CITES pide mayores esfuerzos para combatir tráfico de especies protegidas

Share

05 de octubre, 2004 — Los expertos reunidos estos días en Bangkok dentro de la Convención Internacional de Especies Amenazadas y la Fauna y Floras Salvajes (CITES) para discutir los peligros que acechan a la vida salvaje en el planeta, pidieron un mayor esfuerzo a la comunidad internacional para frenar las agresiones que cada día sufren los entornos naturales.

Estas agresiones comprenden el tráfico ilegal de especies en peligro de extinción que sigue en niveles muy altos y que cada vez más implica a organizaciones criminales más amplias y sofisticadas capaces de conseguir todo tipo de documentación falsa y con una amplia infraestructura.

En muchos países la corrupción, el soborno, la falta de leyes estrictas y la descoordinación entre las fuerzas de seguridad propician el tráfico ilegal de animales.

La CITES insta a los gobiernos que reconozcan la seriedad del maltrato y la destrucción de la vida salvaje y que coloquen esta preocupación en primer plano de su política.

Asimismo, propone que se aumente el estatus, la autoridad, el entrenamiento y el equipamiento del personal encargado de la vigilancia y control de la naturaleza en cada país.

"Corremos el riesgo de perder la guerra contra el crimen que afecta a la vida salvaje, a menos que la ley castigue a los criminales que no buscan más que su lucro personal y que explotan a las comunidades más pobres del mundo, aprovechándose de su inestabilidad y falta de legislación adecuada", explicó el secretario general de la CITES, Willem Wijnstekers.

El tráfico ilegal de especies en peligro es la segunda mayor amenaza del mundo para la vida salvaje después de la destrucción de su hábitat. Muchos traficantes trabajan con animales de los que por kilo sacan mayores beneficios que de uno de cocaína o heroína. Por ejemplo, las fabricadas con lana del antílope tibetano pueden costar 15.000 dólares.

Wijjnstekers espera que el tráfico ilegal de seres vivos se discuta como cualquier otro crimen en los foros internacionales. 'Hay buenos ejemplos por todo el mundo pero no es suficiente, espero ver en Bangkok el firme compromiso de los gobiernos de perseguir estas actividades y a sus criminales", dijo.

En la conferencia también hubo momentos para escuchar algún éxito en la lucha contra esta lacra. Desde hace varios años, la CITES otorga un certificado para reconocer las acciones más importantes en la lucha contra el tráfico de animales.

De 2002 a la fecha, este certificado ha sido entregado a oficiales de aduanas y autoridades de la CITES de Hong Kong por la intervención de importantes cantidades de marfil y el arresto de sus traficantes; a agentes de la INTERPOL; y al Departamento de Recursos Marinos y Vida Salvaje del Departamento de Justicia de Estados Unidos por su trabajo contra el tráfico de caviar ilegal.

Noticias relacionadas