PMA y ACNUR: Riesgos de violencia entre refugiados en África por recortes a raciones alimenticias

Share

19 de julio, 2005 — El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advirtieron hoy que los continuos recortes a las raciones alimenticias obligan a los refugiados burundianos y congoleses en Tanzania a tomar parte en actividades que los ponen en riesgo para combatir el hambre.

En este sentido, expresaron preocupación especial por la tendencia a la explotación sexual y a la violencia que impera fuera de los campamentos contra las mujeres refugiadas.

De septiembre de 2004 a la fecha, la escasez de fondos para asistir a los 400.000 refugiados que viven en doce campamentos tanzanos ha obligado al PMA a reducir las raciones de víveres.

Sin comida suficiente, un creciente número de personas tiene que salir de los campamentos a buscar trabajo, lo que las coloca en riesgo de ser arrestadas o encarceladas en vista de que las regulaciones de Tanzania restringen el movimiento de los refugiados a las “áreas designadas”, señalaron los organismos de la ONU.

A menos que se recauden cinco millones de dólares adicionales inmediatamente, los cortes a las raciones continuarán hasta diciembre de 2005. Actualmente, los refugiados reciben sólo 65% de las 2.100 calorías necesarias para sobrevivir saludablemente y, de no recibirse los fondos solicitados, el porcentaje bajará a 55% en octubre.

Noticias relacionadas