FAO destaca necesidad de rehabilitar manglares dañados por tsunamis

Share

19 de enero, 2005 — La rehabilitación de los manglares seriamente dañados por el maremoto ayudaría a acelerar el proceso de recuperación de esta catástrofe, pero la plantación a gran escala debe llevarse a cabo con cautela, señaló hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

“Los manglares contribuyen directamente a los medios de subsistencia rurales porque proporcionan productos madereros y no madereros, además de que funcionan como zona de desove y alimentación para peces y mariscos. Los manglares también ayudan a proteger las zonas costeras de futuras marejadas”, explicó Mette Loyche Wilkie, experto de la FAO en manglares.

Pese a su importancia en el proceso de rehabilitación posterior al tsunami, la FAO no recomienda plantar manglares en gran escala en lugares donde reemplazarían a otros ecosistemas valiosos, como las zonas de nidificación de las tortugas y los lechos de algas marinas.

La FAO indicó que las actividades de rehabilitación y plantación deberían realizarse en un marco más amplio de gestión integrada de las zonas costeras.

“El problema real es la gestión general de las costas y no sólo la presencia o falta de árboles”, recalcó Patrick Durst, oficial forestal superior de la Oficina Regional de la FAO para Asia y el Pacífico.

La gestión de manglares y otros tipos de vegetación sólo es uno de los elementos de una operación de rehabilitación más amplia de las costas, que incluye garantizar el fomento adecuado de la pesca y la acuicultura, la agricultura, las carreteras e infraestructura, la industria, el turismo y las zonas residenciales.

Los manglares cubren en todo el mundo un área cercana a los 15 millones de hectáreas (unos 150.000 kilómetros cuadrados) de los cuales casi el 40% se encuentra en los países afectados por el tsunami.

Noticias relacionadas