Haití se compromete a combatir la corrupción y pide apoyo a la ONU en la lucha contra el cólera

Jovenel Moïse, presidente de Haití, en la Asamblea Generla de la ONU. Foto: ONU/Cia Pak

Share

21 de septiembre, 2017 — El presidente de Haití, Jovenel Moïse, aseguró hoy que desde que asumió su cargo al frente del país, el 7 de febrero pasado, se ha esforzado por consolidar la democracia y el estado de derecho para crear las condiciones que permitan el desarrollo y la estabilidad en el país.

En su primera intervención ante el pleno de la Asamblea General, el mandatario dijo que la corrupción es un crimen contra el desarrollo que durante décadas ha debilitado el tejido social de Haití al desviar fondos que deberían haberse utilizado en beneficio del pueblo y afirmó que su gobierno ha emprendido una lucha decidida para revertir esa lacra devastadora.

“Es momento de que la ayuda pública al desarrollo y nuestros recursos internos sirvan a los intereses de la nación haitiana en su conjunto”, enfatizó.

Moïse señaló, además, que su gestión busca garantizar la eficacia del poder judicial y reforzar la seguridad pública, para lo cual deben mejorarse las capacidades de la policía nacional y volver a movilizar al ejército, dándole funciones apegadas a la Constitución.

Tras agradecer a la ONU por su compromiso con Haití, el mandatario se refirió a dos situaciones “muy lamentables resultadas de la presencia de la Organización en el país: la violencia y explotación sexual por parte de ciertos cascos azules u otros empleados, y la introducción de la epidemia de cólera”.

Agregó que las consecuencias de esta última implican, como la ONU ha reconocido, la obligación moral de adoptar medidas que aporten los recursos necesarios para la eliminación de la enfermedad, una de las prioridades de su gobierno.

En este contexto, solicitó a la ONU cumplir con sus compromisos según el nuevo enfoque propuesto por el Secretario General y aprobado por la Asamblea General para combatir el cólera en Haití.

Por otra parte, subrayó la vulnerabilidad de su país, al igual la de otras naciones insulares caribeñas, a las catástrofes naturales exacerbadas por el cambio climático y llamó a aumentar las estrategias de mitigación y respuesta a ese fenómeno.

Noticias relacionadas