UNICEF urge a gobiernos a poner fin a mutilación genital femenina

Share

07 de febrero, 2005 — El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) pidió nuevamente a los gobiernos de los países donde se practica la mutilación de los genitales femeninos a prohibir esta costumbre.

La mutilación femenina afecta actualmente a más de 130 millones de mujeres y niñas en Senegal, Gambia, Guinea, Níger, Mauritania, Burkina Faso, Chad, Benín, Togo, Nigeria, Ghana, Kenya, Tanzania, Egipto, Sudán, Etiopía, Eritrea, Djibuti, Yemen y Omán.

“La mutilación de genitales femeninos es una violación de los derechos básicos de mujeres y niñas. Es una práctica peligrosa e irreversible que tiene un impacto negativo en la salud general, en la crianza de niños y en las oportunidades de educación de niñas y mujeres”, dijo Carol Bellamy, directora ejecutiva de UNICEF.

Este tipo de mutilación se practica también en algunas regiones del sureste asiático y prevalece en ciertas comunidades de inmigrantes en Europa, Norteamérica y Australia.

Bellamy sostuvo que es imperativo terminar con esta costumbre para poder alcanzar dos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio: mejorar la salud materna y promover la igualdad de género.

Durante la Sesión Especial de la ONU sobre la Infancia, celebrada en 2002, los países miembros de las Naciones Unidas se fijaron la meta de acabar con la mutilación femenina para 2010.

La directora de UNICEF explicó que para dar fin a esta práctica, los países deben construir un ambiente de protección a los niños y crear enfoques culturales que cambien la actitud de las comunidades respecto a una tradición antigua que, en muchos casos, se ha convertido en una obligación religiosa.

Noticias relacionadas