Los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad

Histórica Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad será aprobada el 13 de diciembre

6 de diciembre de 2006 – El 13 de diciembre se presentará a la Asamblea General para su aprobación un proyecto de convención que tiene por objeto proteger los derechos de unos 650 millones de personas con discapacidad.

De ser aprobada, la Convención será el primer tratado importante de derechos humanos del siglo XXI. Tras su aprobación por la Asamblea General, la Convención será abierta a los 192 Estados Miembros para su ratificación y aplicación. La Convención entrará en vigor cuando sea ratificada por 20 países.

Tras cuatro años de negociaciones por un comité de la Asamblea General, los países alcanzaron un acuerdo sobre la histórica convención el 25 de agosto. El Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Kofi Annan, saludó el acuerdo alcanzado en relación con la Convención como un logro decisivo para los 650 millones de personas con discapacidad en todo el mundo.

Los defensores de los derechos humanos esperan que, gracias a la Convención, se asegure que los países no puedan seguir relegando al margen de la sociedad a las personas con discapacidad. Los países que la ratifiquen estarán jurídicamente obligados a tratar a las personas con discapacidad como sujetos de derecho con derechos claramente definidos.

La Convención, que llena un vacío en el marco de las normas internacionales de derechos humanos, explica detalladamente en sus 50 artículos los derechos de las personas con discapacidad, que comprenden, entre otros, los derechos civiles y políticos, la accesibilidad, la participación y la inclusión, el derecho a la educación, la salud, el trabajo y el empleo, y la protección social. Cabe señalar, por su importancia, que la Convención reconoce que se necesita un cambio de actitud en la sociedad para que las personas con discapacidad logren la igualdad de condición. El texto de la Convención puede consultarse en http://www.un.org/esa/socdev/enable/.

Los defensores de la nueva Convención han mantenido que, aunque las personas con discapacidad tienen técnicamente los mismos derechos que todas las demás, en la práctica son objeto de discriminación en virtualmente todas las facetas de la vida, incluidos el empleo, la educación, la atención de la salud y el ejercicio de sus derechos jurídicos. Sin embargo, esas personas están haciendo innumerables aportes a la sociedad y podrían hacer mayores aportes si estuvieran plenamente incluidos en sus comunidades.

Los defensores de las personas con discapacidad de todo el mundo desempeñaron una función decisiva en la redacción de la convención, en representación de delegaciones gubernamentales, institutos nacionales de derechos humanos y organizaciones de personas con discapacidad.

Si bien la Convención no exige a los países que adopten medidas que no puedan costear, sí les exige que trabajen con miras a adoptar progresivamente medidas que permitan que las personas con discapacidad tengan un mejor acceso al transporte, la educación, el empleo y la recreación.

Los países que ratifiquen el tratado aceptan promulgar leyes y adoptar otras medidas para mejorar los derechos de las personas con discapacidad y también abolir la legislación, las costumbres y prácticas que discriminan contra las personas con discapacidad. En la actualidad, sólo unos 45 países tienen leyes en que se aborda la situación de las personas con discapacidad. La Convención será abierta a la firma y ratificación el 30 de marzo.

Conjuntamente con la Convención, la Asamblea General aprobará un Protocolo Facultativo sobre comunicaciones, de 18 artículos, que permite que las personas y los grupos presenten sus reclamaciones al Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad, una vez que se hayan agotado todos los procedimientos de recurso a escala nacional.

Este Comité de expertos independientes, que se creará después de la entrada en vigor de la Convención, recibirá informes periódicos de los Estados partes sobre el progreso alcanzado en el cumplimiento de sus obligaciones con arreglo al tratado.

Los interesados en obtener más información pueden ponerse en contacto con el Departamento de Información Pública, Sr. Edoardo Bellando, tel.: (212) 963-8275, dirección electrónica: bellando@un.org o Sr. Daniel Shepard, tel.: (212) 963 9495, dirección electrónica: shepard@un.org.