Más de 20.000 personas arriesgaron sus vidas en el Sudeste Asiático en busca de refugio

Desplazados de la comunidad Rohingya en Myanmar Foto: mildren/OCHA

Share

22 de agosto, 2014 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) calcula que al menos 20.000 personas han puesto en riesgo sus vidas durante la primera mitad de este año tratando de buscar refugio en países del sudeste asiático,

Entre ellos hay numerosos miembros de la comunidad Rohingya que han huido de Myanmar a causa de los ataques y el hostigamiento que sufrían. Numerosas personas de Bangladesh también han tratado de hallar refugio en Tailandia, Malasia, Indonesia y otros países de la región.

ACNUR estima que al menos 700 personas que viajaban en botes con destino a Australia también fueron interceptadas antes de llegar a ese país.

El portavoz de ACNUR en Ginebra, Adrian Edwards, explicó que los migrantes debíeron pagar unos 300 dólares a quienes se encargaban de organizar su travesía ilegal por la Bahía de Bengala y resaltó los numerosos riesgos que han afrontado, debido a que muchos países de arribada no tienen leyes sobre refugiados y solicitantes de asilo.

"También hay informaciones no confirmadas de muertes debido a enfermedades, al calor extremo, a la falta de agua y comida a palizas recibidas. Incluso algunos pasajeros se tiraron al agua a causa de lo desesperado de su situación”, señaló Edwards.

Los datos son fruto del trabajo realizado por una unidad creada por ACNUR para esa región, destinada a recopilar información sobre el movimiento ilegal de personase en el Sudeste Asiático.

ACNUR calcula que más de 7.000 personas que buscaban refugio y asilo se hallan detenidas actualmente en diversos países de la zona, incluidas unas 5.000 en Australia o en centros de procesamiento de extranjeros de ese país en otras islas.


Noticias relacionadas