Período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas:
"Igualdad entre los géneros, desarrollo y paz en el siglo XXI"

Nueva York, 5 a 9 de junio de 2000

" Los compromisos contraídos por los gobiernos en Beijing reflejan la comprensión de que la igualdad de la mujer debe ser un componente central de cualquier intento de resolver los problemas sociales, económicos y políticos del mundo. En consecuencia, si en el pasado las mujeres lucharon para que la igualdad entre los géneros formara parte del temario de la comunidad internacional, la igualdad entre los géneros es hoy uno de los principales factores que conforman ese temario."

Kofi Annan
Secretario General de las Naciones Unidas

La Conferencia de Beijing

La Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer renovó el compromiso de la comunidad internacional con los objetivos de la igualdad entre los géneros, el desarrollo y la paz para todas las mujeres e hizo que el tema del adelanto de la mujer entrara en el siglo XXI.

Las 12 esferas de especial preocupación

La Plataforma de Acción, aprobada por unanimidad en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer conjuntamente con la Declaración de Beijing, constituye un programa para la potenciación del papel de la mujer.

En la Plataforma de Acción de Beijing se define un conjunto de objetivos estratégicos y se explican las medidas que deben adoptar a más tardar para el año 2000 los gobiernos, la comunidad internacional, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado para eliminar los obstáculos que entorpecen el adelanto de la mujer. Las 12 esferas de especial preocupación que se identificaron en el documento, consideradas representativas de los principales obstáculos para el adelanto de la mujer, son:

Medidas adoptadas desde la Conferencia de Beijing

Los gobiernos, el sistema de las Naciones Unidas y la sociedad civil han realizados considerables esfuerzos en relación con el seguimiento de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer. Los gobiernos han promulgado y revisado leyes que se ajustan a la Convención de las Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer y a otros intrumentos regionales e internacionales de derechos humanos, y a las demandas de la Plataforma de Acción de Beijing. El acceso de la mujer a la justicia a escala nacional e internacional ha mejorado, y hay cortes judiciales en diversos países que han adoptado decisiones en que se expresan los compromisos respecto de la igualdad entre los géneros.

Los gobiernos han adoptado medidas para garantizar que las realidades de la vida de la mujer se abordan de manera más explícita en los procesos de planificación y adopción de políticas orientados a encarar los grandes problemas sociales de nuestro tiempo, en particular, la erradicación de la pobreza. Se ha perfeccionado la labor de promoción de las organizaciones no gubernamentales en favor del fortalecimiento del papel de la mujer y su participación equitativa en los procesos de adopción de decisiones a todos los niveles.

Las entidades del sistema de las Naciones Unidas están situando estratégicamente dependencias encargadas de las cuestiones de género y centros de coordinación de esas cuestiones en posiciones importantes en relación con la elaboración de políticas y la adopción de decisiones para que puedan influir mejor sobre los procesos orientados a fomentar la igualdad entre los géneros.

Abordar las preocupaciones relativas a la igualdad entre los géneros en el seguimiento de las conferencias y cumbres mundiales

La atención a las preocupaciones relativas a la igualdad entre los géneros en los procesos intergubernamentales también se ha mantenido, especialmente mediante el seguimiento de las conferencias y cumbres mundiales. Por ejemplo, en diversos foros internacionales, como la Asamblea General de las Naciones Unidas y en el proceso preparatorio para el examen de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social a cinco años de su celebración, que se efectuará en junio de 2000, se viene haciendo hincapié en los vínculos existentes entre la persistencia de la pobreza y la desigualdad que afecta a la mujer. Se está prestando atención a la potenciación del papel de la mujer y a la igualdad entre los géneros como un medio y como un fin en la lucha contra ese antiguo enemigo que es la pobreza.

¿Por qué celebrar un período extraordinario de sesiones?

Como seguimiento de esa Conferencia, la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrará un período extraordinario de sesiones para examinar, cinco años después de su aprobación por la Conferencia en 1995, la Plataforma de Acción de Beijing. Este período extraordinario de sesiones, cuyo tema central será: "La mujer en el año 2000: igualdad entre los géneros, desarrollo y paz en el siglo XXI", se celebrará en Nueva York del 5 al 9 de junio de 2000. El período extraordinario de sesiones, también conocido como Beijing +5, se concentrará en los ejemplos relativos a las prácticas aconsejables, las medidas positivas, la experiencia adquirida, y los obstáculos y principales problemas que aún persisten. En él se examinará la adopción de nuevas medidas e iniciativas para lograr la igualdad entre los géneros en el nuevo milenio. Al final del período extraordinario de sesiones, los gobiernos darán a conocer una declaración política en que se reafirmarán los compromisos contraídos en relación con el Plataforma de Acción de Beijing.

La decisión de proceder a un examen de alto nivel de la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing fue tomada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en enero de 1998, cuando reafirmó que la aplicación de la Plataforma de Acción requeriría la adopción por todos de medidas inmediatas y concertadas para crear un mundo pacífico, justo y humano basado en los derechos humanos y las libertades fundamentales, incluido el principio de igualdad de todas las personas, sea cual fuere su edad y condición social.

¿Quién asistirá al período extraordinario de sesiones ?

Entre los participantes en el período extraordinario de sesiones habrá representantes de alto nivel de gobiernos y Estados observadores, y representantes del sistema de las Naciones Unidas, de organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales.

El papel de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer

Como la entidad intergubernamental de las Naciones Unidas encargada de promover la igualdad entre el hombre y la mujer, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer se ha constituido en órgano preparatorio del período extraordinario de sesiones. Cada año desde la aprobación de la Plataforma de Acción en 1995, la Comisión, que está encargada de supervisar el seguimiento de la Conferencia de Beijing, ha examinado varias esferas de especial preocupación que figuran en el Plataforma de Acción para evaluar el progreso alcanzado y formular recomendaciones en cuanto a las prioridades que se deben establecer para acelerar la aplicación de la Plataforma. En su calidad de órgano preparatorio, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer está celebrando deliberaciones de participación abierta que permitan la plena participación de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas, los órganos especializados y los observadores.

Actividades preparatorias

En el marco del proceso preparatorio del período extraordinario de sesiones, actualmente se están llevando a cabo o se han planificado numerosas actividades a escala nacional, regional e internacional, entre las que cabe destacar:

Un compromiso

En el discurso que pronunció en el quincuagésimo cuarto período de sesiones de la Asamblea General, en octubre de 1999, la Sra. Angela E.V.King, Asesora Especial del Secretario General en Cuestiones de Género y Adelanto de la Mujer, reiteró: "Mientras nos preparamos para el período extraordinario de sesiones en que se evaluará el progreso alcanzado en la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing y nos comprometeremos a adoptar nuevas medidas e iniciativas, debemos reconocer que se ha hecho mucho para lograr la igualdad entre los géneros. Sin embargo, quedan aún muchas esferas que reclaman nuestros pensamientos, imaginación, atención cuidadosa y energía."

 

Los interesados en obtener más información pueden ponerse en contacto con:

Sra. Elizabeth Ruzicka-Dempsey

Sección de Desarrollo y Derechos Humanos

Departamento de Información Pública

Naciones Unidas

Oficina S-1040 C

Nueva York, NY 10017

Tel.: (212) 963-1742

Fax: (212) 963-1186

Dirección electrónica: ruzicka-dempsey@un.org





Sra. Abigail Loregnard-Kasmally

Dirección para el Adelanto de la Mujer

Departamento de Asuntos Económicos y Sociales

Oficina DC2-1212

Naciones Unidas

Nueva York, NY 10017

Tel.: (212) 963-3137

Fax: (212) 963-3463

Dirección electrónica: loregnard-kasmally@un.org