FAO destaca urgencia de políticas adecuadas para aprovechar mejor el agua

Share

21 de marzo, 2005 — “Se necesitan políticas adecuadas y buenas prácticas de gobierno para alentar y orientar a los agricultores hacia un mejor aprovechamiento del agua”, declaró hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Con ocasión del Día Mundial del Agua, las Naciones Unidas y los gobiernos inauguran mañana el Decenio Internacional para la Acción 2005-2015, cuyo lema es “El agua, fuente de vida”.

La agricultura es el sector que más agua consume. En promedio –informa la FAO- se necesita una tonelada de agua para producir un kilogramo de trigo. La mayor parte del agua que utiliza la agricultura es la lluvia conservada en el suelo.

El 20% de las tierras agrícolas disponen de riego, pero proporcionan el 40% de la producción agrícola mundial. Para la producción agrícola es estratégico garantizar la disponibilidad de agua.

Kenji Yoshinaga, director de Fomento de Tierras y Aguas de la FAO, explicó que para satisfacer la demanda cada vez mayor de alimentos entre 2000 y 2030, se prevé que la producción de cultivos alimentarios en los países en desarrollo aumentará un 67%. A la vez, el aumento constante de la productividad debería permitir contener el incremento de la utilización de agua en la agricultura en un 14%, declaró.

En el pasado, los grandes sistemas estatales de riego contribuían sustancialmente a incrementar la producción agrícola y a mejorar los medios de subsistencia de los agricultores, a la vez que se producían alimentos a menor costo en beneficio de la población urbana y de la rural por igual. Sin embargo, esos sistemas se han adaptado lentamente a la acelerada transformación del entorno económico y el costo de sus repercusiones en el medio ambiente se ha subestimado mucho.

Muchos de esos sistemas están mal dotados en materia institucional y técnica para responder al desafío que representa la escasez cada vez mayor de agua y la necesidad de diversificación agrícola, bajo la presión de los cambios del mercado y la veloz globalización, señala la FAO.

En este sentido, la Organización consideró que la modernización de la agricultura de riego, mediante mejora tecnológica y reforma institucional, será esencial para incrementar la productividad del agua.

Noticias relacionadas