El-Baradei apela a conciencia colectiva de paz en ceremonia de Premio Nobel

Share

12 de diciembre, 2005 — El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohamed El-Baradei, aprovechó la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz para apelar a la conciencia colectiva y lograr un mundo pacífico, seguro y libre de armas nucleares.

“Debemos garantizar que ningún otro país adquiera estas armas mortíferas. Debemos procurar que los Estados que poseen armas nucleares tomen medidas concretas para desarmarse. Y debemos implementar un sistema de seguridad que no se base en la disuasión nuclear”, dijo en Oslo, al recibir el máximo galardón.

Para alcanzar estas metas, El-Baradei propuso un plan de tres pasos. El primero consiste en mantener el material radiológico y nuclear fuera del alcance de grupos extremistas por medio de la protección de las instalaciones nucleares en todo el mundo con personal capacitado.

El segundo plantea que las operaciones de producción de material nuclear que pueda usarse para fabricar armas sean vigiladas estrictamente dentro de un programa multinacional para que ningún país tenga el control exclusivo.

“Mi plan es comenzar con el establecimiento de un banco de reservas de combustible controlado por el OIEA con el propósito de que cada país obtenga de buena fe el energético que necesite para sus actividades nucleares pacíficas”, explicó.

El tercer paso propuesto por el Premio Nobel fue acelerar los esfuerzos de desarme. “Todavía hay ocho o nueve países que poseen armas nucleares. Todavía existen 27.000 ojivas nucleares. Creo que éstas están de más”, enfatizó.

En este sentido, pidió a los Estados con arsenal nuclear que reduzcan el papel estratégico dado a estas armas.

El galardonado aclaró, no obstante, que este plan no será suficiente mientras no se logre desterrar a las armas nucleares de la conciencia colectiva y del concepto de seguridad nacional.

El-Baradei compartió el Premio Nobel de la Paz 2005 con el OIEA.

Noticias relacionadas