En 2016 murieron unos 7.500 migrantes y refugiados, según la OIM

Migrantes y refugiados rescatados en el Mediterráneo, cerca de las costas de Sicilia, Italia. Foto: OIM/Francesco Malavolta

Share

06 de enero, 2017 — La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) indicó hoy que el balance provisional de migrantes y refugiados fallecidos a nivel mundial durante el año 2016 fue de casi 7.500 personas.


La OIM informó que la cifra total de decesos en los últimos tres años es de 18.501 y que durante el año pasado la suma de muertes fue superior a la registrada los dos años anteriores, cuando las defunciones no llegaron a superar las 6.000.

El portavoz en Ginebra de la OIM, Joel Millman, indicó que la travesía del Mediterráneo fue la más letal de todas las rutas usadas por los migrantes.

“El Mediterráneo continuó siendo el corredor de migrantes más mortífero a nivel mundial por tercer año consecutivo. Se registraron más de 5.000 muertes y además hay que tener en cuenta que hay mil fallecidos más en la región del Sahara, que creemos están ligadas al mismo flujo de migrantes”, señaló.

Millman destacó que una de las principales tendencias observadas este año fue que los refugiados, sin importar la clase social de la que provengan, están en comunicación casi constante con alguna persona que sigue su progreso, normalmente a través de las redes sociales.

Esta situación se produjo, sobre todo, entre los refugiados en América Latina, donde se registraron unos 700 fallecimientos, una cantidad superior a los cerca de 500 de los años 2014 y 2015.

Noticias relacionadas