Argentina, República Dominicana y Venezuela encabezan crecimiento económico regional

José Luis
Machinea

Share

25 de julio, 2006 — Con tasas superiores a 7,5 por ciento, Argentina, la República Dominicana y Venezuela encabezan el crecimiento económico de América Latina y el Caribe, que registrará un aumento promedio de cinco por ciento en 2006, pronosticó hoy la CEPAL.

La mayor parte de los países tendrá una tasa de aumento de su producto bruto de entre 3,5 y 6,5 por ciento, mientras Haití aparece en el último lugar con 2,5, según las previsiones de un informe la Comisión Económica de la ONU para la región, con sede en Santiago de Chile.

Sin embargo, el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Luis Machinea, estimó que la crisis actual en el Oriente Medio podría cambiar algunos de estas estimaciones en el segundo semestre del año, al presionar en los mercados petroleros.

“Yo diría que por un lado, un aumento del precio del petróleo puede afectar a varios países de la región y por el otro, ese aumento, más nuevas incertidumbres a nivel global pueden influir en las tasas de interés, lo que a su vez seguramente produce una retracción del ritmo del crecimiento de la economía mundial”, dijo Machinea a la radio de Naciones Unidas.

Machinea destacó que los países centroamericanos y gran parte de los caribeños, con la excepción de Trinidad y Tobago, serían los más castigados por el aumento de los precios del crudo, una tendencia que ya se hizo notar en el último año de alzas en los hidrocarburos.

La CEPAL espera que las naciones del Caribe registren un crecimiento de 6,3 por ciento, América del Sur 5,4, y México y Centroamérica alrededor de 4,1. En 2007, el promedio regional bajaría a 4,5 por ciento, si se mantienen las condiciones actuales.

El informe destaca que ésta es la segunda vez en 25 años que la región crece por cuarto año consecutivo, pero notó que el ritmo de aumento del producto bruto es aún inferior al de otras regiones del mundo en desarrollo.

La CEPAL destacó también que los países de la región registran menos dependencia del financiamiento externo y han comenzado a reducir sus endeudamientos, lo que podría abrir paso a mayores tasas de ahorro y de inversión, de mantenerse la tendencia.

Noticias relacionadas