La desertificación podría afectar la salud de 1.200 millones de personas, subraya Ban Ki-moon

Share

15 de junio, 2007 — La desertificación es uno de los principales obstáculos para la atención de las necesidades básicas del hombre en las tierras áridas y pone en riesgo la salud y el bienestar de 1.200 millones de personas en más de 100 países, señaló el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon.

En su mensaje con motivo del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, que se celebrará este domingo 17 de junio, Ban afirmó que las personas más pobres son también las que sufren más directamente los efectos de la desertificación.

Recordó que dos terceras partes de los pobres viven en tierras áridas y que la mitad de ellos habita en explotaciones donde la degradación ambiental amenaza la producción agrícola de la que depende su subsistencia.

El titular de la ONU subrayó que el cambio climático y la desertificación interactúan en diversos niveles como dos importantes manifestaciones del mismo problema. “Además, en conjunto amenazan seriamente nuestra capacidad para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015”, apuntó.

“En este Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, esforcémonos por enfrentar la desertificación y el cambio climático de manera sinérgica, como parte de un enfoque integrado dirigido a lograr el desarrollo sostenible para todos”, concluyó Ban.

Noticias relacionadas