Es necesario cambiar las dietas y reorientar los sistemas alimentarios de la Región Asia-Pacífico, advierte la FAO

Un campesino cultivando arroz en Sundorgonj, Gaibanda en Bangladesh. Foto: IFAD/GMB Akash

Share

10 de noviembre, 2017 — La región de Asia y el Pacífico alberga a la mayor parte de la población desnutrida del mundo y necesita tomar medidas urgentes para mejorar las dietas y reconfigurar sus sistemas alimentarios, destacó un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

De acuerdo al Panorama Regional de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición de 2017 presentado hoy en Bangkok, Tailandia, esa zona necesita potenciar el consumo de alimentos sanos y detener el aumento de los poco saludables.

El estudio indica que para hacer frente a la malnutrición se necesitan realizar nuevas inversiones en agricultura y aumentar las actuales para mejorar el saneamiento, el acceso a agua potable y las dietas de los niños durante sus primeros 1.000 días de vida.

Especialmente preocupante es la situación de los niños menores de cinco años ya que uno de cada cuatro padece retraso en el crecimiento, destacó la FAO.

Aunque la seguridad alimentaria mejoró para millones de personas en la región, el hambre y la malnutrición continúan creciendo. La FAO sitúa en 500.000.000 el número de personas desnutridas en Asia y el Pacífico.

Otros hallazgos del informe destacan que en los últimos 15 años creció la obesidad, especialmente en el sur de Asia y Oceanía

Noticias relacionadas