Equipo de la ONU viaja a zona devastada por maremoto

Share

27 de diciembre, 2004 — Un equipo de expertos de las Naciones Unidas viajó a Sri Lanka para ayudar a coordinar la respuesta internacional al maremoto registrado en el Océano Índico que dejó más de 20.000 muertos, un número indeterminado de desaparecidos y millones de damnificados en nueve países de la región.

Luego de esta primera delegación, la ONU prepara el envío inmediato de más personal de emergencia a otros países siniestrados para reforzar a las autoridades encargadas de aliviar a las víctimas del desastre.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) informó de que entre las necesidades más urgentes de la población afectada destacan los servicios sanitarios portátiles, medicamentos, tiendas de campaña y helicópteros para evacuar a las personas que aún se encuentran en zonas inaccesibles.

La OCHA anunció, asimismo, que otorgará ayuda monetaria a los países tocados por el desastre.

“Ésta es la primera medida de la que será una gran respuesta de las Naciones Unidas a las pérdidas catastróficas resultadas de los terremotos y tsunamis en los países del Océano Índico”, dijo Jan Egeland, coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU.

Según el Servicio Meteorológico de Estados Unidos, los dos sismos de mayor magnitud marcaron 9,0 y 7,3 grados en la escala de Richter.

Noticias relacionadas