Siria: Consejo de Seguridad se mantiene dividido en sesión especial sobre el uso de armas químicas

Una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria. Foto archivo: ONU/Rick Bajornas

Share

05 de abril, 2017 — El Consejo de Seguridad de la ONU mantuvo sus divisiones hoy con respecto al conflicto en Siria durante una sesión especial solicitada por Francia y el Reino Unido tras el ataque con armas químicas ocurrido el martes en Khan Shaykhun, en la provincia siria de Idleb.

Los promotores de la reunión presentaron un proyecto de resolución que no llegó a votarse por no contar con el apoyo de nueve miembros del Consejo para ser sometida a ese proceso.

El Alto Representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Kim Won-soo, participó en la discusión, donde dijo que si bien no se conocen aún muchos detalles, éste podría ser el mayor ataque con armas químicas en Siria desde agosto de 2013.

Según los datos, los agentes químicos habrían causado la muerte de al menos 70 civiles y más de 200 resultaron heridos.

Kim Won-soo informó desde que se conoció la noticia se ha mantenido en contacto con el director general de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAC), cuyo personal está preparado para desplegar a un equipo investigador en el terreno.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, que preside al Consejo este mes, responsabilizó al gobierno sirio del ataque y acusó a Rusia de protegerlo.

Aseveró que ni Siria, ni Rusia, ni Irán tienen interés en conseguir la paz y señaló que esas agresiones continuarán mientras el Consejo de Seguridad siga dividido y no se tomen medidas para detenerlas.

“Cuando las Naciones Unidas fallan constantemente en su labor de actuar colectivamente, hay momentos en que los Estados estamos obligados a emprender nuestras propias acciones”, advirtió.

Por su parte, el representante de Rusia, Vladimir Safronkov, aseguró que el ataque fue cometido por los grupos armados contrarios al gobierno sirio y consideró al proyecto de resolución como una provocación.

“Todo está motivado por la idea de cambiar al gobierno. Esta obsesión por cambiar al gobierno es la que dificulta el trabajo del Consejo de Seguridad. Ustedes están tratando de que el Consejo de Seguridad legitime sus planes ilegítimos”, apuntó el diplomático ruso.

El representante permanente alterno de Siria ante la ONU, Mounzer Mounzer, negó que el ataque fuera llevado a cabo por las fuerzas del gobierno.

“Rechazamos categóricamente las acusaciones falsas de que el ejército sirio haya usado químicos tóxicos en Khan Shaykhun contra los civiles, quienes son usados como escudos humanos por los grupos armados terroristas”, puntualizó.

Al término de la sesión, los integrantes del Consejo de Seguridad continuaron sus discusiones en una reunión de consultas a puerta cerrada.

Noticias relacionadas