El cuerpo de Sergio Vieira de Mello es trasladado a Brasil

Share

22 de agosto, 2003 — Los restos mortales del Sergio Vieira de Mello, el enviado especial del Secretario General a Iraq y Alto Comisionado para los Derechos Humanos, fueron trasladados hoy a su país natal, Brasil, en el avión presidencial brasileño.

El ataúd, cubierto por la bandera de las Naciones Unidas, fue despedido con una ceremonia en el aeropuerto de Bagdad, donde murió el pasado martes a raíz del atentado contra la sede de la ONU.

Según un miembro de los equipos de rescate, mientras De Mello yacía bajo los escombros del edificio casi destruido y en medio de terribles dolores, sus palabras finales fueron: “no dejen que suspendan la misión”.

“Lo honramos, y afirmamos que los ideales de la Declaración Universal de Derechos Humanos no va a abandonar nunca el suelo de Iraq, porque el Alto Comisionado para los Derechos Humanos ha muerto por ella”, dijo en el acto el Alto Comisionado Alterno, Bertrand Ramcharan.

“Que la paz del universo te cubra siempre. Querido Sergio, tu eres muy amado y el mundo te extiende hoy sus respetos”, agregó el funcionario tras observar unos minutos de silencio.

Ramcharan rindió tributo al Vieira de Mello y a las otras víctimas del atentado que costó la vida a por lo menos 21 personas y dejó decenas de heridos.

“Vamos a guardarlos siempre en la memoria. Nuestra gratitud es eterna. Les decimos que las Naciones Unidas van a vivir gracias a sus sacrificios”, agregó el Alto Comisionado alterno.

El avión que transportó al fallecido funcionario hizo una escala en Ginebra para recoger a su esposa y a sus dos hijos, y siguió viaje a Río de Janeiro, donde mañana el gobierno brasileño le hará un homenaje.



Noticias relacionadas