PMA apela a generosidad de comunidad de donantes para 2006

Share

29 de diciembre, 2005 — Al completarse el año que más asistencia humanitaria ha demandado desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) apeló a la generosidad de la comunidad de donantes para poder afrontar los desafíos de 2006.

“El 2005 fue excepcional en materia de desastres y hubo millones de personas en todo el mundo que sufrieron por este motivo”, recordó James Morrison, director ejecutivo del organismo de la ONU.

Como ejemplo de las situaciones de emergencia de 2005, el funcionario mencionó los huracanes Katrina y Stan, las secuelas del tsunami del Océano Índico y el terremoto de Pakistán, además del conflicto armado en Darfur.

“Ninguno de nosotros sabe lo que traerá el 2006. Esperamos que sea un año más tranquilo, con lluvias puntuales y actividad sísmica limitada, pero debemos estar preparados para cualquier eventualidad. Y si esto significa que tendremos que conseguir más fondos de nuestros donantes, es exactamente lo que haremos”, recalcó.

Morris agradeció la respuesta de la comunidad internacional a las emergencias de este año; sin embargo, expresó preocupación por la atención contrastante entre el tsunami y otras crisis crónicas que sufren escasez de recursos.

En este sentido, se refirió a las operaciones del Programa para asistir a diez millones de personas en el sur de África, cuyos fondos están 100 millones de dólares por debajo de los 317 millones requeridos para abril de 2006.

El titular del PMA dijo que uno de los mayores retos de la agencia es reducir el lapso entre el momento en que ocurren los siniestros y el instante en que se empiezan a recibir las donaciones, por lo que su objetivo es diseñar una estrategia de anticipación que le permita crear reservas para las emergencias.

Noticias relacionadas