La ONU rinde homenaje a once empleados de UNRWA muertos en Gaza

Bandera de la ONU a media asta Foto,ONU/Yih Peng

Share

06 de agosto, 2014 — Naciones Unidas subrayó la valentía y la dedicación de su personal humanitario en Gaza durante la crisis actual y rindió tributo a once empleados de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) que perdieron la vida durante el operativo militar israelí.

Desde este miércoles y hasta el sábado las banderas en todos sus edificios estarán a media asta en homenaje a los fallecidos y así lucirá también, el jueves, el emblema de la ONU en la sede central de la Organización mundial en Nueva York y otras oficinas.

Así lo anunció el Secretario General, Ban Ki-moon durante la sesión que la Asamblea General dedicó este miércoles a Gaza, y envió un mensaje al personal de la ONU que ayuda a la población palestina en circunstancias muy duras.

“Gracias por vuestra valentía, por vuestro sacrificio, por salvar vidas. Los acompaño en el duelo por los colegas fallecidos y les rindo mi tributo más alto”, manifestó Ban.

La UNRWA explicó que de los once empleados que han perecido cuatro eran maestros y el resto desempeñaba diversas actividades.

Además, otros trabajadores han perdido familiares y amigos en los bombardeos o sus viviendas. A pesar de todo ello, resaltó la Agencia, su personal sigue trabajando incontables horas durante este alto el fuego para reanudar sus actividades y seguir con la ayuda de emergencia.

El comisionado de la UNRWA, Pierre Krähenbühl, que participó desde Jerusalén en la sesión de la Asamblea General, aludió a la sensación que se tenía este miércoles durante esta pausa en la violencia.

“Es un momento agridulce. Por una parte, los combates y las matanzas han parado de momento y eso era algo muy necesario. Por otro lado, es el momento en que toda la dimensión del catastrófico coste humano de la guerra se hace visible por completo”, señaló el titular de la UNRWA.

Este miércoles había unos 187.000 desplazados albergados en 90 centros de la UNRWA, lo que refleja que continúa disminuyendo la cifra de refugiados desde que comenzó el alto el fuego en la mañana del martes.

No obstante la cifra de acogidos varía constantemente, pues algunas personas que abandonan los albergues retornan después tras constatar que no tienen donde alojarse o no disponen de comida.

Durante este conflicto han muerto 1.843 palestinos, de los que el 85% eran civiles, y hay 9.567 heridos. Por parte israelí, 64 soldados, dos civiles y un trabajador extranjero perdieron la vida.

Noticias relacionadas