La ONU llama a resolver el problema de defecar al aire libre

Foto archivo; Fardin Waezi/UNAMA

Share

28 de mayo, 2014 — Mil millones de personas en el mundo no tienen otra alternativa que defecar al aire libre. Eso causa numerosas enfermedades, incluidas el cólera, la hepatitis, la polio y la diarrea, y genera problemas del crecimiento, daños en la función cognitiva y desnutrición. Aún así, se prefiere no hablar de este asunto.

“Estoy aquí para hablar de algo que el mundo prefiere no mencionar”, señaló el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, durante el lanzamiento de una campaña de alcance global, que se prolongará hasta el 2015, para concienciar y ayudar a combatir este problema.

“Esta es una decisión que muchas personas se ven forzadas a tomar y conduce a la muerte de miles de niños, uno cada dos minutos y medio”, manifestó Eliasson.

Además, pone a las mujeres bajo la amenaza de ser acosadas, de sufrir violencia o ser victima de violación; fuerza a las niñas a abandonar su educación durante la pubertad porque no tienen baños en las escuelas y contribuye a gastos de 260 mil millones de dólares anuales por muertes, enfermedad y perdida de productividad, explicó.

El objetivo de esta iniciativa es contribuir a romper el silencio sobre los efectos perjudiciales que tiene el hecho de defecar al aire libre e impulsar mejoras en el acceso a inodoros y a letrinas para 2,5 mil millones de personas sin saneamiento básico.

Subrayó además que, si se acabara con la práctica de defecar al aire libre en una decena de países, se reduciría en un 80 por ciento la cantidad de personas afectadas y en un 36 por ciento las muertes por diarrea entre niños menores de cinco años.

El vicesecretario General de la ONU señaló en otro momento de su intervención que esta campaña es parte también de la aceleración para conseguir los Objetivos de Desarrollo del Milenio antes de que acabe 2015.

“Tenemos un año y siete meses por delante y las metas en cuanto a saneamiento son las más atrasadas. Tenemos que actuar ya”, recalcó.


Esta campaña cuenta con la ayuda de Raya, un personaje de la factoría creadora del célebre programa educativo Sesame Streeet con el se quiere atraer la atención de los más pequeños sobre este problema y sus consecuencias.

“Necesitamos más letrinas. Con más letrinas en las escuelas y contribuciones en todo el mundo podemos evitar que millones de niños y adultos enfermen”, señala Raya en un video presentado durante el evento organizado en la sede de la ONU y recuerda a todos la conveniencia de llevar calzado cuando van al baño y de lavarse las manos.


Noticias relacionadas