTE DE LA REPOBLICA DE CHILE

EN EL DEBATE GENERAL DEL QUINCUAGESIMO SEXTO PERIODO DE SESIONES DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS

Nueva York, 10 de noviembre de 2001

VERIFICAR CON PALABRAS DEL ORADOR


 
 

Senor Han Seung-soo, Presidente de la Asamblea General,

Quiero felicitarlo por su eleccion, que es un reconocimiento a la Republica de Corea y a su distinguida trayectoria personal, en el ambito p6blico y academico. Estoy seguro que bajo su direccion esta Asamblea alcanzara buenos resultados para los passes que forman las Naciones Unidas.

Senor Presidente:

Nueva York hoy nos recibe en forma tan hospitalaria como siempre. Por que, entonces, hace dos meses vimos un acto terrorista que ha conmovido a la humanidad?

Si me permiten, porque Nueva York es la ciudad del mundo que mejor representa los valores que el siglo XX defendio a costa de tantos sufrimientos: la acogida para los perseguidos por las intolerancias de todos los signos, el respeto por todas las nacionalidades, razas y religiones, el respeto por todas las ideas, la libertad para pensar y crear, la oportunidad de surgir para todos, la proteccion de los derechos de la persona a traves de la democracia.

No es casualidad que aqui en Nueva York, en la ribera del East River, se haya erigido la sede de Naciones Unidas. Se levanto aqui, porque hay valores de esta ciudad que son valores de esta organizacion mundial de las naciones.

El ataque terrorista sobre Nueva York fue, por eso, un ataque a la unidad de las naciones. Son nuestros valores, es nuestra seguridad, es nuestra fe en un mundo mejor, basado en el dialogo y la colaboracion, los que se han sido blancos del fanatismo terrorista.

Por eso hemos estado tan cerca de los EE.UU. estos dias: su dolor es nuestro dolor; su consternacion es nuestra consternacion; su respuesta al terrorismo es nuestra respuesta.

Estamos aqui para reiterar nuestras condolencias al pueblo y al Gobierno de los Estamos Unidos por los miles de muertos que dejaron esos actos criminales.

La vision de millares de personas Ilevando retratos de sus familiares desaparecidos, en medio de los restos humeantes, no puede sino producir en los chilenos un hondo recogimiento.

Estamos aqui para expresar nuestra admiracibn por la unidad y el coraje de esta ciudad y de todo el pueblo norteamericano. Vaya nuestro respeto por el gobierno de los EE.UU. y por el Presidente Bush, que ante un atentado de esta magnitud ha sido capaz de contener la pasion y actuar de acuerdo a la razon, concitando un respaldo diplomatico nunca visto en el mundo.

Estamos aqui tambien para manifestar nuestra adhesion a Naciones Unidas, constante desde que Chile firmara su Carta en la Conferencia de San Francisco en 1945.

La realizacion de esta Asamblea General es una derrota contundente para la causa terrorista, que pretende sustituir el valor del dialogo por el culto a la violencia, y una renovacion de nuestra fe en este foro mundial.

 Estamos aqui para entregar al Secretario General y a la Organizaci6n nuestro mas caluroso saludo por el Premio Nobel de la Paz que este afio ha reconocido el renovado protagonismo de Naciones Unidas frente a los desafios del nuevo siglo.

Senior Presidente:

Muchos han reparado que el siglo XX fue uno de los mas violentos y mortiferos de la historia de la Humanidad.

Sin embargo, fue tambien el que produjo algunos de los mayores progresos, incrementando la calidad de la vida y eliminando grandes males para siempre. Muchos de estos progresos se alcanzaron, por desgracia, como resultado de guerras terribles y prolongadas.

A la Primera Guerra Mundial le sucedi6 la Liga de las Naciones y una nueva conciencia acerca de la esencial igualdad de los pueblos.

La Segunda Guerra Mundial fue necesaria para acabar con el fascismo en sus manifestaciones mas monstruosas, pero ademas nacieron de ella las Naciones Unidas, el proceso de descolonizacion, la Carta de los Derechos Humanos, los acuerdos de Bretton Woods y una nueva conciencia acerca de la esencial igualdad de los hombres.

La Guerra Fria significo el enfrentamiento de dos estrategias politicas y economicas, pero una vez terminada, dejo una nueva conciencia acerca de la democracia y de las libertades individuales.

Afrontamos, al despertar el siglo XXI, un nuevo conflicto de alcance mundial, cuyo primer objetivo debe ser el de acabar para siempre con el fanatismo, y con la intolerancia convertida en terror.

Senor Presidente:

Es la opini6n de Chile, Senor Presidente, que esta vasta alianza debe alcanzar tambien otros objetivos.

Al igual que otras coaliciones victoriosas a to largo de la historia, debe comenzar a preguntarse desde ya que nuevos progresos procurara para la humanidad cuando haya triunfado.

Debemos avizorar desde ya el nuevo mundo que ha de emerger de este dramatico momento historico. Un mundo mejor organizado y mas solidario. Porque los terroristas habran logrado su objetivo si, como resultado de sus atentados, la globalizaci6n cambia su rumbo hacia menos libertad y menor comercio internacional.

En cambio, como to ha dicho bien el Secretario General, para lograr el exito de la globalizacion debemos aprender como gobernarla mejor y, sobre todo, como gobernarla mejor juntos.

Mas ally de los riesgos que encierra este proceso -y el terrorismo internacional es uno de ellos-es evidente que la globalizacion ha constituido un enorme vehiculo de progreso para miles de millones de personas y ha mejorado el entendimiento entre las naciones.

Pero las oportunidades que ofrece la globalizacion no han estado bien distribuidas. De los seis billones de personas que pueblan la tierra, la mitad lucha por sobrevivir con menos de dos dolares diarios, no ha visto nunca un computador personal ni ha hecho jamas una Ilamada telef6nica.

 Junto con multiplicar la riqueza, no se ha disminuido- el numero de pobres, y la distancia entre pobres y ricos se hace cada dfa mas dificil de superar.

El equilibrio de este mundo es precario, y los conceptos y las instituciones que hemos edificado para gobernarlo resultan claramente insuficientes.

Senor Presidente:

Los tragicos acontecimientos recientes nos ensenan que no hay nacion sobre la tierra que pueda sentirse invulnerable, y que la verdadera seguridad solo se puede alcanzar a traves de la cooperacion entre los pueblos y los Estados.

Lo que hoy hace vulnerables a nuestros ciudadanos -ademas del terrorismo- son fenomenos como la ignorancia, el hambre, el trafico de drogas, el cambo climatico, los movimientos descontrolados de poblacion, el flujo erratico de 1.5 trillones de dolares diarios en los mercados financieros.

Enfrentar los riesgos de la globalizacion exige de acuerdos multilaterales basados en el principio de que nadie es tan pequeno como para ser irrelevante, ni nadie tan poderoso como para prescindir del resto. Todos los Estados deben tener espacio para participar.

Senor Presidente:

Chile respalda a la coalicion de pafses que, en ejercicio del derecho a la legftima defensa, ha iniciado operaciones destinadas a erradicar el terrorismo.

Aquf estan en juego principios y valores universales que compartimos y debemos defender. Estas acciones no tienen, por consiguiente, la finalidad de agredir al pueblo afgano, al mundo arabe, ni menos a la religion islamica, por la cual profesamos profundo respeto y admiracion.

Para detener el terrorismo se necesita de una cooperacion internacional amplia, permanente, sin vacilaciones.

Por eso Chile ha dado su apoyo a las respuestas generadas en esta Organizaci6n. Estamos implementando activamente la resolucion 1373 del Consejo de Seguridad y ya somos parte de las doce Convenciones globales contra el terrorismo. Hoy entregaremos al Secretario General los instrumentos de ratificaci6n correspond ientes.

Como Coordinador del Grupo de Rio, Chile contribuyo al logro de una respuesta de consenso en la Organizaci6n de Estados Americanos y entre las partes del Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca. Otorgamos especial importancia a la cooperacion que el Comite Interamericano Contra el Terrorismo (CICTE), pueda entregar en la materia.

Chile es decidido partidario de un dialogo global, destinado a corregir y perfeccionar las legislaciones y ordenamientos internos de cada pals para extirpar de rafz la amenaza terrorista.

Reafirmamos en esta tribuna la necesidad de fortalecer las medidas de confianza mutua y de cooperacion en el ambito de la defensa. En esta linea, Argentina y Chile han hecho comparables sus datos sobre gasto militar, y avanzamos en el mismo camino con Peru.

 No podemos ocultar nuestra frustracion ante las dificultades de avanzar en la Iimitacion de la fabricacion y el comercio ilicito de aquellas armas pequenas y ligeras. Pensamos que en un asunto tan estrechamente vinculado al sufrimiento humano debemos privilegiar las restricciones por sobre la pura y simple libertad de comercio.

Nos sentimos tambien en la obligacion, Senor Presidente, de indicar que miramos con horror como se ha degradado la situacion en el Medio Oriente. Este conflicto es hoy una amenaza a la seguridad internacional.

Nuestra esperanza es que se logre un acuerdo de paz que reconozca el derecho inalienable del pueblo palestino a la libre determinacion, incluyendo el derecho a establecer un Estado independiente, as! como el derecho de Israel a vivir dentro de fronteras seguras e internacionalmente reconocidas y en paz con sus vecinos.

Senor Presidente:

Vemos con preocupacion como el terrorismo internacional tambien esta afectando a nuestras economias, base del progreso social de nuestros pueblos.

El temor se apodera de los mercados, obstaculizando el flujo financiero y los intercambios comerciales. Si esta situacion se mantiene, el terrorismo habra alcanzado una imprevisible victoria.

En estas circunstancias, las instituciones de Bretton Woods deben hacerse cargo de las preocupaciones de los organismos politicos internacionales, y prestar atencion a los costos adicionales que implican las respuestas al terrorismo.

Confiamos en el exito de la reunion ministerial de Doha, donde se abordaran los temas de la agenda comercial multilateral que nos perturban a todos: productos agricolas y servicios, propiedad intelectual, antidumping y solucion de diferencias comerciales.

Estimamos necesario, y posible, que la gran coalicion levantada para combatir el terrorismo asuma tambien la tarea de fomentar la cooperacion entre los gobiernos para evitar la creacion de territorios excluidos de la globalizacion, que son presa facil de fuerzas destructivas orientadas por el resentimiento. Esta es la mejor manera de garantizar una seguridad verdadera y duradera para todos los habitantes del planeta.

Senor Presidente:

Para crear un mundo mas seguro se requiere mas y mejor globalizacion, no mas autarquismo; y al mismo tiempo, to que se requiere es mas y mejor democracia, no mas autoritarismo, con su inevitable secuela de violacion a los derechos humanos.
En este sentido, Senor Presidente, debemos actuar en forma preventiva para cuidar nuestras democracias y el respeto a los derechos humanos.

La democracia se fortalece con cada eleccion libre, secreta e informada. Y tambien se fortalece al introducir mayores niveles de justicia e igualdad social. Es necesario devolver a la gente su confianza en la democracia. No queremos it a la modernidad por la injusticia.

 En el Grupo de Rio hemos advertido que nadie piensa en la region que un golpe de fuerza contra la democracia sera legitimado por nosotros.

Ni la falta de desarrollo, ni [as particularidades culturales pueden usarse como pretexto para justificar las limitaciones a los derechos reconocidos en la Declaraci6n Universal de los Derechos Humanos y los demas instrumentos internacionales.

En America Latina, la lucha contra la discriminacion y la intolerancia pasa por el combate frontal a la pobreza y por la reafirmaci6n del reconocimiento de los derechos de los pueblos indigenas.

Los derechos humanos requieren una institucionalidad que asegure su imperio. De ahi la importancia de la Corte Penal Internacional, que es un instrumento fundamental para la vigencia universal de los derechos humanos fundamentales, cualquiera sea el rango de los infractores.

Senor Presidente:

He venido de lejos, del sur del mundo con una vision optimista. Antes de partir me reuni con j6venes de diversos origenes y con dignatarios de los distintos credos religiosos; los mismos con quienes celebramos juntos cada aniversario de nuestra independencia nacional.

Y vi en ellos una capacidad reforzada de comprensi6n y entendimiento que, estoy seguro, es compartida entre paises occidentales y orientales, entre etnias y religiones; en definitiva, entre todos los que estamos aqui, para alcanzar el objetivo comiun de Paz y Progreso.

iAprendamos de to ocurrido en la formaci6n de una gran coalicioFn mundial para reaccionar politica y militarmente frente a la amenaza terrorista!

En esta coalici6n todos son importantes, sin importar creencias, razas, historias politicas o ideologias, y en ella no hay paises grandes y paises chicos.

Hagamos que las instituciones internacionales den cabida a los intereses de todos los paises, grandes, medianos y pequenos
Hagamos que este gran acuerdo traiga seguridad, no solo ante el terrorismo, sino tambien frente al hambre, la desprotecci6n y la discriminaci6n. Pongamos al dia to que creamos hace cincuenta anos.

Este sera el mejor homenaje a las victimas del terrorismo y nuestro mejor compromiso con los desprotegidos de la tierra.

Muchas gracias.

Naciones Unidas, 2001.