FAO pide reforma urgente de ayuda alimentaria

Share

24 de enero, 2007 — La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) propuso hoy una serie de cambios significativos en la forma de gestionar y distribuir la ayuda alimentaria internacional.

En la última edición de su informe anual sobre el tema, la FAO recomienda que la ayuda sea en dinero en efectivo o cupones para alimentos, más que en envíos de víveres, que pueden afectar a los productores y los mercados en los países receptores, y crear distorsiones en el comercio agrícola internacional.

La ayuda alimentaria internacional supone en la actualidad unos 10 millones de toneladas de alimentos al año para cerca de 200 millones de personas necesitadas, con un coste estimado total de 2.000 millones de dólares.

Además de admitir que la ayuda alimentaria es con frecuencia esencial, el informe abre la interrogante de si este esfuerzo no ocasiona a veces más perjuicio que beneficio.

El documento reconoce que no hay alternativa a la ayuda alimentaria frente a las crisis humanitarias, que en determinados casos implican situaciones de hambre crónica.

Sin embargo, explica que esta asistencia puede minar la capacidad de recuperación de los sistemas alimentarios locales, en especial cuando llega en el momento equivocado o está dirigida a la gente equivocada.

Otro problema es que puede desplazar las exportaciones comerciales de los países donantes, uno de los mayores contenciosos en las actualmente bloqueadas negociaciones comerciales multilaterales de la Ronda de Doha.

A diferencia de la ayuda en especie, “la transferencia de dinero en efectivo y los cupones para alimentos pueden estimular la producción local, fortalecer los sistemas alimentarios locales y a los beneficiarios en una forma que la ayuda alimentaria tradicional no es capaz de lograr”, asegura el informe.

Noticias relacionadas