Peticiones recientes de ayuda para África han recibido poca respuesta, advierte Egeland

Share

27 de enero, 2005 — Los llamamientos más recientes a reunir fondos con fines humanitarios se han hecho para atender problemas en África en un 80% de los casos, sin embargo, la respuesta ha sido poca o inexistente, dijo hoy Jan Egeland, coordinador de Asuntos Humanitarios, ante el Consejo de Seguridad.

“Recuerdo que hace unos meses en esta misma sala pedimos cinco helicópteros para salvar miles de vidas en Darfur. Finalmente, tuvimos que alquilar helicópteros comerciales puesto que los Estados miembros no estuvieron dispuestos a aportarlos”, señaló el funcionario en una reunión sobre los desafíos humanitarios en África.

Después del tsunami del Océano Índico, Egeland solicitó helicópteros nuevamente para asistir a los países asiáticos afectados y en unos pocos días obtuvo varias naves.

En este sentido, sostuvo que la comunidad internacional ha hecho su mayor esfuerzo y ha sido innovadora y rápida para reaccionar ante la emergencia.

Y aunque pocos combatientes murieron en el último mes en los enfrentamientos que se registran en la República Democrática del Congo, el impacto acumulado del conflicto ha sido de 3,8 millones de muertos de 1998 a la fecha, cifra que representa más de doce tsunamis, agregó el titular de la Oficina de Coordinación de Ayuda Humanitaria.

Por otra parte, prosiguió, en Darfur todas las partes están armadas pese al embargo de armas impuesto por el Consejo de Seguridad en julio pasado, y esto limita la capacidad de la ONU de asistir a la población.

En diciembre, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) pudo alimentar a 1,5 millones de personas, pero el número quedó medio millón por debajo del objetivo, añadió Egeland.

Asimismo, indicó que en Eritrea unos 2,2 millones de personas de una población de 3,8 millones necesitan ayuda alimentaria y que la tasa de desnutrición de 53% es una de las más altas del mundo.

Noticias relacionadas