Los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad

2004/52. Los derechos humanos de las personas con discapacidades

La Comisión de Derechos Humanos,

Recordando que todas las personas con discapacidad tienen derecho a la protección contra la discriminación y a disfrutar plenamente de todos los derechos humanos en condiciones de igualdad, conforme a lo establecido, entre otras, en las disposiciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, la Convención sobre los Derechos del Niño, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y el Convenio sobre la readaptación profesional y el empleo de personas inválidas, de 1983 (Nº 159), de la Organización Internacional del Trabajo,

Recordando y reafirmando los compromisos en materia de derechos humanos y libertades fundamentales de las personas con discapacidad contraídos en las principales conferencias y cumbres de las Naciones Unidas celebradas desde 1990 y sus procesos de seguimiento, y destacando la importancia de incorporar las cuestiones relacionadas con la discapacidad al llevar a la práctica esos compromisos,

Reafirmando su resolución 2003/49, de 23 de abril de 2003, sobre los derechos humanos de las personas con discapacidad,

Recordando la resolución 48/96 de la Asamblea General, de 20 de diciembre de 1993, en la que se aprobaron las Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad, y la resolución 58/132, de 23 de diciembre de 2003 sobre la aplicación del Programa de Acción Mundial para los Impedidos,

Recordando también la resolución 56/168 de la Asamblea General, de 19 de diciembre de 2001, por la que la Asamblea estableció el Comité Especial encargado de preparar una convención internacional amplia e integral para promover y proteger los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad,

Recordando también la resolución 58/246 de la Asamblea General, de 23 de diciembre de 2003, en la que la Asamblea decidió que el Comité Especial comenzara las negociaciones sobre un proyecto de convención en su tercer período de sesiones,

Tomando nota de las resoluciones aprobadas por la Comisión de Desarrollo Social el 13 de febrero de 2004 sobre una convención internacional amplia e integral para promover y proteger los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad, y sobre la ulterior promoción de la igualdad de oportunidades por las personas con discapacidad, para ellas y con ellas y protección de sus derechos humanos,

Reafirmando el carácter universal, indivisible e interdependiente de todos los derechos humanos y libertades fundamentales y la necesidad de garantizar a las personas con discapacidad su pleno disfrute sin discriminación, y convencida de la contribución que una convención puede aportar a este respecto,

Acogiendo complacida las contribuciones hechas hasta la fecha por todas las partes interesadas al proceso de elaboración de una convención internacional,

Reconociendo la considerable contribución de la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales, especialmente las organizaciones de personas con discapacidad, así como las instituciones nacionales de derechos humanos, en la promoción del disfrute pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos por las personas con discapacidad, y acogiendo complacida a este respecto su participación activa en la labor del Comité Especial,

Recordando el estudio sobre los derechos humanos y la discapacidad presentado a la Comisión de Derechos Humanos en su 58º período de sesiones,

Preocupada por la discriminación con que se enfrentan las personas con discapacidad y porque puedan ser objeto de discriminación múltiple,

Subrayando la necesidad de incorporar una perspectiva de género en todos los esfuerzos encaminados a promover y proteger el disfrute pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos por las personas con discapacidad,

Expresando honda preocupación porque las situaciones de conflictos armados tienen consecuencias especialmente devastadoras para los derechos humanos de las personas con discapacidad,

Preocupada por la magnitud de las discapacidades causadas por la utilización indiscriminada de minas antipersonal y otras armas que pueden considerarse excesivamente nocivas o de efectos indiscriminados, y por las consecuencias persistentes de estas armas que evitan el disfrute pleno y efectivo de los derechos humanos, especialmente entre la población civil, y acogiendo con satisfacción el aumento de las actividades internacionales para abordar esta cuestión,

Reafirmando su determinación de velar por que los derechos humanos de las personas con discapacidad y su interés en participar plenamente en todos los aspectos de la sociedad sigan teniéndose en cuenta en todas sus actividades,

  1. Exhorta a los gobiernos a que adopten medidas activas a fin de:
    1. Asegurar que las personas con discapacidad disfruten plenamente y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales;
    2. Prevenir y prohibir todas las formas de discriminación contra las personas con discapacidad; y
    3. Garantizar la igualdad de oportunidades para su plena participación en todas las esferas de la vida;
  2. Acoge con satisfacción el informe del Comité Especial encargado de preparar una convención internacional amplia e integral para proteger y promover los derechos y la dignidad de las personas con discapacidad (A/58/118 y Corr.);
  3. Toma nota con reconocimiento del informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre los progresos realizados en la aplicación de las recomendaciones contenidas en el estudio sobre los derechos humanos de las personas con discapacidad (E/CN.4/2004/74) y pide al Secretario General que lo ponga a disposición del Comité Especial;
  4. Exhorta a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos a que siga teniendo en cuenta en sus actividades la aplicación de las recomendaciones que le conciernan del estudio sobre los derechos humanos y la discapacidad, y que siga fortaleciendo la colaboración con otros organismos y órganos de las Naciones Unidas;
  5. Exhorta también a la Oficina del Alto Comisionado a que informe a la Comisión de Derechos Humanos en su 61º período de sesiones sobre los avances realizados en la aplicación de las recomendaciones que figuran en el estudio sobre los derechos humanos y la discapacidad presentado a la Comisión en su 58º período de sesiones y sobre la continuación de los objetivos consignados en el programa de trabajo de la Oficina en relación con los derechos humanos de las personas con discapacidad;
  6. Acoge con satisfacción las contribuciones hechas y el apoyo prestado por la Oficina del Alto Comisionado a la labor del Comité Especial, y pide a la Oficina que continúe haciéndolo en estrecha colaboración con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas y con otros órganos y organismos competentes de las Naciones Unidas mediante, entre otras cosas, el suministro de información que facilite la formulación de un proyecto de convención;
  7. Acoge también con satisfacción la labor desarrollada por el Grupo de Trabajo establecido por el Comité Especial para preparar un proyecto de texto que sirva de base para la negociación de un proyecto de convención en el Comité Especial teniendo en cuenta todas las contribuciones presentadas;
  8. Alienta a los Estados Miembros y a los observadores a participar activamente en el Comité Especial para que pueda presentarse a la Asamblea General, con carácter prioritario, un proyecto de texto de convención;
  9. Reafirma su compromiso de seguir haciendo aportaciones al proceso de elaboración de una convención internacional, entre otras cosas, formulando recomendaciones sobre el disfrute pleno y efectivo de todos los derechos humanos de las personas con discapacidad;
  10. Insta a que se adopten nuevas disposiciones a fin de lograr la participación activa de organizaciones no gubernamentales en el Comité Especial, de conformidad con la resolución 56/510 de la Asamblea General, de 23 de julio de 2002, y de acuerdo con la decisión del Comité Especial sobre las modalidades de participación de esas organizaciones en sus trabajos;
  11. Insta a los Estados Miembros, a los observadores, a la sociedad civil y al sector privado a que sigan haciendo aportaciones al Fondo de Contribuciones Voluntarias creado por la Asamblea General en la resolución 57/229, a fin de apoyar la participación de las organizaciones no gubernamentales y expertos de los países en desarrollo, en particular de los países menos adelantados, en la labor del Comité Especial;
  12. Invita a todos los relatores especiales a que, al desempeñar sus mandatos, tengan en cuenta el disfrute pleno y en condiciones de igualdad de los derechos humanos de las personas con discapacidad;
  13. Subraya la importancia de las Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad para promover y proteger el disfrute pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos de las personas con discapacidad e invita al Relator Especial sobre Discapacidad de la Comisión de Desarrollo Social a intervenir en la Comisión de Derechos Humanos, en su 61º período de sesiones, para tratar de su experiencia en materia de discapacidad y otras cuestiones de derechos humanos conexas, basándose en la experiencia adquirida por él y su equipo en su labor de vigilancia de la aplicación de las Normas Uniformes, y espera que el Relator Especial siga aportando, en el marco de la Comisión de Derechos Humanos, su contribución en las cuestiones relacionadas con la discapacidad a fin de integrar en las actividades la perspectiva de la discapacidad;
  14. Invita a los órganos de supervisión de tratados de derechos humanos a que tengan en cuenta los problemas de las personas con discapacidad en sus listas de cuestiones y observaciones finales, estudien la posibilidad de elaborar recomendaciones y observaciones generales sobre el pleno disfrute de los derechos humanos por las personas con discapacidad e integren la perspectiva de la discapacidad en sus actividades de supervisión;
  15. Insta a los gobiernos a que tengan plenamente en cuenta la cuestión de los derechos humanos de las personas con discapacidad cuando presenten los informes previstos en los instrumentos pertinentes de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos y se congratula de los esfuerzos de los gobiernos que han empezado a hacerlo;
  16. Invita a las instituciones nacionales de derechos humanos y a las organizaciones no gubernamentales a que fortalezcan su labor en la esfera de los derechos humanos y la discapacidad, entre otras cosas, participando activamente en la labor de elaboración de un proyecto de convención del Comité Especial y aumentando el nivel de sus contribuciones a la labor de los órganos de supervisión de tratados;
  17. Exhorta a todas las organizaciones y organismos especializados de las Naciones Unidas y a todas las instituciones intergubernamentales de cooperación para el desarrollo a que integren una perspectiva de discapacidad y de derechos humanos en sus actividades, en particular abordando los problemas que existen en la creación de igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad a todos los niveles, y a tratar de esos aspectos en los informes sobre sus actividades;
  18. Pide al Secretario General que en sus informes a la Asamblea General sobre esta cuestión incluya información sobre los progresos de las actividades orientadas a lograr el pleno reconocimiento y el disfrute pleno y en condiciones de igualdad de los derechos humanos de las personas con discapacidad;
  19. Decide seguir examinando esta cuestión en su 61º período de sesiones en relación con el mismo tema del programa.

56ª sesión,
20 de abril de 2004.
[Aprobada sin votación. Véase cap. XV, E/2004/23 – E/CN.4/2004/127]