UNESCO auspicia reunión para analizar futuro de ecosistemas marinos

Share

18 de enero, 2006 — Unos 350 expertos de todo el mundo examinarán la amenaza cada vez mayor que se cierne sobre los ecosistemas marinos y costeros en una reunión auspiciada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El evento, la Tercera Conferencia Mundial sobre los Océanos, las Costas y las Islas tendrá lugar a partir del lunes próximo en la sede de la UNESCO, en París.

Los especialistas revisarán los progresos realizados para alcanzar los objetivos adoptados por la cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en 2002, donde se fijaron metas para mejorar la conservación y gestión del medio ambiente marino, que ocupa el 72% de la superficie del planeta.

Los expertos harán especial hincapié en la contención del empobrecimiento de la biodiversidad y el agotamiento de los bancos de peces.

Asimismo, participarán en una encuesta que les permitirá expresar su punto de vista sobre los progresos cuantitativos para lograr las metas de desarrollo sostenible y los Objetivos de Desarrollo del Milenio que guardan relación con los océanos y las costas.

La información y los datos acopiados en dicha encuesta se integrarán en las recomendaciones que se formulen al final de la conferencia.

Además de los temas relativos a la gestión y conservación del medio ambiente marino, la conferencia examinará dos cuestiones no resueltas hasta ahora: la buena gestión y administración de las pesquerías de alta mar y el cambio climático.

El primero de estos dos asuntos reviste una importancia especial en la medida en que 64% de las aguas del océano no están sometidas a la jurisdicción de ningún país y son objeto de una explotación intensiva de sus recursos pesqueros.

Los debates sobre la relación entre los océanos y el clima se centrarán en los problemas de la acidificación, la captura del dióxido de carbono atmosférico y las mutaciones en el Ártico. Se prevé que a finales del presente siglo el cambio climático será un actor determinante de la pérdida de biodiversidad, así como del incremento de la vulnerabilidad de las poblaciones costeras a causa de la erosión y las inundaciones.

Noticias relacionadas