Comité Ejecutivo de Asuntos Económicos y Sociales

El establecimiento de los Comités Ejecutivos ha sido un componente importante de la reforma lanzada por el Secretario General a principios de 1997. Los comités abarcan las cuatro áreas sectoriales principales del trabajo de la Organización—paz y seguridad, asuntos económicos y sociales, operaciones de desarrollo y asuntos humanitarios, cada uno con su propio presidente designado. El Comité Ejecutivo de Asuntos Económicos y Sociales (CEAES) es uno de estos cuatro comités al que sirve como Presidente, el Secretario General Adjunto para los asuntos económicos y sociales.

El propósito del establecimiento de estos Comités Ejecutivos es de afinar la contribución que cada unidad hace a los objetivos globales de la Organización, a través de la reducción de la duplicación del esfuerzo y de la facilitación de una mayor complementariedad y coherencia. Los Comités Ejecutivos, por lo tanto, están diseñados como instrumentos del desarrollo de políticas, de la toma de decisiones y de la gestión. Los jefes de las entidades de las Naciones Unidas consultan entre ellos sobre los programas de trabajo, así como otros asuntos sustantivos y administrativos de interés colectivo, a fin de identificar y aprovechar maneras de reunir recursos y servicios para así aumentar el impacto del programa y reducir al mínimo los costos administrativos y facilitar más generalmente el planeamiento estratégico y la toma de decisiones en común.

Los miembros del CEAES son el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales (DAES), las Comisiones regionales, la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (CNUCED), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (PNUAH), la Oficina contra la Droga y el Crimen (ODC), el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Oficina del Alto Representante para los Países Menos Adelantados, los Países en Desarrollo sin Litoral y los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y la Oficina del Asesor Especial para África (OSAA); también incluye la Universidad de las Naciones Unidas (UNU) y los institutos de investigación y entrenamiento: INSTRAW, UNRISD, y UNITAR.

Declaración de Objetivos del CE-AES

  1. Los objetivos de la Carta de las Naciones Unidas de emplear un mecanismo internacional para promover el progreso económico y social de todos los pueblos y de promover un alto nivel de vida, el pleno empleo y condiciones de progreso económico y social permanecen completamente válidos, pero dentro de circunstancias que han cambiado profundamente.
  2. La globalización e interdependencia abren verdaderas oportunidades para el crecimiento y progreso a través de la asociación, pero también puede llevar a una mayor marginación, desigualdad y pobreza dentro de los países. Difundir los beneficios de la globalización, mientras se reduce y controla sus efectos adversos, es una meta reconocida de la comunidad internacional. Además, el papel de agentes no estatales con un alcance global es cada vez más importante en el desarrollo de muchos países.
  3. Por ser una organización universal e imparcial, las Naciones Unidas tienen un amplio mandato para formular políticas sociales, económicas y ambientales, a nivel global y regional, aplicar las metas acordadas internacionalmente, forjar consensos y compromisos, establecer normas y estándares y traducirlos en acción a nivel nacional, regional e interregional. Ninguna otra organización ofrece un marco de cooperación para el desarrollo en una variedad tan amplia de asuntos, que abarcan el comercio, la inversión, la tecnología, las finanzas, el control de la droga, las cuestiones sociales, la población, el género, los derechos humanos, el medio ambiente y los asentamientos humanos. Por esta razón las Naciones Unidas están bien ubicadas para responder de manera comprensiva y global a las cuestiones del desarrollo. También están bien ubicadas para enfocar el enlace entre el desarrollo y la paz.
  4. En todos estos compromisos, cada uno de nosotros debe desempeñar un papel más específico para resolver metas más específicas. Con este fin, debemos adherirnos a nuestras funciones básicas para evitar duplicaciones y para estar mejor ubicados para complementarnos al elaborar el trabajo de cada uno de nosotros, en la Sede y en el campo. Por lo tanto estamos comprometidos a buscar nuevas modalidades de cooperación entre nosotros, dentro del sistema de las Naciones Unidas, y con los principales agentes de la comunidad internacional, particularmente las organizaciones no gubernamentales, organizaciones regionales y todos los agentes pertinentes de la sociedad civil, especialmente el sector privado y la comunidad académica. También reconocemos la importancia de una utilización más completa de los procedimientos actuales para las consultas y la colaboración, especialmente en la etapa de planeamiento del programa con el fin de identificar prioridades sustantivas y asegurar una ejecución oportuna.
  5. En el quincuagésimo aniversario de las Naciones Unidas, los Estados miembros renovaron sus compromisos con la Carta. En las conferencias globales recientes, los Miembros fortalecieron su compromiso con la cooperación internacional para el desarrollo. Realizar todo el potencial de las Naciones Unidas en las esferas económica y social debe ser nuestra tarea colectiva en los próximos años. En éste espíritu, nos fijamos las metas siguientes:
    • asegurar una mayor coherencia de opiniones dentro de las Naciones Unidas;
    • facilitar una participación más eficaz de países en vías desarrollo en los procesos globales;
    • alcanzar un equilibrio mejor entre las dimensiones globales y regionales del desarrollo en términos del análisis, establecimiento de normas y la asistencia técnica;
    • asegurar un interfaz mejor entre el sector privado y las Naciones Unidas;
    • desarrollar enlaces cooperativos fructuosos entre los agentes no gubernamentales y las Naciones Unidas.
 
 

(* en inglés)