FAO insta a reforzar medidas contra incendios forestales

Share

31 de mayo, 2007 — Los incendios forestales son más frecuentes como resultado del cambio climático y afectan cada vez áreas más extensas en diversas regiones del mundo, alertó hoy la FAO en un llamamiento para que los países inviertan más en prevención y preparación contra estos siniestros.

“Los países necesitan mejorar su colaboración, compartir sus conocimientos y centrarse cada vez más en las personas, que son la causa principal de los incendios, a través de campañas de concienciación y la educación”, aseguró Peter Holmgren, jefe del Servicio de Desarrollo de Recursos Forestales de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Tan sólo en el año 2000 se estima que fueron destruidas 350 millones de hectáreas de bosques y zonas forestales, con el 80% del total de la superficie quemada en el África subsahariana y Australasia.

En casi todas las regiones, la mayor parte de los incendios forestales fueron de origen humano, un porcentaje que alcanza el 95% de los siniestros en la región del Mediterráneo.

El fuego es una herramienta importante y muy utilizada en la agricultura y para mantener algunos ecosistemas. Los incendios forestales, que son con frecuencia resultado de negligencias o de acciones dolosas, destruyen millones de hectáreas de zonas arboladas, resultando en la pérdida de vidas humanas y de animales e ingentes daños económicos.

La FAO y sus socios han presentado una estrategia global para mejorar la cooperación internacional frente a los incendios. En ella figura una evaluación a nivel mundial sobre la gestión de incendios forestales que detalla la incidencia y el impacto en las diversas regiones.

También incluye un análisis de la cooperación internacional y las directrices de carácter voluntario sobre control de incendios, con principios y acciones estratégicas.

Noticias relacionadas